Resaca sentimental por sobredosis del genérico derecho a decidir. Por Manuel Artero

Reconozco mi mareo de los últimos días por abusar de la realidad política española y sus ficciones, claro está, y sobre todo por asomarme con inocencia a ese abismo social que plantean la mayorías de las noticias bomba y los titulares cañón. Pero sobre todo, intuyo que me afectan los disgustos que han asestado a mi corazón un montón de conocidos y amigos que, apresados en la telaraña publicitaria de los falsos conceptos, me recitan el falso mantra del derecho a decidir, con la soberbia propia de su autoestima como progresistas y esos ojos fijos y desorbitados que tan solo había visto antes en los sectarios creyentes de falsos y millonarios profetas.

Leer más

La esencia de la pegatina estadounidense para coches: Ilegales que no es esto, que no os enteráis. Por Félix Fernández de Castro

Aquí como allí, las Personas de Orden los Progrepollas, “Morons”, en seguida nos llaman Racistas, cuando tratamos el tema de los ilegales que residen en el País

Leer más