Sólo se es grande cuando se aprende a ser pequeño. Por Silvia Gutiérrez Oria

 

Sólo se es grande cuando se aprende a ser pequeño
Sólo se es grande cuando se aprende a ser pequeño

«Nos queda mirar al mar y dar gracias, porque como las olas vienen y van, así se mueven los momentos felices… Sólo se es grande cuando se aprende a ser pequeño»

No hace falta ser muy observadora para verla por todos lados.. A veces clama, otras, mayoritariamente, trabaja en secreto…
Y aunque algún sabio vaticinó que «La infelicidad es un mal sin solución», como en toda regla hay excepciones…
Y sino, siempre nos queda mirar al mar y dar gracias, porque como las olas vienen y van, así se mueven los momentos felices… Sólo se es grande cuando se aprende a ser pequeño.
Silvia Gutiérrez Oria

Silvia Gutiérrez Oria

Profesionalmente.., arquitecto de interiores, de pasión creativa , licenciada en sentimientos y emociones. Observadora compulsiva del ser humano, sarcástica de vez en cuando, tímida pero resuelta, y muy intensa. Disidente de la igualdad, ni con el hombre ni con nadie, somos únicos e irrepetibles. Reivindico mi lado más femenino, el más sensual y creo en el derecho a ser frágil, pasional y romántica con la osadía de un gladiador Mi vocación principal es ser mujer, una mujer en búsqueda activa de sí misma y de los valores que de verdad importan. "Soy la mujer que piensa..Algún día mis ojos encenderán luciérnagas" (Gioconda Belli)

Deja un comentario