En Política, no hay nadie más peligroso que el bocachancla de lo oculto, la codicia y el poder. Por Vicky Bautista Vidal

En la Política, no hay nadie más peligroso que el bocachancla de lo oculto, la codicia y el poder. Ilustración de Tano
En la Política, no hay nadie más peligroso que el bocachancla de lo oculto, la codicia y el poder. Ilustración de Tano

«El mal político se introduce en las aguas negras del esoterismo y lo oculto creyendo que utilizar fuerzas desconocidas le situará en la cresta de la ola»

Lo peor que hay en el mundo no es un mal político, es el mal político que se introduce en las aguas negras del esoterismo y lo oculto creyendo que utilizar fuerzas desconocidas le situará en la cresta de la ola. Lo que siempre se ha llamado: “vender el alma al diablo”.

Bajo el suelo que usted pisa hay otro mundo, y por ese mundo, reptan diferentes especies (humanas) de las que conocemos solo lo que tergiversan los guiones cinematográficos y algunos textos. Se han escrito libros. Corren rumores, se conocen algunos casos concretos.

Misteriosos caminos: Magia Blanca, Magia Negra… Senderos de la mano izquierda y otros senderos ocultos han sido surcados desde el principio por los vivientes. Nada hay que sea nuevo bajo nuestro viejo Sol … Pero también, nada sucede que permanezca escondido para siempre.

Manejar el incierto destino ha sido una de las ambiciones constantes del ser humano; y de diversas maneras, este, ha recurrido a supuestas energías misteriosas que lo protegieran o que doblegaran una realidad incómoda. Una vez descubierta la posibilidad, el hombre comenzó a ejecutar el peor de los intentos, pero el que más le complace: mangonear la voluntad de los demás; dominar al vecino. Utilizar supuestos poderes para medrar y salirse con la suya.

«Está probado, por ejemplo, que los cárteles de la droga, en Sudamérica, suelen jugar sin restricciones con la Magia Negra»

Desde los principios conocidos, los contendientes en las batallas ejecutaron ceremonias mágico-religiosas para ser favorecidos por los dioses de su culto particular. Esto, señala una aceptación subconsciente de algo que está desde siempre acompañando al hombre. No es difícil suponer entonces que, en este pobre planeta de gente perdida, las batallas subterráneas entre el Mal y el Bien se dan a la vez que las guerras externas. Está probado, por ejemplo, que los cárteles de la droga, en Sudamérica, suelen jugar sin restricciones con la Magia Negra. Se conocen también los manejos de Hitler, Heinrich Himmler, su lugarteniente, y la camarilla Nazi, que creyeron ser elegidos para mejorar un mundo donde los que sobraban eran ellos.

Los gurús de los años sesenta y setenta, bastante “descafeinados” en comparación con el presente subterráneo, maestros solo en recolectar dinero de donantes procedentes del mundo del arte con hambre de algo llamado Trascendencia, inventores de aquella manida cantinela: “haz el amor y no la guerra”; sencillas túnicas y zapatos carísimos de marca italiana, han sido suplantados por hechiceros, magos, y sacerdotes de cultos oscuros.

«Los pueblos germánicos ejecutaban seres inocentes en súplica a Odín. Los Celtas, adoradores estos de árboles y plantas, fueron sospechosos también de llevar a cabo sacrificios humanos»

Si los caníbales bailaban danzas tribales girando alrededor de su tótem con fervor religioso, para zamparse después a algún enemigo del grupo, misionero o explorador, cocido a fuego lento, aderezado con hierbas selváticas, era con el fin de ser favorecidos por sus dioses totémicos en la futura batalla con los de otra tribu. Los pueblos germánicos ejecutaban seres inocentes en súplica a Odín. Los Celtas, adoradores estos de árboles y plantas, fueron sospechosos también de llevar a cabo sacrificios humanos; lo que pudiera ser una falacia, puesto que no hay suficientes pruebas; aunque Diodoro, refiriéndose a los sacrificios con animales, añade que, en materias muy importantes, también utilizaban alguna víctima humana. Los cristianos, acudían a sus catedrales e iglesias para escuchar misa y pedir a Dios la Victoria, y, aunque el cristianismo es una de las pocas religiones que no ha pedido víctimas humanas para contentar a su Dios, el excesivo fervor católico de inquisidores y cruzados conquistadores de conciencias, además de tierras, ha costado también muchas vidas.

Y así, cada pueblo y cada religión ha vuelto los ojos hacia arriba buscando la ayuda mágica de algo superior, que intuyen, para solucionar sus pequeñeces humanas, que suelen tratar con enfrentamientos asesinos, cachiporrazos, ejecuciones y violencia desatada.

Ilustración de Tano
Un tal Sánchez, obsesionado con el desenterramiento de una momia histórica… Ilustración de Tano

«Otros esoteristas europeos, ejecutaron rituales y ceremonias para procurar el fracaso y la perdición de los enemigos Nazis que sembraban Europa de horror y muerte»

Es de conocimiento público que, durante la Segunda Guerra Mundial, magos como Aleister Crowley, el ocultista resucitado por el movimiento Hippie, y otros esoteristas europeos, ejecutaron rituales y ceremonias para procurar el fracaso y la perdición de los enemigos Nazis que sembraban Europa de horror y muerte. Por cierto, a propósito de movimientos floridos, quizá haya alguien que nos aclare qué ha sido de todos aquellos hippies y su revolución, que removió… ¿para nada?… Los cimientos de la Cultura Occidental.

Se sospecha que las desapariciones de mujeres, en México, tienen que ver, además de con la violencia sexual pura y dura, con ciertas prácticas asesinas disfrazadas de esoterismo.

Cientos de niños desaparecen cada día en el mundo sin que jamás se sepa que ha sido de ellos. Excluyendo los abusos pederastas, queda un oscuro rincón en la posibilidad y las ceremonias diabólicas toman cuerpo también.

«En África, existe un mercado de la Magia Negra que involucra a criaturas, y la sangre es moneda de cambio para el repugnante juego de la ignorancia»

En África, existe un mercado de la Magia Negra que involucra a criaturas, y la sangre es moneda de cambio para el repugnante juego de la ignorancia. Órganos humanos, esperma, animales… Cualquier cosa para alimentar bolsillos a costa del oscurantismo. Y siempre el mismo fin: adquirir poder para manipular a alguien. Que alguno me lo aclare… ¿Estamos en el siglo XXI verdad?

En Política, son conocidas las connotaciones de Chávez con la santería cubana. Es de conocimiento público cómo este mandatario, también ejecutó el acto de desenterrar muertos ilustres: Simón Bolívar, en su caso, pretextando conocer la causa de su muerte, pero con el fin de absorber de su admirada momia aquellos valores y fuerza que necesitaba. Siempre hay una excusa: Conocer la causa de la muerte del “libertador”, en su caso. Esta acción se llevó a cabo en secreto y de madrugada, y en ella estuvo presente el presidente, para luego confirmar entusiasta que, al ver los despojos del desenterrado, “la llama” le llenó.

«Conocemos de las tremendas violaciones del cuerpo de Eva Perón y de las manipulaciones que sufrió»

Conocemos de las tremendas violaciones del cuerpo de Eva Perón y de las manipulaciones que sufrió, además, por parte de un José López Rega llamado “el brujo”, en Argentina, y de la que fue presidenta de ese país: María Estela Martínez de Perón.

Parece que, para algunos, la esencia de las violaciones de cadáveres, en el mundo oscuro de la codicia y el poder, consiste en asumir el obnubilado personaje de turno, el carisma y la energía del muerto que fue poderoso en vida. La cosa es robar, hasta la fama, hasta la esencia:

─ Si no puedo expropiarte el dinero, si no puedo ser tú, te robo el alma ─

Para los “roba almas” hay un mensaje: ¿Dónde están todos aquellos que jugaron a lo oculto para conseguir poder, amor, países?… ¡Pues muertos!… ¡Están muertos! Y parece que no se ve por ninguna parte esa permanencia que buscaron a costa de cualquier cosa… Por algo será, ¿no?

«Y de pronto, en España, “como por arte de magia”, surge de la nada uno, que sin saber bien cómo, va escalando puestos hasta alcanzar la presidencia del país: Un tal Sánchez»

Y de pronto, en España, “como por arte de magia”, surge de la nada uno, que sin saber bien cómo, va escalando puestos hasta alcanzar la presidencia del país: Un tal Sánchez, obsesionado con el desenterramiento de una momia histórica… ¿Ya nos va sonando?… Y un fantasmagórico Zapatero que reconoció ser admirador y partícipe del “Nuevo orden mundial” … Y es que, en el mundo de la Política, no hay nadie más peligroso que el bocachancla de lo oculto.

No miramos a nadie, pero… estamos casi seguros de que el desenterramiento de Franco y la disimulada guerra contra el Valle de los Caídos, se parece mucho a un complot, cuyo sentido, como mínimo, tiene que ver con hacer desaparecer la gran cruz, símbolo y fuerza de un orden espiritual innegable. Además de extraer, por la fuerza, los restos de un personaje con carisma y poder evidente… ¿Les suena?… Venezuela… Bolívar… Chávez… Nada nos extraña. La Magia ha seguido desde siempre, para bien o para mal, a los gobernantes: Rasputín, fue un pilar más en la caída de los Zares.

No es un secreto la relación de algún presidente estadounidense con toda clase de videntes y nigromantes. (Reagan). Reyes y reinas han tenido a sus videntes y magos de cabecera…

Se comenta que Luis XVI y María Antonieta, fueron visitados por un personaje particular: “Saint Germain”, que les puso en guardia acerca de los peligros que se presentarían si no se ocupaban correctamente del gobierno de Francia. Detrás del telón, en este teatro curioso en el que la mayoría somos público, se han movido personajes unas veces siniestros, otras sublimes, siempre interesantes.

«El ascenso de idiotas en el orden político mundial se convierte en una pista que revela algo subterráneo y oculto que no quiere el bien de la masa»

Por último, el ascenso de idiotas en el orden político mundial se convierte en una pista que revela algo subterráneo y oculto que no quiere el bien de la masa, despreciada por estos personajes y que, muy por el contrario, la percibe como materia útil para sus especulaciones egoístas y controladoras. ¡Pero, si hay malos, hay buenos!

La pista que ofrece la diferencia entre unos y otros es una y muy clara de reconocer: El Mal manipula, ensucia, oprime, desprecia, utiliza, mata… El Bien, por el contrario, no se involucra por que respeta la voluntad y las decisiones de cada individuo. Solo espera a que se le pida. Es decir, acata la decisión y la voluntad de cada cual. Por lo tanto, no moverá un dedo hasta que alguien no solicite esa ayuda. De ahí que parezca que no está en muchas ocasiones. Así, manipulación: Mal. Respeto, libertad de pensamiento y decisión: Bien.

La única y verdadera guerra va siempre contra Dios. Se pretende una continua ofensa a este humillándolo en sus criaturas, destruyéndolas e intentando que olviden su dignidad de hijos de Dios y ese soplo que está en todos, que todos intuyen, aunque pocos lo entiendan, y, por lo tanto, lo manejen a la cruel forma humana.

Si algunos procuran dejar de asumir el futuro de forma derrotista, sin aceptar lo que les espera como seguro, y deciden acudir a ese bien que intuyen, incluso en el interior de ellos mismos, para recibir ayuda, quizá no todo esté perdido. Quien tenga ojos que vea y quien tenga oídos que oiga.

Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario