La pintura de los días: El retorno del hijo pródigo. Por Mila Soyyo

 

Murillo. El retorno del hijo pródigo

¡MUY BUENOS DÍAS!

Comenzamos este lunes con El retorno del hijo pródigo, una pintura de Bartolomé Esteban Murillo. Una obra pintada sobre lienzo con la técnica del óleo. Murillo, Sevilla. (1618-1682) . Pintor barroco. Hijo de un humilde barbero y el más pequeño de catorce hermanos.

 

Qué te pudiera decir, si te veo y a ti te quiero,

Te marchaste y retornas, dolor tú me provocaste,

Sigues siendo mi condena, mi delirio, soy sincero.

Siempre en mi corazón, dañado por ti, perdono lo que me hiciste,

añoranza de mi tuviste, a mi lado te venero.

 

No habrá pilar que rompa a pesar de mi tormento,

El amor que a mi te une, el amor que por ti siento.

Por mucho daño que me hagas, eres tú lo que más quiero

Te abro las puertas en vida, dejemos el resto al cielo.

 

MMB

Mila Soyyo

Nací en Madrid, hace ya unos años. Soy administrativa de profesión pero tengo claro que lo mío son los retos. Siempre aprendiendo, y disfrutando de todo lo que me gusta y me hace vibrar. De todo aquello en definitiva que consigue que sienta, de lo diferente, lo que no está escrito, lo que nadie espera y está ahí deseando que tu lo descubras... Y te aseguro por experiencia que llega.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: