Si hay que irse me iré sin mirar atrás y silbando Suspiros de España. Por Rodolfo Arévalo

En la imagen Estrellita Castro: Si hay que irse me iré sin mirar atrás y silbando Suspiros de España
En la imagen Estrellita Castro: Si hay que irse me iré sin mirar atrás y silbando Suspiros de España

«España fue mi patria encontrada tras doce años de vida fuera de ella. Soy español por ser hijo de españoles, pero realmente nací fuera de aquí»

Hoy en día, ya jubilado, pienso ¿no podría ir a vivir a cualquier otro lugar que no sea España? España fue mi patria encontrada tras doce años de vida fuera de ella. Soy español por ser hijo de españoles, pero realmente nací fuera de aquí. El primer contacto con mi tierra fue un mapa físico, que me enseñó mi madre cuando tenía cuatro años. Quizás por esa razón me siento ciudadano del mundo, no de ninguna región, comunidad o lugar en concreto.

Cuando alguien me pregunta qué eres, digo: Soy Español, ¿pero de dónde? Insisten, soy español de España, toda España es mi país, no voy a renunciar a ninguna parte de ella. Toda esta tierra, si me apuras hasta Portugal podría considerarla mi patria. No porque sea un intransigente, ni un fascista, ni un manipulador no. Soy Español porque mis padres son Españoles y yo he nacido de su sangre y de su carne española.

«Recuerdo a mi madre llorar, cuando un barco salía desde Brasil hacia España y sonaba la canción Suspiros de España”

Recuerdo a mi madre llorar, cuando un barco salía desde Brasil hacia España y sonaba la canción “Suspiros de España”. No lloraba porque se fuera en el barco alguien querido o algún amigo, no, en aquel barco marchaba su corazón. Estaba desposeída e él porque llevaba años sin ver su país. A mi padre, más acostumbrado a viajar desde niño le costaba menos, pero no obstante alguna vez le vi soltar alguna lágrima en aquellas circunstancias.

Curiosamente, del lugar en que nací no tengo recuerdos, solo estuve tres meses, los primeros de mi vida. Marsella, para mí, solo es un punto en un mapa… ni siquiera la conozco. Sí recuerdo como mío, propio de mi infancia, Santos una ciudad de Brasil de la que todavía tengo vívidos recuerdos y en la que pasé mis primeros cinco años de vida. Pero curiosamente nunca he sentido eso de la patria chica, porque para mi en principio mi patria chica, como debiera serlo para todos, eran mis padres y sus circunstancias o sea España.

«España era una integridad territorial global, con costumbres y regiones diferentes, pero todas con una historia común y hermanas»

Mis padres querían a su país y eso que provenían de distinto bando de la guerra civil, pero aparte de enamorados, estaban de acuerdo en una cosa; España era una integridad territorial global, con costumbres y regiones diferentes, pero todas con una historia común y hermanas. Jamás les vi discutir sobre una provincia u otra. Jamás les vi discrepar sobre sus familias dispersas por muchas provincias españolas, todos eran españoles. Mi tía que se había casado con un gallego, fue perdiendo el acento madrileño y adquirió ese acento tan característico y musical del gallego. Mi tío por parte de madre tenía ese deje de chulería madrileña. Mi padre nacido en Tánger tenía el madrileño como lengua de juventud y sus hermanos, tres, tenían ese acento grácil del sur; vivían en Andalucía.

Ninguno de ellos tuvo nada que reprocharse; nada de nada. Y es más mis primos “galegos”, falaban galego como “profesionales”, ya quisieran muchos galegos. “Verdad Maruchiña” (Póngase la cantinela do país). Por estos motivos no puedo saber ni entender, bueno saberlo sí, pero entenderlo no, ¿de dónde salen esos ímpetus separatistas que invaden España? ¿qué pasa que cuanto más jóvenes son los españoles más se odian por asuntos de sus abuelos o estas cosas están movidas por cuatro indecentes activistas comunistoides para desestabilizar el país. Descerebrados juveniles que no saben que venden mentiras crueles y sanguinarias.

«Me da igual como se les denomine, anti sistema, comunistas, agitadores, guerrilla urbana, simplemente hijos de puta diría yo»

Me da igual como se les denomine, anti sistema, comunistas, agitadores, guerrilla urbana, simplemente hijos de puta diría yo. Porque hay que serlo para querer someter a este gran pueblo español a la división, al odio y a formar parte del conjunto de países que han asesinado a más seres humanos a lo largo de la historia, las dictaduras comunistas, con 130 millones de muertos a sus espaldas. Si eso es lo que quieren, discúlpenme pero no puedo entender a esos becerros dispuestos a acuchillar la libertad y la vida de los demás por una utopía. Porque la supuesta igualdad que traen no es más que filfa.

Desde luego que ellos en concreto los cuatro caraduras vivirán mejor, incluso mucho mejor que los demás, pero el resto vivirá una vida de penuria, miseria y esclavitud. Hoy en día ya jubilado, pienso: “ que les den por la retambufa”. Si hay que irse de aquí me iré, mi patria chica es el mundo y de verdad que me lo pongo por montera allí donde haya seres humanos pensantes y no becerros. Mugientes.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario