Hemos llegado a un punto en el que todo peligra en el Mundo Rural. Por Gusarapo

Hemos llegado a un punto en el que todo peligra en el Mundo Rural

“Hemos llegado a un punto en el que todo peligra en el Mundo Rural. Ahora hay que luchar por seguir oyendo el canto de un gallo al amanecer”

 

Esta mañana, mientras me duchaba, me vinieron a la cabeza una serie de pensamientos e ideas que me parecieron oportunos y adecuados para reflejarlos en un artículo para La Paseata. Pero hete aquí que inicié las tareas cotidianas, y tal como vinieron, las ideas, se fueron. Fu, desaparecieron.

Después de horas de intentar recordar, he tenido que admitir que hoy ya no hay nada que hacer, y que tengo que pensar en otra cosa, pues las horas corren, y mucho, además.

Estoy sentado sobre la arena, bajo unos chopos y unos sauces de los que crecen libres a la orilla del río. Varias decenas de hojas amarillas y con multitud de manchitas pardas, van cayendo sobre y junto a mí. Corre el aire. Sí, también corre el aire. El silencio de otras tardes hoy se ha convertido en un continuo rumor provocado por las espadañas y las hojas que se rozan unas contra otras. Sólo los coletazos de las carpas se imponen al ruido del viento y las plantas.

Ayer leí un artículo sobre la iniciativa de la asociación Asturias Ganadera al respecto de la protección de el olor a “cuchu” o estiércol, el mugido de las vacas, y otras costumbres y manejos del medio rural que según los miembros de dicha asociación, podrían ser considerados como patrimonio inmaterial de la humanidad.

Pretenden que “la llegada de nuevos habitantes a los pueblos asturianos permita mantener la vida en el campo tal y como se la conocía hasta el momento”, y “que el interés del gobierno asturiano en proporcionar soluciones para el despoblamiento rural no debe estar reñido con la capacidad de las aldeas para continuar desarrollando su actividad ganadera con normalidad.” Sorprendente, ¿Verdad? Piden que se preserven los olores y sonidos del campo.

Hemos llegado a un punto en el que todo peligra en el Mundo Rural. Ya no se trata sólo de la caída demográfica o del abandono al que ha sido obligada una importante parte de la población, no, ahora hay que luchar por seguir oyendo el canto de un gallo al amanecer, cosa harto difícil en la mayoría de los pueblos, o seguir viendo las cagalitas que las ovejas dejan por doquier.

Dice D. Ángel M. Sánchez, director del Proyecto Lobo en una entrevista del Diario.es: “Hay que sacar al sector ganadero del debate de la conservación.” “El sector ganadero utiliza al lobo como chivo expiatorio, pero no tiene nada que ver con sus problemas que son la bajada de los precios, la falta de competitividad, las importaciones extra-comunitarias…

Por lo visto, que el lobo te mate a un ternero, un potro, una docena de ovejas, y deje malherida a otras muchas, o que esas más tarde aborten, no es pérdida económica y mucho menos un daño emocional.

El mundo rural es un perfecto desconocido para la mayoría de la gente. Seguramente ahora mismo me estarán llamando exagerado por decir tal cosa. Porque claro, quien más y quien menos procede de un pueblo o alguna vez ha visitado uno. Muchos han realizado alguna excursión a un monte, un lago, un bosque. Todos ven los campos tras las ventanillas del coche cuando viajan. Apenas ninguno tiene la menor idea del vínculo que se establece entre un pastor y sus ovejas, un vaquero y sus vacas, un agricultor y las tierras que un día fueron de su abuelo. Casi nadie conoce la angustia que sufre un ganadero cuando en el saneamiento salen positivas tres vacas.

Un novillo para reproducción se puede vender fácilmente por entre dos mil y tres mil euros, pero si es para consumo, por mil. Un positivo en el saneamiento implica el sacrificio del animal y la imposibilidad de vender para reproducción al resto del rebaño, si no te decretan vacío sanitario y te sacrifican al conjunto en pleno, claro. Precisamente en Soria van a sacrificar al conjunto de los animales de una explotación ganadera de bovino de carne, 260 cabezas en San Pedro Manrique, la mitad de la cabaña de la raza de Vaca Serrana Negra, raza que hace pocos años llegó a considerarse extinta.

Por último voy a mencionar la nueva Ley de Bienestar animal que salvo milagro se aprobará próximamente. Sólo me voy a referir a un punto concreto, el que dice que se prohibirá, por ejemplo, la cría cuando haya más de un 25% de consanguinidad en los animales o cuando haya enfermedades genéticas. Quiero creer que esto sólo se aplicará en el caso de animales domésticos de los considerados mascotas, y aún así, supondrá un mazazo terrible para la supervivencia de determinadas líneas de sangre y razas.

Me explico. Las diferentes razas que conocemos dentro de las diferentes especies, ya sean bovina, porcina, caprina, ovina, canina… Se originaron por cruzamientos entre individuos consanguíneos. Sólo la consanguineidad permitía la fijación de caracteres.

La mejora y evolución de las diferentes razas se logró mediante la incorporación de ejemplares ajenos a la línea de trabajo y la repetición de cruces entre ejemplares ascendientes y descendientes. Esta ha sido la forma de trabajo llevada a cabo desde un canario a un caballo.

Una vez establecida la raza, cada criador ha trabajado en una línea de sangre que diferenciase a sus ejemplares de los de otras líneas, pero siempre buscando la perfección morfológica y determinados caracteres en base al estándar de la raza y su funcionalidad.

De ahí la importancia de los registros genealógicos o pedigrís.

Que ha habido quien ha abusado de la consanguineidad y causado enfermedades genéticas al hacerlo, es cierto, pero han sido menos los perjuicios que los beneficios.

Más de novecientas razas bovinas, cuatrocientas ovinas, ciento cincuenta equinas, cincuenta felinas, trescientas cuarenta caninas, sesenta caprinas, trescientas porcinas, treinta de canarios más variedades, cinco de hámsteres, seis de cobaya, cuarenta de conejos… Han sido creadas en el mundo en base al clima, la región, el capricho, la utilidad. Cada raza tiene unas características propias.

Si les hablo de Rex, Neozelandés, California, Holandés, Gigante de España, no sabrán que les hablo de conejos. Si lo hago de Hereford, Highland, Shorthorn, Brahman, tampoco, y son vacas. De Yorkshire, Mastín, Galgo inglés, Galgo español, Perdiguero de Burgos, Pachón Navarro, Teckel, Basset Hound, seguro que sí que saben, ¿Verdad? Pues son perros que en muchos casos comparten o han compartido con nosotros penas y alegrías.

Miles de criadores y ganaderos, primero en Asia, luego y fundamentalmente en Europa, y después en el resto del Mundo, pergeñaron un ideal y luego trabajaron con tesón para desarrollarlo.

Hoy todo está en duda, todo debe ser revisado, todo debe ser prohibido. Las decisiones las toman personas que desconocen motivos y fundamentos, en base a ideologías. Las normas no se promulgan atendiendo a las necesidades de los productores o de los sectores implicados directamente.

Nos dijeron que las bolsas de plástico eran peligrosas y dañinas para el medio ambiente, pero se siguen vendiendo, es decir, se sigue recaudando.

El tabaco mata, advierten las cajetillas de cigarrillos, pero se vende porque se recauda. Eso sí, no les importó cargarse el cultivo del tabaco.

Hay que poner un impuesto a las bebidas azucaradas porque el azúcar es muy malo para la salud. ¿La recaudación del impuesto purifica el azúcar?

La carne es muy mala para el Medio Ambiente, no consuman carne. Los incendios no se producen por el abandono del campo, son consecuencia del cambio climático. Pero publicamos noticias que alaban el trabajo de las ovejas bomberas.

El estiércol es muy molesto y contaminante, y no queremos abonos químicos ¿Cómo abonamos los cultivos? No hay que utilizar herbicidas en los cultivos, pero no le digas a nadie que agarre un azadón y se ponga a escardar.

Todo lo que emite anhídrido carbónico debe pagar por contaminar. Parece ser que el dinero transforma la contaminación en aire limpio. Y por supuesto, el dinero recaudado no se destina a aminorar la contaminación de los emisores, pues hay muchos gastos que cubrir.

Una mina de Uranio es muy peligrosa y contaminante. La fibra de vidrio y las resinas  empleadas en la fabricación de las palas de los aerogeneradores parece ser que no.

No se puede instalar una cubierta o un silo para pienso, de chapa galvanizada, pero podemos instalar miles de placas fotovoltaicas.

No se pueden mantener las pesqueras y las aceñas en los ríos, pero se mantienen cauces y riberas atestados de troncos y basura. Y así podría seguir hasta mañana…

Tal vez ustedes entiendan todo lo que está sucediendo, yo no lo entiendo.

Gusarapo

Soy más de campo que las amapolas, y como pueden ver por mi fotografía, también soy rojo como ellas. Vivo en, por, para, dentro y del campo. Ayudo a satisfacer las necesidades alimenticias de la gente. Soy lo que ahora llaman un enemigo del planeta Tierra. Soy un loco de la naturaleza y de la vida.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: