Loa del bruñido botijo que no necesita pilas. Su modo de empleo e instrucciones

Acuciado por el calor que estos días padecemos, sin que podamos mitigarla con los modernos aparatos de aire acondicionado, pues el nuestro ha decidido por su cuenta tomarse un descanso en estos días; a modo de huelga de estibador, ya que trabaja, pero solamente para mudar el aire de sitio, he redescubierto el mejor invento del arte de la alfarería:

Leer más