Nadie transmite el drama de Turandot como Plácido Domingo. Por Rafael Gómez de Marcos

Nadie transmite el drama de Turandot como Plácido Domingo
 
 
 

“Nessun Dorma sin la versión de Pavarotti no sería ni la mitad de popular de lo que es, pero nadie transmite el drama como Plácido Domingo, pueden comprobarlo

 
 
Cuando Giacomo Puccini murió en 1924, dejó inacabada la ópera Turandot inspirada en la obra del mismo título que Carlo Gozzi escribió en 1762. No solo es un trabajo de madurez, es el que mejor muestra la maestría alcanzada por el compositor, en esta obra que está en las antípodas de aquella dramaturgia realista y conmovedora que hasta ese momento, había sido su sello de identidad.
 
Son innumerables y sorprendentes las novedades musicales que hacen de esta ópera una verdadera obra maestra, un testamento inconcluso, de una obra que fue acabada por Franco Alfano y estrenada un año después del fallecimiento de Puccini, en la Scala de Milán el 25 de abril de 1926, bajo la dirección musical de Arturo Toscanini y con el tenor aragonés Miguel Fleta como Calaf.
 
Turandot es la última de las grandes óperas, con permiso de Alban Berg, de Igor Stravinski y de Benjamín Britten. Un aria es similar al mundo de las suites, una composición teatral o musical de finales del Renacimiento, compuesta para ser ejecutada por un solo intérprete.
 
Nessun Dorma” es un aria del acto final de la ópera Turandot, que Sin la versión de Pavarotti no sería ni la mitad de popular de lo que es, la versión más “auténtica” la grabo Francesco Merli en 1937, que la interpreto exactamente como Puccini la escribió, para algunos la mejor versión que se ha hecho es la de Franco Corelli, José Calleja ha sido apodado ‘el nuevo Pavarotti’, pero uno escucha su versión de “Nessun Dorma” y en lugar de una comparación directa con el gran tenor, debería ser juzgado por sus propios méritos, pero nadie transmite el drama como Plácido Domingo, pueden comprobarlo.
 

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: