Rosas en el mar: Un inesperado himno político en pleno franquismo. Por Rafael Gómez de Marcos

Rosas en el mar

«Rosas en el Mar fue uno de los primeros éxitos de Luis Eduardo Aute como autor y también lo fue de Massiel, conocida entre los intelectuales de la época como la Tanqueta de Leganitos»

Ahora se critica la Transición en España, pero trajo una apertura de puertas y ventanas, que guste o no, nos afectó a todos, también a la música. Pero la denominada canción protesta había empezado unos años antes, muchos no fueron conscientes de ello, un joven que había nacido en Manila en 1943, la misma ciudad y en el mismo año que también lo hiciera Antonio Morales Junior, que había vivido en Madrid desde los once años, consiguió en 1967 colar el tema “‘Rosas en el mar” un sutil homenaje a la Revolución Cubana, que en aquellos años cosechaba adhesiones entre los jóvenes de izquierdas en Europa.

“Rosas en el Mar” un tema pop arreglado con la maestría del gran Juan Carlos Calderón, pero cuyo texto iba más allá, reclamando otro mundo y desafiando la férrea censura de la dictadura franquista. Massiel popularizo el tema de Luis Eduardo Aute y a partir de que visitara Cuba en 1967 con motivo de su participación en el Festival Internacional de la Canción de Varadero, “Rosas en el Mar” fue constantemente radiada, especialmente en el programa Nocturno de Radio Progreso donde ha sido un éxito durante décadas.

“Rosas en el Mar” fue uno de los primeros éxitos de Luis Eduardo Aute como autor junto a “Aleluya Nº” y que también lo fue de Massiel, conocida entre los intelectuales de la época como la “Tanqueta de Leganitos” un inesperado himno político en pleno franquismo.

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido. Mi cita de bandera es una frase de José Ortega y Gasset: "Ser de la izquierda es, como ser la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral".

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: