(II) Y Don Rodrigo, Mio Cid, volvió a su Valencia por el aeropuerto de Manises

Don Rodrigo Diaz de Vivar y Llopis llegó a Valencia. Su avión aterrizó en Manises procedente de Barajas sin incidencia reseñable…salvo un pequeño altercado producido cuando antes de despegar una muy bella azafata enseñaba a los pasajeros el funcionamiento y modo de empleo del salvavidas en caso de emergencia. Don Rodrigo, que no callaba ni buceando con tortículis, interrumpió las instrucciones: “Disculpe, bella dama, ¿está usted insinuando que el comandante de aquesta nao tiene la intención de amerizar en el pantano de Alarcón o quizás en una piscina de alguna urbanización de pequeños burgueses conquenses!!??”

Leer más