(Edición corregida y aumentada) A vueltas con el Escudo de España, calificado de pollo ibérico por podemitas y golpistas. Por José Crespo

Escudo de los Reyes Católicos. 1492-1506
Escudo de los Reyes Católicos. 1492-1506

«Solo un ignorante y miserable con absoluto desconocimiento de nuestra Historia puede hablar de pollo ibérico para referirse al águila de San Juan»

Solo un ignorante y miserable con absoluto desconocimiento de nuestra Historia puede hablar de pollo ibérico para referirse al águila de San Juan y encima esperar que se tenga un ápice de respeto y consideración con tal indigente intelectual. Ya en el año 2010 se produjo un revuelo entre algunos eurodiputados españoles obsesionados en su ingorancia.

Como sabemos, un ejemplar de la Constitución Española de 1978 llevaba una década depositado en una vitrina enfrente del bar del Parlamento Europeo. Hasta que varios eurodiputados separatistas catalanes se fijaron en la página por la que estaba abierta el ejemplar, precisamente por la primera donde aparece la firma del Rey Juan Carlos I acompañada del águila de San Juan, siendo entonces  el escudo oficial de España.

La delegación del PSOE en Bruselas mandó en enero de ese mismo años una carta a José Bono, a la sazón presidente, en aquellas fechas, del Congreso de los Diputados, para pedirle que enviase a la Eurocámara otra copia de la Constitución española, donada en 1998 para la inauguración de un nuevo edificio.

Como se puede ver en este ejemplar con el escudo que no es franquista sino constitucional en ese momento, hay una errata curiosa y es que el yugo está en posición invertida, se puede comprobar viendo el resto de escudos presentados.
Como se puede ver en este ejemplar con el escudo que no es franquista sino constitucional en ese momento, hay una errata curiosa y es que el yugo está en posición invertida, se puede comprobar viendo el resto de escudos presentados.

«Tanto el PSOE, instigado por una eurodiputada catalana, María Abadía, como CiU y ICV, se quejaban de la exposición, bajo argumentos infundados, de símbolos franquistas»

Tanto el PSOE, instigado por una eurodiputada catalana, María Abadía, como CiU y ICV, se quejaban de la exposición, bajo argumentos infundados, de «símbolos franquistas» como si la Constitución al ser aprobada se hiciese bajo un escudo ilegal y cayendo en el error permanente de llamar franquista al águila de San Juan.

La europarlamentaria socialista manifestó que «No es procedente la exhibición de símbolos inconstitucionales o antidemocráticos, ni de España ni de ningún otro país de la UE», o sea llamó a ese escudo “inconstitucional” y “antidemocrático”, a ellos e sumó en aquel momento el golpista y separatista, doctor “cum-fraude” en Historia eurodiputado de Esquerra, Oriol Junqueras, quien en su temeridad pidió directamente al presidente de la Eurocámara, el polaco Jerzy Buzek, que retirase ese ejemplar de la Constitución Española.

Junqueras se despachó vomitando: «La exposición de símbolos franquistas es ofensiva para los visitantes del Parlamento que conocen las atrocidades de aquella dictadura fascista».

Sabemos que el águila fue eliminada del escudo de España en 1981 con lo que era plenamente legal y en ese ejemplar no se exhibían símbolos que atacaba nada ni a nadie, solamente en las mentes calenturientas de esos europarlamentarios a los que pagamos un sueldo.

El propio Congreso, aquí en España, se guarda un facsímil del original del 78 en el llamado Escritorio de la Constitución y, hasta ahora, no ha tenido problemas con el documento, ¿es que ahora quieren hacerlo desaparecer?

Sello personal de Isabel la Católica como princesa de Asturias
Sello personal de Isabel la Católica como princesa de Asturias

«José María Gil Robles, entonces presidente del Parlamento Europeo, pidió a los Estados miembros que enviaran algún símbolo significativo de sus hemiciclos»

Recordemos que la copia del original de la Constitución fue el regalo elegido por el ex presidente del Congreso, Federico Trillo, cuando en diciembre de 1997 José María Gil Robles, entonces presidente del Parlamento Europeo, pidió a los Estados miembros que enviaran algún símbolo significativo de sus hemiciclos.

En 2001, Nicole Fontaine, la francesa que presidió la Eurocámara, inauguró la exposición sin apreciar nada especial y menos irregular sobre el ejemplar del texto remitido por España y que ahora allí se guarda, esperemos que no haya sido retirado, junto a una butaca antigua del Senado belga, un cuadro de los Estados Generales de la Revolución Francesa o una máquina de estenotipia de la Cámara de Diputados italiana.

Hace unos días, el muy analfabeto vicepresidente no entiende que el halo con el que se corona el águila que estaba en el escudo de España es porque represente a San Juan Evangelista, no es en absoluto un símbolo franquista, de hecho así se encuentra en el primer ejemplar de nuestra actual Constitución cuando fue aprobada y firmada, escudo que es tan constitucional como el actual que más tarde se adoptó. En todo caso, esa águila con el Yugo y las Flechas son elementos centenarios que vienen representando a España como hemos dicho desde los Reyes Católicos.

La primera labra heráldica de las armas de los Reyes Católicos se realizó, con toda probabilidad, en la iglesia de San Juan de los Reyes (Toledo), cuyo tenante es el águila de San Juan nimbada, divisa ya usada como princesa por Isabel.
La primera labra heráldica de las armas de los Reyes Católicos se realizó, con toda probabilidad, en la iglesia de San Juan de los Reyes (Toledo), cuyo tenante es el águila de San Juan nimbada, divisa ya usada como princesa por Isabel.

«Esa águila es tan española como cualquier otro símbolo desde tiempos de los Reyes Católicos y no merece el ruin apelativo de pollo ibérico»

Esa águila es tan española como cualquier otro símbolo desde tiempos de los Reyes Católicos y no merece el ruin apelativo de “pollo ibérico” que una persona sin educación ni vergüenza le endose. Debemos aclarar que Isabel la Católica desde que era niña tuvo una especial querencia por el Evangelio de San Juan, evangelista cuyo símbolo es el águila, además de una profunda devoción por determinados santos que le acompañaron a lo largo de toda su vida, confortándola y dándole consuelo en los momentos más aciagos de su gobierno y de su vida personal. Entre ellos San Miguel, Príncipe de la Iglesia; San Gabriel, mensajero celestial; San Juan Bautista, «precursor e pregonero» de nuestro Redentor Jesucristo; los Apóstoles, señaladamente San Juan Evangelista, amado discípulo del Señor, «el Águila caudal y esmerada, a quien sus muy altos misterios e secretos muy altamente reveló, y por su hijo especial a su muy gloriosa Madre dio al tiempo de su santa pasión, encomendando muy conveniblemente la Virgen». Santiago apóstol «Patrón de mis Reinos»; San Francisco de Asís, seráfico confesor, Patriarca de los pobres, «padre otrosí nuestro muy amado y especial abogado»; San Jerónimo, Santo Domingo, «en los cuales y en cada uno de ellos yo tengo especial devoción»; finalmente, Santa María Magdalena, «a quien así mismo yo tengo por mi abogada».

Sería San Juan quien dejaría su impronta en la heráldica de la princesa y luego reina. Antes de la Concordia de Segovia, Isabel usó un sello personal, que se atestigua en 1473 y que data probablemente de 1468, cuando se habría grabado, tras morir su hermano Alfonso de Castilla y quedar ella como pretendiente al trono y, por tanto, princesa de Asturias. Es conocido por el dibujo de Luis de Salazar que presenta un blasón cuartelado de Castilla y León con soporte de águila de San Juan nimbada, que era la divisa personal de Isabel anterior a su proclamación como reina. Este soporte pasó al escudo conjunto de ambos monarcas Isabel y Fernando. En la representación de ese sello figura el epígrafe «Yo la princesa». La divisa del águila sanjuanista nunca aparece, reinando ambos, en las armas de Fernando solo, pues era propia de la reina. Una vez contrajo matrimonio con Fernando impondría el uso del águila de San Juan al escudo conjunto y en él se fundirían los territorios castellanos y aragoneses en un contracuartelado alusivo al lema de «tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando», al que luego se añadiría la granada en la boca del escudo, «entado en punta» según el vocabulario heráldico.

Símbolos personales parlantes de Isabel (Yugo), y de Fernando (Flechas)
Símbolos personales parlantes de Isabel (Yugo), y de Fernando (Flechas)

«Y de Ysabel, en el «Yugo», y F de Fernando, en las «Flechas», símbolo este que se asocia con el franquismo y con la Falange, pero cuyo origen es otro como vemos»

En cuanto al yugo y las flechas recordemos que son los símbolos, badges en la terminología anglosajona, personales y que por la inicial de cada elemento se refiere a cada uno de los monarcas, Y de Ysabel, en el «Yugo», y F de Fernando, en las «Flechas», símbolo este que se asocia con el franquismo y con la Falange, pero cuyo origen es otro como vemos.

El águila de San Juan estuvo unido siempre a la idea de España y la Hispanidad hasta que la república lo elimina por considerarlo un símbolo religioso. Franco lo recuperaría haciendo leves variaciones en la colocación de cartela, yugo y flechas. Dicho esto hablemos de águilas «de Franco, franquistas y/o fascistas», adjetivos propios de una incultura delirante, que en realidad son águilas que simbolizan el cristianismo que forjó España y la Hispanidad.

El 20 de noviembre de 1975 fallecía, como todos sabemos el general Francisco Franco, dando fin con su muerte a los 39 años de su gobierno dictatorial, conocido como “franquista”, durante el cual se había usado como escudo nacional uno en el que aparecía el águila de San Juan tomado del empleado por Isabel y Fernando, los Reyes Católicos, en 1492, y cuyos detalles de diseño habían sido establecidos minuciosamente en 1945.

Escudo de España -1938.
Escudo de España -1938.

«Dos días después de la muerte del dictador, el 22 de noviembre, don Juan Carlos I era proclamado sucesor a título de Rey»

Dos días después de la muerte del dictador, el 22 de noviembre, don Juan Carlos I era proclamado sucesor a título de Rey, iniciándose un nuevo periodo, que podemos denominar monárquico, o ‘juancarlista’ según los gustos, pero ya de ninguna manera franquista, para, transcurridos dos años después, precisamente el 21 de enero de 1977 aprobarse por Real Decreto un nuevo modelo de escudo de España, cuyas diferencias con respecto al anterior y que podemos comprobar en las ilustraciones son las siguientes:

– La cinta o cartela en la que leemos el lema UNA GRANDE LIBRE ya no figura detrás de la cabeza del águila, sino que se ubica por encima de la misma.

– En cuanto a las a las alas del águila, si no fijamos un poco, ya no muestran verticalidad con respecto al perfil del escudo de armas, sino que están mucho más abiertas y redondeadas.

– Por lo que se refiere a las columnas con el texto PLUS ULTRA, cambian de posición y ya no están colocadas a ambos lados del águila, sino junto al escudo y refugiadas bajo la protección de las alas.

Escudo grande de España, 1945-1977
Escudo grande de España, 1945-1977

«De esta manera quedaba fijado el primer escudo para el período de monarquía democrática que se abría para España»

De esta manera quedaba fijado el primer escudo para el período de monarquía democrática que se abría para España, escudo convertido en «constitucional» tras la aprobación de nuestra carta magna en 1978.

Su diseño guardaba de forma innegable un paralelismo y similitud con el anterior, pero como queda demostrado no era franquista y ni mucho menos inconstitucional, más bien todo lo contrario, pues era el vigente en el momento de su firma y lo seguiría siendo precisamente hasta la aprobación de un nuevo escudo, ya sin el águila, el 5 de octubre de 1981.

Escudo de los Reyes Católicos-1475
Escudo de los Reyes Católicos-1475

«Es imposible el hecho de que en el 1978 alguien adivinase cómo sería el escudo de España que se adoptaría tres años más tarde»

Queda claro que el escudo que aparece en el ejemplar original de la Constitución, expuesto en el Parlamento Europeo, que incluso se ha pretendido cambiar no sé por qué, era el entonces vigente, y si se sustituyese por el actual se estaría falseando la historia, pues es imposible el hecho de que en el 1978 alguien adivinase cómo sería el escudo de España que se adoptaría tres años más tarde.

Así pues, este breve escudo empleado entre 1977 y 1981, rechazado en su momento por los sectores más derechistas que se oponían a cualquier cambio, y después por los «demócratas» que ignorantes se han olvidado su historia y existencia, le han maldecido exclusivamente por su parecido con el anterior, sin saber que este fue precisamente su primer escudo adoptado tras el fin del periodo franquista.

Banco de España Hay que ver qué cosas tiene la Memoria Histórica: Los demócratas tolerantes, llenos de talante, Zapatero, Sánchez e Iglesias no tienen contemplaciones con los símbolos que son parte de la historia de España y Franco, el intolerante y fascista, sí mantuvo este, entre otros muchos.
Banco de España Hay que ver qué cosas tiene la Memoria Histórica: Los demócratas tolerantes, llenos de talante, Zapatero, Sánchez e Iglesias no tienen contemplaciones con los símbolos que son parte de la historia de España y Franco, el intolerante y fascista, sí mantuvo este, entre otros muchos.

 

Y en el Banco de España en Ávila: las obras comenzaron en 1925, es decir, en época de Alfonso XIII. Terminaron hacia 1931 y en la 2ª República se colocó el escudo tapando una ventana, escudo que permaneció durante toda la dictadura.
Y en el Banco de España en Ávila: las obras comenzaron en 1925, es decir, en época de Alfonso XIII. Terminaron hacia 1931 y en la 2ª República se colocó el escudo tapando una ventana, escudo que permaneció durante toda la dictadura.

 

Éste, en Albacete… y lo mismo en Sacedón, Guadalajara… y en Santander, en la Plaza del Ayuntamiento, donde estaba la estatua ecuestre de Franco. En Melilla también quedan escudos republicanos que no quitó Franco. Y Melilla siendo la Adelantada lo hacen más por respeto que por otra cosa, porque el que una ciudad tan franquista como Melilla mantenga símbolos republicanos durante el período franquista sólo tiene una explicación: respeto… el que no tiene la izquierda revanchista… Se pueden dar muchos más ejemplos, como el edificio de Tabacos en la Vía Layetana de Barcelona…etc..., etc… Incluso hay uno, ¡en el interior del Casino Militar en la Gran Vía de Madrid! En honor a los Caídos.
Éste, en Albacete… y lo mismo en Sacedón, Guadalajara… y en Santander, en la Plaza del Ayuntamiento, donde estaba la estatua ecuestre de Franco. En Melilla también quedan escudos republicanos que no quitó Franco. Y Melilla siendo la Adelantada lo hacen más por respeto que por otra cosa, porque el que una ciudad tan franquista como Melilla mantenga símbolos republicanos durante el período franquista sólo tiene una explicación: respeto… el que no tiene la izquierda revanchista… Se pueden dar muchos más ejemplos, como el edificio de Tabacos en la Vía Layetana de Barcelona…etc…, etc… Incluso hay uno, ¡en el interior del Casino Militar en la Gran Vía de Madrid! En honor a los Caídos.

«Queda claro que ni el general Franco ni José Antonio Primo de Rivera inventaron estos símbolos»

Queda claro que ni el general Franco ni José Antonio Primo de Rivera inventaron estos símbolos, algo que debería tener claro los histéricos que pretendieron eliminar escudos reales de Isabel y Fernando en Ávila, por ejemplo, creyendo que eran de Franco, cuando además él no eliminó escudos republicanos de tantos otros sitios.

«El ser humano es un animal simbólico» tal como formuló el filósofo de origen alemán Ernst Cassirer, y el filósofo y antropólogo español Luis Cencillo en su obra Expresividad y lenguaje (1973) nos aclara que «en la diferencia de la señal al símbolo se halla comprendida la distancia biopsíquica entre el hombre y el animal no-humano», con ello quiero decir que la capacidad simbólica es una cualidad humana que permite abstraer a partir de algo sus propiedades, y adjudicar un conjunto de rasgos (reales y/o irreales) a las cosas, algo que sucede desde que el hombre realizó sus primeros enterramientos mostrando respeto a sus antepasados. La capacidad simbólica es propia del ser humano y tiene que ver con el desarrollo de la comunicación y del pensamiento.

Los símbolos desde un punto de vista antropológico son tan antiguos como el propio ser humano, el simbolismo  no tiene que ver con cosas fatuas, no son trapos, dibujos sin sentido, ni pachangas. Concretamente nuestros, escudo, bandera, himno… representan una evolución de más de mil años y a muchas generaciones que con su esfuerzo construyeron la arquitectura de lo que somos hoy. Subvertirlos y derribarlos no tiene otra intención que atacar nuestra Historia y sustituirlos por otros, es simplemente pervertir nuestro pasado, lo mismo que se está haciendo con nuestro idioma como es someterlo a una burda perversión acomodándolo a un neo lenguaje a una neo realidad, literalmente un espejismo perverso que nunca ha existido.

Señores míos, esta es la historia queramos o no queramos, nos guste o no nos guste, y a pesar de ella no se puede andar jugando, ocultando o cambiándola a gusto del partido gobernante en cada momento.

Escudo de España desde 1981
Escudo de España desde 1981
José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario