El paso firme del Leviatán Ibérico. Por Francisco Gómez Valencia

Para los más místicos comenzaré definiendo al bicho conocido como Leviatán.
Para los más místicos comenzaré definiendo al bicho conocido como Leviatán.

«Comenzaré definiendo al bicho conocido como Leviatán: Dícese de criatura monstruosa que aparece en el Antiguo Testamento»

Permítanme algo de petulancia al ponerme espléndido haciendo comparaciones sin igual; dicho esto comenzaré a dar rienda suelta a la parte más creativa de mi cerebro para tratar de entender a esta gentuza. Para los más místicos comenzaré definiendo al bicho conocido como Leviatán: Dícese de criatura monstruosa que aparece en el Antiguo Testamento, tanto en el Libro de Job, en Isaías, en Salmos y en el Génesis y generalmente se lo relaciona con Satanás o el Diablo.

Para el resto, es decir, para los materialistas, diremos que es el título de un libro del afamado filósofo Thomas Hobbes del que hoy no toca hablar aunque del que bebo “a porrón” para escribir estas líneas.

Cito textualmente el título de la obra no sea que los puristas me vayan a decir algo. “Leviatán, o La materia, forma y poder de un estado eclesiástico y civil (en inglés: Leviathan, or The Matter, Forme and Power of a Common-Wealth Ecclesiasticall and Civil), vulgarmente llamado “Leviatán”

Viene a decir resumiendo que nadie despierte a la bestia ya que hasta los más poderosos le temerán. El bicho es tan soberbio que no teme a nada ni a nadie pues cree ser el rey de reyes en el mundo ideal de los soberbios. Por eso la definición que se alude en el título del artículo pues es el sentido en sí mismo de la vida para aquel que se cree el rey de los materialistas.

Según Hobbes si el “Rey materialista” alcanza el poder, se inclinará por las fórmulas más absolutas ya que su majestad no se inclinará ante nadie porque su soberbia el no la entiende como un defecto sino como una virtud que el mismo atesora, gracias al esfuerzo realizado en su vida para llegar a su objetivo que no es otro que administrar el Estado indiferentemente de lo enfermo que este.

De hecho estos seres malignos, firman un supuesto contrato social con ellos mismos para justificar su bondad ante aquellos a los que nos permiten ser sus súbditos o siervos, según el grado de afinidad.

Con la evolución de la humanidad y los sistemas políticos, estos seres maléficos también evolucionan para seguir al frente del mal y lo transforman en legalidad vigente impuesta a sus súbditos y siervos a través del derecho, para dar cimientos estables a la sociedad la cual será su principal soporte para menospreciarnos, desarrollando lo que se viene llamando “Gobiernos modernos” obteniendo de esta manera la legitimidad necesaria para ejercer el poder desde ellos, sin necesidad de gobernar bien o regular ya que no nos deben explicaciones puesto que están donde están por nuestro bien, ya que sin ellos no seríamos ni tan siquiera una sociedad sino otra cosa por inventar.

Por esta razón se empeñan en recordarnos que son “ Gobiernos legítimos” ya que están amparados por el derecho y serán aquellos que osen decir lo contrario, los que desde su perspectiva del mundo sean los “ilegítimos”, los “disidentes” o como en España dicen, los que o bien abrazan a la extrema derecha o la misma extrema, siendo esta premisa aceptada repetida y enseñada de generación en generación como algo normal haciendo de la excepción un hábito y consiguiendo que la anormalidad sea concebida como lo correcto.

Qué tienen que ver los personajes de la foto en blanco y negro
Qué tienen que ver los personajes de la foto en blanco y negro

«En la España del siglo XXI tenemos la desgracia de soportarlos si es usted de la clase siervo disidente, o la mayor de las suertes, si usted vive en el mundo de sus ideas y por ende es usted vasallo»

Pues bien, dicho todo esto, alguno a estas alturas se preguntará… ¿Qué tienen que ver los personajes de la foto en blanco y negro que acompaña a este artículo? Pues permítanme que les diga que mucho y todo pero que igualmente hubiera servido cualquier otra foto de cualquier otro que además de creerse un gran libertador como por ejemplo, “Pancho Villa”, “Simón Bolívar” o “el Comandante “Hugo Rafael Chavez Frías”, hubiera luchado o muerto por conseguir dicho calificativo.

Entiendo que a estas alturas ya sabrán hacia donde quiero dirigir mi crítica y no se equivocan ya que en la España del siglo XXI tenemos la desgracia de soportarlos si es usted de la clase “siervo disidente”, o la mayor de las suertes, si usted vive en el mundo de sus ideas y por ende es usted “vasallo” de sus graciosas majestades legítimamente erigidas a lo más alto del poder terrenal de la Patria.

Los sesudos analistas dicen que el Vicepresidente manda más que el Presidente aunque creo que lo dicen por inquina personal, ya que cuando logró su “el dorado” sus lágrimas compartidas con su Señora y su actual y mecanizado (por su discurso) portavoz, creo sinceramente que no eran de cocodrilo sino absolutamente sinceras puesto que por fin iban “a tocar pelo”, “a pillar cacho” o como se dice vulgarmente a “pisar moqueta roja” pero de la de verdad, no de esa que está tirada por los suelos en la supuesta casa de todos, también llamado Congreso de los Diputados, donde duermen a veces la siesta todos los soberbios que bien en el poder absoluto o bien en el poder relativo, forman parte del llamado “Leviatán”

Es cierto que el medidor de la Historia reciente quizás le de mas valor absoluto al Presidente como sucedió con el amado y odiado Fidel, pero también la Historia dice que era mucho más molesto, peligroso y tenebroso “el Che Guevara” famoso para la posteridad como icono gay récord en ser serigrafiado en camisetas blancas de a 6€ de mercadillo, superando por poco al propio y fumador empedernido “Bob Marley” también gran icono para los amantes de la libertad y la Sanidad Pública.

Dicen los historiadores que Fidel mando al Che a Gabón además de para expandir el socialismo, para ver si de paso le comía un tigre pero resultó que con el paso del tiempo el Che se terminó comiendo casi al mismo tigre, vamos algo parecido de lo que le está supuestamente pasando a Pablo Iglesias por sus decisiones políticas presentadas incluso a bombo y platillo en algún medio antes incluso de que lo sepan en el Consejo de ministros.

En cuanto a lo de comerse al tigre, no puedo dejar la ocasión para hablar de otro gran cara dura de nuestro tiempo y me refiero a kichi, “El libertador de Cádiz” que al paso que va le llamarán para hacer de “Pablo Escobar” en alguna peli financiada por el Ministerio de Cultura , ya saben, el de “plata o plomo” y esposo de la de “nuestros niños” esos que estos días se escapan de los centros de menores por orden del “Leviatán” para boicotear las pacíficas caceroladas de la gente buena, es decir, los “siervos disidentes”

Y no se me enfade nadie porque sí que lo somos ya que sufrimos la mayor tasa impositiva de la UE, aunque la Ministra del Ramo, María Jesús Montero dijera está misma semana en Sesión Parlamentaría que de eso nada dejando a I. Espinosa estupefacto.

Bueno, que estábamos por Gabón; estarán de acuerdo que es más molesto el que manda por mirarse al espejo constantemente, que el que se enriquece por lo “bajinis” beneficiándose supuestamente según un poderoso, bueno no tanto, afamado locutor, porque le dieron trato de favor en una Caja de ingenieros de Andorra, sí, en la misma en la que guardan los lingotes que recogió según las malas lenguas “el hijo del torero”, también apodado “el tabernero”, y que también es “Leviatán” pues eso que al que le da por engordar y hacer hijos también se lo lleva calentito y el que solo le pone mirarse al espejo de su soberbia mientras lo hace, parece que le comen la tostada.

Nuestro Vice engorda a rachas
Nuestro Vice engorda a rachas

«Sin duda la responsabilidad del reparto de la miseria en concepto de acto social, debe quitarle las ganas de perrear como cuando era un simple activista»

Nuestro Vice engorda a rachas, se ve que cuando le ponen en cuarentena y no fábrica churumbeles a cargo de su Señora esposa, proabortista de vocación y gruñona de profesión, gritando a Señoras de extrema derecha en Comisión Parlamentaría a la par que reclamante a la Señorita treintañera (muy mona ella, diputada número 89, de Vascongadas y celebrado por la hinchada azul como el gol de Mijatovick en la séptima del Real Madrid) del Partido que se abraza a la extrema derecha, que la hiciera caso por su bien y también abrazara al Leviatán.

Decía y volviendo al “Vice”, que sin duda la responsabilidad del reparto de la miseria en concepto de acto social, debe quitarle las ganas de perrear como cuando era un simple activista con acta de diputado con la niña de uno que casi me dio clases, pero que la divina Providencia lo evitó y eso le amansa como si de un buey se tratara y le resta decibelios hablando cada vez más como un “curilla rojo”, de esos que parecía que no habían roto un plato en su vida pero que aún con sotana, se calaban hasta el ceño la boina republicana a la par que escondían su pistola de asesinar monjas a la altura de la gomilla del calzón, y ahora se ve que para parecer más humilde, nuestro líder “el gran soberbio” ahora nos pone caritas mientras gesticula con sus manitas huesudas de “universitario progresista”, hacia arriba, como dando lastima y sensación de honestidad y humildad como si los temerosos del Leviatán fuéramos simples almas a su servicio y disposición.

El grita ¡¡ALARMA ANTIFASCISTA!! y Susana Díaz reparte bocadillos mientras rodeaban el Palacio de San Telmo en Sevilla, cuando en Juez Serrano con un par de huevos los denominó ”kale borroka” y se fumó un puro (bien por el).

El recibe su “jarabe democrático” y la Benemérita cierra a cal y canto la vía pública bien para que nadie moleste a la familia numerosa proabortista o bien para poder orinar en la vía pública sin ser molestados ya que con el urinario del que disponen dos a la vez va a ser que no.

No voy a criticar a la Benemérita porque lo acabo de hacer y no se lo merecen porque al fin y al cabo “las órdenes son órdenes” y hay que llevar el jornal a fin de mes si o si, pero que levante la mano, incluido ellos mismos, al que no le moleste y le salga urticaria de solo pensarlo.

¡Esto es un cachondeo muy grave señores y yo no lo veo¡ Y esta situación es factible a medio plazo, porque los hombres de negro deberían poner las condiciones, pero ¿Saben una cosa? Si el Gobierno pese a los incumplimientos y las sanciones que nos pudieran caer, no quieren, no están obligados a pedir el rescate ya que es únicamente atribución del Gobierno y este vive bien como el Leviatán en su Estado legítimamente instalado por nuestro bien.

Que tal ¿Cómo se quedan?

Francisco G. Valencia

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Deja un comentario