Imposible explicar lo inexplicable en nuestra agonizante España. Por José Crespo

Imposible explicar lo inexplicable en nuestra agonizante España. ¿De quién depende la fiscalía? Pues eso... Ilustración de Linda Galmor
Imposible explicar lo inexplicable en nuestra agonizante España. ¿De quién depende la fiscalía? Pues eso… Ilustración de Linda Galmor

«Todo esto además de inexplicable es difícil de creer pero es nuestra agonizante España y nos lleva a sentir una profunda vergüenza»

Increíble pero es verdad… El Gobierno rechaza financiar pruebas PCR masivas para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el personal sanitario alegando su coste, que cifra en 10,7 millones de euros. Se trata de un gasto considerablemente inferior, por ejemplo, a lo que supone la nómina de los asesores de Pedro Sánchez:15,1 millones, según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE).
Igual de inexplicable resulta tener que explicar a cualquiera, ya sea nacional o extranjero, que la actual Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, ha sido Ministra de Justicia y además es pareja de un exjuez expulsado de la carrera judicial por prevaricar y que ahora es abogado de narcos, y amiguetes ambos de un excomisario corrupto que espiaba a todos y para todos, de todos los colores, y que tenía una agencia de «señoritas» con la que sacaba «información por vía vaginal» a lo que la Delgado dijo «información vaginal, éxito asegurado», la misma que decía conocer la existencia de jueces que de iban «de menores en Colombia» o que sin reparos, refiriéndose al juez Marlasca decía «ese es un maricón»… una calaña que produce terror si la Justicia está en esas manos.
Tan increíble es que la Presidenta del Congreso, separatista que permitió pantomimas ilegítimas de toma de posesión, es la novia del ministro de justicia y que el de Asuntos Sociales es el de la Ministra de «Igualdá», la que decía en 2018 «el PP nos trae al pleno una iniciativa que… busca coartar la libertad de expresión en las redes utilizando un eufemismo y es que quieren garantizar la veracidad de las informaciones… el PP es probablemente el mayor fabricante de noticias falsas de este país y seguramente también el más peligroso porque lo hacen desde el gobierno»… y ahora en 2020 han convertido esa acusación en su autorretrato con la creación del Ministerio de la Verdad.

Un vicepresidente, hijo de «frapero», que se abraza con terroristas, en contra de lo prometido por el muñeco y mentiroso mayor… «si quiere se lo repito 20 veces en la entrevista, nunca pactaremos con Bildu», los que dicen que «para que haya una España roja y republicana primero tiene que haber una España rota». …tiene que haber una España rota».

 

Un presidente y vicepresidente que para permanecer en el sillón acaban firmando la locura de que en España deje de ser el español lengua vehicular.

Ese vicepresidente a cuyas manos llegó la tarjeta del móvil de una dirigente del partido, supuestamente robada por el excomisario corrupto y que contenía fotos íntimas de ambos y que él, macho alfa y protector de mujeres desvalidas, se quedó para evitar presionarla, supuestamente destruyendo el contenido y montándole después un periódico para pagar su silencio.
Que el presidente del gobierno copió su tesis doctoral en Economía de forma desvergonzada y no solamente no haya dimitido sino que «quiere ser recordado por salvar la economía de España», luego enchufó a amigos y familiares como a su hermano en un cargo del que ya se ha cogido un año de sabático de excedencia.
Que la mujer del presidente, sin carrera oficial, presida un instituto hecho para ella, y ahora tenga una cátedra en la Universidad, y cuyo salario está clasificado como secreto de Estado.
Que estamos gestionando una crisis sanitaria bajo directrices de un comité de expertos científicos que no existe, cuyos portavoces llevan meses mintiendo desvergonzadamente. Toda una corte de ‘pinochos’ mentirosos que hacen negocio con la muerte, forrándose con sobreprecios de los respiradores, batas… y la vergüenza de las mascarillas que primero desaconsejaron y ahora venden con un IVA del 21% y dicen que no podían bajarlo mientras en Europa está al 4 o al 0 por ciento. Esto es difícil de creer pero es nuestra agonizante España y nos lleva a sentir una profunda vergüenza.
José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario