(y 3) Crónica de una pandemia anunciada: El repetido bulo del gobierno : Por José Crespo

Nos dijeron que nuestro sistema sanitario estaba preparado ante el brote de coronavirus el día 25 de febrero
Nos dijeron que nuestro sistema sanitario estaba preparado ante el brote de coronavirus el día 25 de febrero

«El trasfondo era que dos regiones españolas pudieran ir por su cuenta, independientes, en la gestión de la crisis sanitaria para frenar la expansión del coronavirus en contra de la Ley General de Sanidad Pública»

Me pregunto si será un bulo que desde facciones del gobierno, pretendidamente defensoras de la Sanidad Pública, y desde alguna comunidad autónoma se pretendía mantener la competencia exclusiva sanitaria en esta crisis para determinados territorios españoles, motivo de la duración del Consejo de Ministros de casi once horas en el que de decretaba el estado de alarma, el pasado 14 de marzo, pues el trasfondo era que dos regiones españolas pudieran ir por su cuenta, independientes, en la gestión de la crisis sanitaria para frenar la expansión del coronavirus en contra de la Ley General de Sanidad Pública.

Me pregunto si será un bulo que desde febrero pasado la autoridad única competente sobre el coronavirus y su trascendental influencia en nuestras vidas, hospitales y economía era o no competencia exclusiva del Ministerio de Sanidad.

Me pregunto si será un bulo que el 14 de marzo conocimos el cese fulminante del máximo responsable del Cuerpo Nacional de Policía en materia de Prevención de Riesgos Laborales tras saltar a los medios la instrucción sobre Protocolo de Actuación frente al Coronavirus con fecha 24 de enero, un mes y doce días antes de la manifestación del 8-M y que la epidemia adquiriese la magnitud criminal que ha alcanzado. En el protocolo se instaba a los agentes de aeropuertos a usar guantes de nitrilo de un uso y mascarillas para tratar a los viajeros procedentes de China y zonas afectadas dando las consabidas normas de lavado de manos, higiene, tapado de boca y prevención frente a aglomeraciones.

Me pregunto si será un bulo que fue después del 14 de marzo, tras la declaración del estado de alarma, que el Ministerio de Sanidad se decidió a adquirir mascarillas y guantes a gran escala.

Me pregunto si será un bulo que el 27 de marzo tras los contagios disparados en Moncloa, una vicepresidenta, dos ministras, tres de los cuatro portavoces del Comité Técnico de La Moncloa y una o dos decenas de funcionarios y chóferes del complejo presidencial dijera el portavoz de Sanidad y uno de los contagiados, Fernando Simón que desconocía dónde se habían contagiado el 60 por ciento de los responsables del Comité Técnico que ofrece las ruedas de prensa todas las mañanas desde Moncloa y consideró irrelevante si el contagio se ha podido producir allí, en el propio Palacio de la Moncloa.

 intrucciones precisas para los usuarios socialistas en twitter.
intrucciones precisas para los usuarios socialistas en twitter.

«Me pregunto si será mentira el tema de los test fallidos y que el gobierno no quiere facilitar el nombre de la empresa e implicados en la compra»

Me pregunto si será un bulo que España es el país con más profesionales sanitarios contagiados.

Me pregunto si será un bulo que vivimos una crisis de abastecimiento y una desorganización logística.

Me pregunto si será un bulo el tema de los test fallidos y que el gobierno no quiere facilitar el nombre de la empresa e implicados en la compra.

Me pregunto si será un bulo que China asegurase que España compró los test fallidos a una empresa sin licencia.

Me pregunto si será un bulo que según la versión de la Embajada de China en España, el Gobierno desoyó las recomendaciones del Ministerio de Comercio de China, que ofreció al equipo del Ministerio de Sanidad “una lista de recomendaciones de proveedores clasificados”, entre los que no se encontraba la compañía que ha suministrado las pruebas masivas a España y que no cuenta con licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos.

Me pregunto si será un bulo que se haya presentado esta crisis sanitaria y nos encontremos con algún hospital equipado sin estrenar como el de Toledo o incluso abandonado como el Hospital Militar de Sevilla desde que en 2.004 se reclamó y se obtuvo de Defensa para su incorporación “inmediata” al sistema público de salud, y que después de dieciséis años a día de hoy, este hospital con cinco quirófanos, 240 habitaciones individuales y 750 camas está abandonado y se sigue acusando a gobiernos anteriores de recortes en Sanidad.

Me pregunto si será un bulo que parece que en las ruedas de prensa no se pregunta y repregunta directa y libremente por parte de los periodistas y en vez de ello se seleccionan y censuran preguntas de determinados medios.

Me pregunto si será un bulo que el gobierno podía haber previsto estas compras muchísimo antes.

Me pregunto si será un bulo que el gobierno ignora la existencia de auténticos profesionales y especialistas en gestión logística dentro de las Fuerzas Armadas especialmente preparados para situaciones de crisis.

Las mentiras socialistas
Las mentiras socialistas

«Me pregunto si será un bulo que el hospital militar llamado Agrupación Hospital de Campaña (AGRUHOC), que dependía de la Brigada de Sanidad (BRISAN) del Ejército de Tierra fue disuelto por superfluo por el doctor Sánchez»

Me pregunto si será un bulo que el hospital militar llamado Agrupación Hospital de Campaña (AGRUHOC), que dependía de la Brigada de Sanidad (BRISAN) del Ejército de Tierra, fue disuelta en junio de 2019 «para optimizar el empleo de los recursos disponibles» durante el gobierno en funciones de Pedro Sánchez, unidad militar especializada en el levantamiento de hospitales de campaña y con especial aptitud para casos de guerra bacteriológica o ataques con armamento nuclear, radiológico, biológico o químico, por lo que también habría servido de ayuda en esta crisis sanitaria por el coronavirus.

Me pregunto si será un bulo que el actual presidente del gobierno llegara a expresar públicamente el 4 de octubre de 2014 en el diario El Mundo que faltaba presupuesto contra la pobreza y la violencia de género y que sobraba el Ministerio de Defensa y además que llegase a decir de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que «ahora percibimos como un escudo insustituible y no como un gasto superfluo».

Sánchez es el peor fraude de la historia de la democracia
Sánchez es el peor fraude de la historia de la democracia

En fin ¿Se acuerdan de la fábula de la cigarra y la hormiga?… Pues eso.

Y en cuando a los 17 ministrillos con 17 departamentillos de Sanidad, no sé si a alguien le quedará alguna duda de su inutilidad y por el contrario claridad de cuáles deben ser las competencias estratégicas y exclusivas del estado frente al cáncer autonómico.

¡Ah! Se me olvidaba!

Me pregunto si será un bulo que corre por las redes en relación con diversas tesis doctorales plagiadas o copiadas total o parcialmente, llenas de imprecisiones e incluso con faltas de ortografía, elaboradas presuntamente por líderes políticos como las de los doctores Sánchez, Iglesias, Errejón y Junqueras.

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Un comentario sobre “(y 3) Crónica de una pandemia anunciada: El repetido bulo del gobierno : Por José Crespo

  • el 10 abril 2020 a las 13:13
    Permalink

    El Gobiernecio rojo debería haber decretado el estado de alarma el día 31 de enero, al día siguiente de declarar la OMS la Emergencia Sanitaria Pública de Interés Internacional; no para conculcar nuestros derechos de reunión y libre circulación, ni para medidas comunistas confiscatorias, sino para dedicar todos los recursos del Estado a la preparación y lucha contra el riesgo de pandemia: acopiar material médico y sanitario, preparación de hospitales de emergencia, contratar con empresas privadas la fabricación del material escaso, etc. Hubo dejadez, negligencia, imprevisión, imprudencia y hasta engaño deliberado a la opinión pública. #Covid19

    Respuesta

Deja un comentario