Héroes españoles a pie y a caballo: Del Torero y el Respetable. Por Inés del Bocca

Retrato del torero Antonio Carmona (el Gordito), Archivo del Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Madrid
Retrato del torero Antonio Carmona (el Gordito), Archivo del Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Madrid

“Y cuando el infinitesimal se convierte en el todo. En el unísono vida-muerte. Entonces. El Torero”

Cierro los ojos. Miro, y veo.

A nosotros los humanos, a la vuelta de pocas décadas acostumbrados a ser lejanos a la vida misma. Si nos hubiéramos conservado cercanos a su verdad, reconoceríamos a los Héroes.
 
Héroes españoles a pie y a caballo. Héroes españoles seculares.
 
Que no exclusivo del señorito o el sirviente. Que no del poderoso o el vasallo.
 
El Héroe. El punto en el que el ser busca su sitio entre lo divino y lo humano.
 
La necesidad de valor para afrontar la superficie terrestre, se vuelve sabiduría en el ejercicio lúdico-artístico.
 
Y cuando el infinitesimal se convierte en el todo. En el unísono vida-muerte. Entonces.
 
El Torero.
 
El valor del que es capaz un humano con conocimiento.
 
¡Ah del valor! Que hoy veo como al infinito en manos de los perros. (De igual forma que al amor).
 
Seamos sensibles. El valor no es imponer por poder a sabiendas que se está en posibilidad de ejercerlo. Esta es una degeneración de nuestra especie.
Que además se disfraza de abnegación, proteccionismo, en fin, promesa anti vida.
¡No somos fantoches! O no debiéramos serlo.
 
Seamos serios. Cuando eres capaz de ser auténtico… eres Torero.
 
Y cuando capaz espectador de esto. Respetable
  
Llegados a este punto. Si la autoridad (mi Capitán Don Manuel) lo permite y el tiempo no lo impide, seguiré mis relatos sobre Héroes en general y Toreros en particular.
 
Siempre en Tauromaquia de la mano de mi asesor personal. ” Latrocinio de Ávila”. (Que es el que en realidad sabe). (Yo, solo lo que puedo)
  
Felicidad a todos. Cada día.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Ines del Bocca

Ines del Bocca

Añoro esos campos de la otra orilla del Atlántico que la gente no sabe que tiene desde el Barrio de las Letras de Madrid, donde, esta humilde y antigua hembra humana recomienda, conciencia plena y análisis permanente para que no nos pase lo de aquel, que un día se desnucó por siempre querer mirarse el propio culo

Deja un comentario