Cómo sacar dinerito para los Lazis y demás performances golpistas catalanas. Por Discover & Share

Cómo sacar dinerito para los Lazis y demás performances golpistas catalanas
Cómo sacar dinerito para los Lazis y demás performances golpistas catalanas

“Los lazis  realizan unas reformas en las instalaciones de las piscinas municipales, que por supuesto se las conceden a un grupo de constructores amigos”

Os voy a contar una historia de cómo las gastan en los pequeños ayuntamientos Lazis. Realizan unas reformas en las instalaciones de las piscinas municipales, que por supuesto se las conceden a un grupo de constructores amigos. Cuando toca ceder la explotación de las piscinas, más de lo mismo, se la conceden a un amiguete para que saque dinero también para la causa.

Pero he aquí que el gestor de la piscina municipal, a pesar de contar con el apoyo incondicional del alcalde y sus secuaces, no es capaz de sacar rendimiento a la instalación y la deja. Entra otro arrendatario que promete explotar el negocio, y cuál es su sorpresa cuando se da cuenta que las reformas que se habían realizado en las instalaciones no se corresponden con lo que el ayuntamiento le había dicho que era, o por lo menos lo que había justificado en facturas de gastos de reformas.

Esto es la Cataluña Lazi
Esto es la Cataluña Lazi

“Habían inflado las facturas de la reforma, para poder reutilizar ese dinerito en lazos amarillos, esteladas y pancartas pro golpistas encarcelados”

Sorpresa, ¿dónde habrá ido ese dinero? Habían inflado las facturas de la reforma, para poder reutilizar ese dinerito en lazos amarillos, esteladas y pancartas pro golpistas encarcelados. Estamos hablando de casi  10.000 de euros que no se justifican en el resultado de la reforma. Pues esto es la Cataluña Lazi.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Discover And Share

Discover And Share

Un político me llamó despectivamente Furia Liliputiense. Pues sí, dio en el clavo. Puedo ser extraordinariamente pequeño, según con quien me compare, pero no por ello insignificante y falto de valor. Descubro y comparto la rebelión de las pequeñas cosas. Te sumas?

Deja un comentario