Hoy os hablaré, bandarras mios, de Santa Bárbara Bendita

Hoy os hablaré, bandarras mios, de Santa Barbara. Sólo os acordáis de ella cuando truena, ¡Nanos! Y eso no puede ser, ¡Joder! Santa Barbara las paso reputas.., para que al cabo de los años solo la recordéis cuando os acojonáis por un trueno de “naa”.

Leer más