Del Consejero de Pedro Sánchez y el de Ridley Scott: Los buenos diálogos y la basura de los malos. Por Manuel Artero

El Consejero Cameron Diaz y Penélope Cruz
El Consejero: Cameron Diaz y Penélope Cruz

“En El Consejero, la película dirigida por Ridley Scott en el 2013, con guión del escritor Cormac McCarthy, tan solo hay dos personajes buenos e íntegros”

En El Consejero”, la película dirigida por Ridley Scott en el 2013, con guión del escritor Cormac McCarthy, tan solo hay dos personajes buenos e íntegros: el estelar protagonizado por Penélope Cruz interpretando el papel de inocente joven católica enamorada, y el de reparto de un encargado de bar en una población fronteriza de México con un par de excelentes frases, en el diálogo  casi al final de la narración, que mantiene con el protagonista principal, el Consejero, un abogado de prestigio que ha traspasado la frontera de su mundo  estable para coquetear con el hampa y ya está sufriendo sus trágicas consecuencias:

 

CONSEJERO: Me he quedado dormido, disculpe.

 

ENCARGADO: No hace ningún daño.

 

CONSEJERO: Ningún daño. Qué bello pensamiento. Mágico pensamiento.

 

ENCARGADO: ¿Perdón?

 

CONSEJERO: Buenas noches.

 

ENCARGADO: Es muy peligrosos… Las calles.

 

CONSEJERO: Lo sé.

 

ENCARGADO: (Se encoge de hombros): Como una broma. Para demostrar que no les importa la muerte. Para que se vea que la muerte no significa nada.

CONSEJERO: ¿ Y Usted? ¿ Qué piensa? ¿ Usted cree eso?

ENCARGADO: Claro que no. Toda mi familia está muerta. El único que no significa nada soy yo.

 

Todos los demás, y son muchos los protagonistas a los que interpretan grandes actores como Cameron Diaz, Javier Bardem, Michael Fassbender, Brad Pitt o Rubén Blades, son mafiosos, asesinos, corruptos, narcotraficantes o simplemente malvados.

En la frontera de Texas con México, un prestigioso abogado, el consejero, decide involucrarse en una operación de tráfico de cocaína que le puede reportar millones de dólares. Pretende hacerlo una sola vez y regresar a su vida tranquila con su novia, con la que acaba de prometerse, pero acaba envuelto  en el infierno de las luchas por el poder, la ambición, y una violencia que amenazará con destruir su vida. Una  siniestra historia sobre correr riesgos y aceptar sus consecuencias, y el engañoso equilibrio que existe entre los dos polos.

 

 

el consejero
Fotograma de El Consejero

“El soberbio guión de Cormac McCarthy , que está considerado como uno de los mas importantes escritores estadounidenses de la actualidad, profundiza sobre los mundos paralelos”

El soberbio guión de Cormac McCarthy , que está considerado como uno de los mas importantes escritores estadounidenses de la actualidad, profundiza sobre los mundos paralelos y las consecuencias que crean nuestros actos, las acciones que cometemos y hasta las dejaciones que realizamos.  Otro diálogo, tan profundo como shakesperiano, del guión esclarece la propuesta filosófica del drama que merece  la pena desarrollar hasta todos los límites, incluido el de la pestilente política que sufrimos en España en los grandes temas que nos preocupan a los ciudadanos como por ejemplo el de la secesión planteada en Cataluña y la respuesta del Gobierno del PSOE mamoneado por el Pedro Sánchez.

Protagonizan este otro  diálogo, para enmarcar, el consejero que ya comienza a asumir las consecuencias de sus actos , y por los que ha sido asesinada su prometida y el Jefe:  Un abogado mejicano que sabe bien de la maldad y que interpreta para la gloria de la escena Ruben Blades:

 

CONSEJERO : Me parece que no entiende mi situación.
 
 
JEFE: La entiendo, abogado. Los actos generan consecuencias que generan nuevos mundos que son distintos. Cuando un cuerpo se entierra en el desierto se crea un mundo. Cuando un cuerpo se deja que lo descubran se crea otro; y esos mundos, hasta entonces desconocidos para nosotros, siempre debieron existir ¿no?
 
 
 
CONSEJERO : No lo sé.  ¿Va a ayudarme?
 
 
 
 JEFE: Le exhortaría a ver la realidad de la situación en la que se encuentra, abogado. Ese es mi consejo. No soy yo quien debe decir lo que tendría que haber hecho y lo que no. El mundo en el que usted pretende enmendar los errores que cometió es distinto del mundo en el que se cometieron los errores. Ahora está en la encrucijada y usted desea escoger, pero no hay nada que escoger. Sólo puede aceptar. La elección se realizó hace ya mucho tiempo. ¿Sigue ahí abogado?
 
 
 
CONSEJERO : Si.
 
 
 
JEFE: No pretendo ofenderle,  pero los hombres reflexivos a menudo se hallan en un lugar distante de la realidad de la vida. En cualquier caso todos deberíamos preparar un rincón donde albergar las tragedias que antes o después llegarán a nuestra vida; pero esa es una inversión que poca gente se molesta en hacer. ¿Conoce los versos de Machado?
 
 
 
CONSEJERO : Conozco el nombre.
 
 
 
JEFE: Caminante no hay camino, se hace camino al andar. Un poeta enorme. Machado era maestro de escuela y se casó con una chica joven y guapa. La quería muchísimo y ella murió. Entonces se convirtió en un gran poeta.
 
 
 
CONSEJERO : No me convertiré en un gran poeta.
 
 
 
JEFE: No, tal vez no, y aunque así fuera eso no le ayudaría. Machado habría cambiado todas las palabras, todos los poemas, todos los versos que escribió para poder pasar una hora más con su amada. Y eso se debe a que, en el sufrimiento, no se aplican las reglas de intercambio habituales; porque el dolor trasciende el valor. Un hombre entregaría naciones enteras por borrar el dolor de su corazón, y sin embargo, nadie puede comprar nada con el dolor porque el dolor no vale nada.
 
 
 
CONSEJERO : ¿Por qué me dice todo esto?
 
 
 
JEFE: Porque usted continua negando la realidad del mundo en el que se encuentra. Ama tanto a su mujer, con tanta convicción que ¿estaría dispuesto a intercambiarse con ella en la rueda? Y no me refiero a morir, porque morir es fácil.
 
 
 
CONSEJERO : ¡Sí!…sí, maldita sea.
 
 
 
JEFE: Pues me alegra saberlo abogado.
 
 
 
CONSEJERO : Qué insinúa, ¿insinúa que hay una posibilidad?
 
 
 
JEFE: No, es imposible.
 
 
CONSEJERO : Ha dicho que yo me encontraba en la encrucijada.
 
 
 
JEFE: Sí, a punto de comprender que la vida bajo ningún concepto va a volver atrás. Usted es el mundo que ha creado y cuando deje de existir, ese mundo que usted ha creado también dejará de existir; pero para aquellos que han comprendido que están viviendo los últimos días de su mundo, la muerte adquiere un sentido distinto. La extinción de toda realidad es un concepto que ninguna resignación puede abarcar. Entonces, todos los grandes designios y los grandes planes quedarán por fin expuestos y se revelarán como lo que son. Ahora abogado tengo que dejarlo porque tengo que hacer otras llamadas y si tengo tiempo creo que echaré un sueñecito.”
Javier Bardem en el consejero
Javier Bardem en el consejero

“En la trama elaborada por el escritor resulta imprescindible la amoral estrategia de maldad urdida por Malkina y Reiner, el matrimonio interpretado por Javier Bardem y Cameron Díaz”

En la trama elaborada por el escritor resulta imprescindible la amoral estrategia de maldad urdida por Malkina y Reiner, el matrimonio interpretado por Javier Bardem y Cameron Díaz. Ella es el paradigma de mujer fatal, de la absoluta perfidia del amor y en su diálogo de despedida porque él intuye que va a ser asesinado, cada una de sus medidas palabras nos debe permitir a los españoles fantasear  sobre la presumida conspiración política que Pedro Sánchez, su consejero el Iván Redondo,  el comunista iglesias y el desleal Oriol Junqueras, además de unos pocos elegidos más, entre empresarios  y líderes mediáticos que han elaborado el “thriller” independentista catalán que sufrimos en España. Lean. No tiene desperdicio:

 

MALKINA: ¿Y cómo crees que va a terminar esto, mi capitán?

REINER: ¿esto?

MALKINA: Sí.

REINER: Mira, no puedo tomarme en serio tu  pregunta. Terminará donde haya de terminar.

MALKINA: Una de dos: O piensas que todo irá como una seda o no quieres pensar en ello en absoluto.

REINER: Porque la tercera opción no es algo que tu estés dispuesta a admitir.

MALKINA: Así es. El tercero excluido. El tertium non datur.

REINER: Yo qué sé muñeca. Eres tú la que lees esas cosas, yo no.

Pausa

Me disgusta que me impongan decisiones. Pero sí las vas aplazando a la espera del máximo de información, puede ser que ocurra eso. Uno piensa que queda espacio suficiente para tomar la decisión y de repente ya no lo hay.

MALKINA: ¿Espacio?

REINER: Sí.

MALKINA: La codicia siempre te lleva al límite ¿verdad?

REINER: No. No te lleva. Es que la codicia es eso.

MALKINA: Tu sabes que cuando el hacha atraviese la puerta yo ya me habré ido ¿verdad?

REINER: Me parece justo.

 

 

 

cameron diaz y javier bardem in THE COUNSELOR
Cameron Díaz y Javier Bardem en El Consejero
Share on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

0 comentarios sobre “Del Consejero de Pedro Sánchez y el de Ridley Scott: Los buenos diálogos y la basura de los malos. Por Manuel Artero

Deja un comentario