¿Cómo tratan a los okupas en el resto de Europa? Por Rafael Gómez de Marcos

A diferencia de España, en muchos países del bloque comunitario la okupación es considerada un delito y tratada por la vía penal
A diferencia de España, en muchos países del bloque comunitario la okupación y los okupas están considerados como un delito y tratados por la vía penal

 

“En la mayoría de los casos basta con una denuncia para que las fuerzas del orden desalojen a los ‘inquilinos’ okupas de forma inmediata”

 

 

A diferencia de España, en muchos países del bloque comunitario la okupación es considerada un delito y tratada por la vía penal. Además, en la mayoría de los casos basta con una denuncia para que las fuerzas del orden desalojen a los ‘inquilinos’ de forma inmediata.

En Dinamarca y Suecia, por ejemplo, el damnificado debe acudir a la policía y demostrar ser el legítimo dueño del inmueble, procediéndose al desalojo inmediato en el mismo día en que se ha interpuesto la denuncia. En el caso de Holanda se exige, además, una autorización digital, y las penas pueden llegar hasta los 20.500 euros de multa y los dos años de prisión en caso de ocupación violenta.

Por su parte, en Alemania las casas son desalojadas pasadas como máximo 24 horas desde la interposición de la denuncia con penas máximas de prisión de hasta dos años; y en Italia una vez interpuesta la denuncia, un tribunal se encargará del asunto por la vía rápida y, además, serán los okupas los que deban pagar los daños ocasionados en la vivienda. En este país, las penas máximas de prisión son de dos años o multas de entre 103 y 1.032 euros.

Reino Unido sigue un similar modo de proceder, ya que la policía puede entrar en un edificio okupado sin intermediación judicial si tiene sospechas del movimiento ilegal que ocurre entre sus paredes. Una curiosidad es que los okupas pueden convertirse en propietarios legítimos de la vivienda si llevan viviendo en ella 10 años de forma ininterrumpida.

En Francia, si la usurpación se realiza en menos de 48 horas y el propietario es consciente de ello durante ese tiempo, la policía podrá expulsar a los ocupantes sin necesidad de orden judicial. No obstante, si se superan esas 48 horas, deberá presentar una denuncia y esperar a una sentencia judicial, lo que agravaría levemente proceso. Además, el país galo castiga con un año de prisión o una multa de 15.000 euros a ocupantes ilegales.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rafael Gómez de Marcos

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido.

Deja un comentario