¡Papá, papá, yo también quiero ser un héroe! Por Mercedes Ibáñez Huete

¡Vaya…está ocupado!. Era el banco de siempre…donde me siento a descansar todos los días después de el paseo obligado.Hacía ya demasiado calor, pensé mientras me dirigía hacía él…”mañana tendremos que salir mas temprano”. Era sábado. Había un hombre joven hojeando la prensa, unas pequeñas gafas sobre su recta nariz…me acerqué…”¡”buen día”! Levanto la cabeza me sonrió y las lentes resbalaron un poco hacia la punta. Me hizo gracia. Y me senté un poco acalorada, con la respiración agitada…

Leer más