La esquizofrenia social: Si no es el fin de los tiempos, debe ser el ensayo. Por José Crespo

Desde Extremadura camino a Madrid a luchar por la amnistía total.. La esquizofrenia social. En Extremadura tienen trenes con traviesas de mediados del siglo XIX, pero se manifiestan en Madrid por la “opresión” sobre una comunidad autónoma que acapara un tercio de las ayudas del Estado (46.400 millones).
Desde Extremadura camino a Madrid a luchar por la amnistía total: La esquizofrenia social. En Extremadura tienen trenes con traviesas de mediados del siglo XIX, pero se manifiestan en Madrid por la “opresión” sobre una comunidad autónoma que acapara un tercio de las ayudas del Estado (46.400 millones).

«Sabemos que la esquizofrenia es una enfermedad mental grave que afecta algunas funciones cerebrales tales como el pensamiento, la percepción, las emociones y la conducta»

Sabemos que la esquizofrenia es una enfermedad mental grave que afecta algunas funciones cerebrales tales como el pensamiento, la percepción, las emociones y la conducta. En cuanto a sus síntomas se engloba dentro de los trastornos psicóticos, aquellos en los que los pacientes pierden el contacto con la realidad.

Cabe preguntarse si la falta de principios morales y la manipulación mediante la publicidad y la propaganda esté enfermando a la sociedad a la que se aísla hasta que pierde por completo su percepción de la realidad creando una falsa sociedad matrix anestesiada y borreguil.

Así se propaga, se contagia la enfermedad de la esquizofrenia convirtiéndola en enfermedad social.

 

«Breve e interesante meditación del sacerdote católico brasileño Gabriel Vila Verde, meditación que titula Esquizofrenia social»

Me manda un amigo está breve e interesante meditación del sacerdote católico brasileño Gabriel Vila Verde, meditación que titula Esquizofrenia social:

“Vivimos en una época donde quieren que los sacerdotes se casen y que los casados se divorcien.

Quieren que los heterosexuales tengan relaciones sin compromiso, pero que los gays se casen en la iglesia.

Que las mujeres se vistan como hombres y asuman papeles masculinos y que los hombres se conviertan en “frágiles” como mujeres. No hay plazas para los pacientes en los hospitales, pero hay incentivos y patrocinio para quien quiere hacer cambio de sexo, y el acompañamiento psicológico gratuito para quien desea dejar la heterosexualidad y vivir la homosexualidad, pero no hay ningún apoyo de este mismo para quien desea salir de la homosexualidad y vivir su heterosexualidad. Estar a favor de la familia y la religión es dictadura, pero orinar sobre los crucifijos es libertad de expresión. Si no es el fin de los tiempos, debe ser el ensayo… “

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario