(Parte II) Antecedentes históricos. La Toma de Granada: Occidente abandona la edad media, la edad de la oscuridad. Por Fernando M. Gracia

No ha habido sobrenombre más bien aplicado a Boabdil que el “Zogoibi o el Desdichado”, que le pusieron sus súbditos al comenzar sus infortunios desde la cuna. Washington Irving “Cuentos de la Alhambra”
No ha habido sobrenombre más bien aplicado a Boabdil que el “Zogoibi o el Desdichado”, que le pusieron sus súbditos al comenzar sus infortunios desde la cuna. Washington Irving “Cuentos de la Alhambra”

“Llegada la primavera de 1487 Málaga se aprestaba a la defensa. Tenía fuertes murallas. Hamet El Zegrí, fiel a El Zagal, se resistió a entregar la ciudad a los castellanos lo que motivó la dura reacción del ejército de Fernando”

Llegada la primavera de 1487 Málaga se aprestaba a la defensa. Tenía fuertes murallas. Hamet El Zegrí, fiel a El Zagal, se resistió a entregar la ciudad a los castellanos lo que motivó la dura reacción del ejército de Fernando. El rey Fernando hizo rodear la ciudad y sus suburbios mientras la flota bloqueaba el puerto. El caudillo malagueño rechazó las reiteradas ofertas de rendición, mientras que El Zagal trató de hacer llegar refuerzos a la ciudad sitiada.

Fernando convocó a Isabel y la reina hizo acto de presencia junto a sus tropas para motivarlas y transmitir a sus soldados confianza y seguridad en la victoria definitiva para el asalto final a Málaga pero esto casi le cuesta la vida a la propia reina debido a un atentado planificado desde intramuros. Un prisionero que se hizo pasar como renegado musulmán, cuando estaba en la tienda de la reina de Castilla, confundió a una cortesana con la reina de Castilla y le asestó una puñalada ocasionándole la muerte inmediata.

Los malagueños, después de la intensa y continua acción de la artillería la cual ocasionó una brecha en las murallas, pidieron negociaciones al rey Fernando. Se rechazó cualquier trato que no fuera rendición incondicional. El 18 de agosto de 1487 se rinde Málaga tomando el rey duras medidas contra cristianos renegados y judíos relapsos que residían en la ciudad. La generosidad con las ciudades rendidas no se aplicó en este caso dada la acumulación de circunstancias como el atentado fallido contra la reina Isabel o la obstinación de El Zegrí.

El jefe de la ciudad, Hamet ez Zegrí, fiel a El Zagal, se resistió a entregar la ciudad a los castellanos lo que motivó la dura reacción del ejército de Fernando
El jefe de la ciudad, Hamet ez Zegrí, fiel a El Zagal, se resistió a entregar la ciudad a los castellanos lo que motivó la dura reacción del ejército de Fernando

“En 1488 con el ataque de las fuerzas castellano-aragonesas a Guadix y Almería se consuma dicho bloqueo”

El cerco a la capital del reino granadino se estrechaba hasta conseguir su bloqueo y consiguiente aislamiento por mar de otras fuerzas musulmanas que se estaban extendiendo en esa época por el Mediterráneo y la parte oriental de Europa. En 1488 con el ataque de las fuerzas castellano-aragonesas a Guadix y Almería se consuma dicho bloqueo. A final de ese mismo año se consuma la entrega de Baza por parte de Cid Hiaya el-Nayyar primo de Boabdil y cuñado de El Zagal, que actuaba como walí en Almería, Guadix y Baza, y era partidario de la alianza con los castellanos, terminó por bautizarse con el nombre de Pedro de Granada un año después de dicha entrega. Visitó a su primo, en Guadix, para recomendarle que se sometiera, haciéndole ver la imposibilidad de resistir a las fuerzas cristianas. Este personaje obtuvo de los Reyes Católicos atenciones y presentes en agradecimiento a su falta de resistencia en Baza y su disposición para mediar primero, y gestiones después, con El Zagal.

El 7 de diciembre de 1488, conforme al acuerdo suscrito, los Reyes Católicos, partieron hacia Almería, donde El Zagal, según lo convenido, salió a su encuentro escoltado por un cuerpo caballería ligera. Fernando mandó a sus nobles al encuentro adelantándose para recibir al musulmán. Las ciudades principales de Almería y Guadix junto con sus dependencias serian rendidas por el Zagal a Isabel y Fernando.

A la rendición de estas principales ciudades, siguió la de todas las del territorio dependiente de Mohammed XIII, incluidas una multitud de aldeas que se ubicaban en las laderas de las montañas que se extienden desde Granada hasta la costa. A todas se otorgaron las mismas condiciones generosas que a Baza. Terminada la campaña, Fernando e Isabel enviaron embajadores al rey de Granada, conminándole a que rindiera su capital.

Alhambra Tato mota
Alhambra Tato mota

“Para el rey musulmán el tratado establecía que conservaría el título real y se le entregaría en señorío los valles de Lecrín y Andarax”

Para el rey musulmán el tratado establecía que conservaría el título real y se le entregaría en señorío los valles de Lecrín y Andarax, un número considerable de vasallos y una renta monetaria anual nada desdeñable que se cifra en torno a 4 millones de maravedís.

En última instancia El Zagal, en situación difícil ante la rebeldía de sus vasallos, vende sus estados al rey Fernando de Aragón y se traslada a la capital del reino bereber ziyánida en el norte de África, a Tremecén.

En el año de 1491 los castellano-aragoneses comenzaron a acumular sus fuerzas, incluida su artillería, que tantos réditos les había proporcionado en los asedios, cerca de Granada para el asalto final a la capital del reino Nazarí.

Los cristianos no iniciaron ningún asalto, ya que querían rendir la ciudad mediante asedio. La creación de la ciudad de Santa Fe por los españoles, sobre el emplazamiento del anterior campamento militar en un periodo de menos de 3 meses produjo la desmoralización de los habitantes de Granada. Ya que supuso el anuncio de que sus enemigos ya no iban a abandonar su pretensión de acabar con la campaña de forma victoriosa. Que todo el tiempo jugaba en favor de los cristianos que les sitiaban.

Los musulmanes granadinos iban sintiendo las penurias del aislamiento. En este estado de cosas, Mohammed XII y sus consejeros, se convencieron de que Granada no podía sostenerse por mucho tiempo más e hicieron condiciones para la consecución de un pacto de rendición para la capital del reino. Los parlamentos tuvieron lugar, guardando secreto, unas veces en la propia Granada y otras en una aldea próxima conocida como Churriana, en las cercanías, en la misma vega.

Gonzalo Fernández de Córdoba
Gonzalo Fernández de Córdoba

“Después de duras negociaciones, con largos debates, se determinaron las condiciones de la rendición. Estas capitulaciones fueron ratificadas por los respectivos monarcas en noviembre de 1491”

Después de duras negociaciones, con largos debates, se determinaron las condiciones de la rendición. Estas capitulaciones fueron ratificadas por los respectivos monarcas en noviembre de 1491. Los artífices de las negociaciones fueron Abdul Cazim Abdelmalig, Hernando de Zafra, secretario de los Reyes Católicos y Gonzalo de Córdoba, este último por ser conocedor, en gran medida, de las costumbres de los musulmanes además de conocer su lengua. Las condiciones pactadas fueron semejantes a las impuestas en Baza. Se concedía a los moradores de Granada que conservaran sus mezquitas y el libre ejercicio de su religión con todos sus singulares ritos, costumbres y ceremonias, se les reconocía el derecho a ser juzgados según sus leyes por sus propios cadíes y se respetaban sus bienes personales y haciendas. Además, no se les podrían imponer tributos mayores que los que pagaban de ordinario a los reyes nazaríes y ninguno durante los tres primeros años desde la entrega de las llaves de Granada. El sultán Boabdil se retira al Señorío de Andarax, en la Alpujarra almeriense y debía entregar a la corona castellano-aragonesa, la artillería y las fortalezas. Las demás plazas se rendirían en el plazo de sesenta días contados desde la fecha de la capitulación.

Adelantándose, por los tumultos en la ciudad ante los rumores de que se rendía la plaza y ante el peligro que estos desordenes suponían para la seguridad de Boabdil, la entrega se fijó para el 2 de enero de 1492, el sultán Mohammed XII del Reino de Granada entrega la ciudad en conformidad con el pacto de Capitulación a los Reyes de Castilla y Aragón y toman la ciudad de Granada. Unos días después hacen su entrada triunfal en la ciudad. Esta noticia se celebró ampliamente en toda la cristiandad y supuso, en cierta medida, un desagravio por la pérdida de Constantinopla y cierto rearme de la moral frente al creciente poder de los otomanos en todo el Mediterráneo.

A partir de este momento comienza en occidente lo que se conoce como el renacimiento. Occidente abandona la edad media, la edad de la oscuridad.

 

Share on Facebook215Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Fernando M. Gracia Climent

Fernando M. Gracia Climent

Porque pienso que la humanidad no se divide en gente de derechas y gente de izquierdas, hombres y mujeres,... se divide en buenas y malas personas, escribo desde el corazón pero siempre usando la cabeza. Músico, lector compulsivo, historiófilo, proyecto de escritor, cinéfilo impenitente y Alférez de España.

2 comentarios sobre “(Parte II) Antecedentes históricos. La Toma de Granada: Occidente abandona la edad media, la edad de la oscuridad. Por Fernando M. Gracia

  • el 2 enero 2019 a las 8:30
    Permalink

    1. Uno de los descendientes de Pedro de Granada participó en la Guerra de las Comunidades en el bando Comunero.

    2. ?Topas Castellano-aragonesas?

    Respuesta
  • Fernando M. Gracia
    el 3 enero 2019 a las 0:54
    Permalink

    Liderazgo militar a manos de Fernando y la participación de muchos nobles aragoneses, entre ellos también catalanes.

    Respuesta

Deja un comentario