(IV) Rajoy, de falso nueve en la selección, el carnicero que sabía demasiado y mi vecino sindicalista

El maestro del solomillo me lo repite cada mañana cuando le saludo en el mercado. “Aquí en mi carnicería no se habla ni de la prima, ni del rescate, ni de la crisis.., los podemitas ni de Trump que me tienen ustedes aburrido”. Pero hoy, a continuación, de recitarme el lema, y reírnos los dos, en voz baja, entre confidente y espía, me susurra que nunca pensó que eso de los mercados le iba a afectar tan de cerca. Así que a punto de enlazar una conversación sobre la selección española de fútbol, me callo oportunamente y le dejo seguir. Gerardo, así se llama, continúa:

Leer más

Primera entrega (8 Capítulos y Prefacio) . Folletín palmario a varias voces: Don Juan Galcerán se quiere casar

¡Pues sí, bandarras míos, guardaos de ellas! De entrada os diré que sé, a ciencia cierta, que fue una “Cachonda treta” de mi Cachondo Creador, quien teniendo ganas de juerga, avisó a su inseparable amigo, el Arcángel San Miguel, diciéndole…”Miguelito, nano…ven y tráete las palomitas, que hoy nos vamos a descojonar vivos con el enajenao del Bandarra!!”.

Leer más

(XXIII) La rosa marchita de los socialistas llena el suelo de pétalos que los podemitas escupen

En mi paseata diaria me cruzo en la Plaza de Santa Ana con un par de ciudadanos que, con toda delicadeza depositan una rosa mustia en las manos del poeta Federico García Lorca. Les pregunto sobre su significado y uno de ellos con ganas de hablar y con flema poética entre lo socrático y lo cínico, me responde que se trata de una metáfora. Que el gesto va dedicado a los socialistas y su líder de pacotilla, el Sánchez ese, tan mustio de talla moral, como la rosa que acaba de colocar.

Leer más

Estoy harto de fachas como tú, le dijo la sartén al cazo. La insoportable vecindad (XXII)

En nuestro diálogo sobre la mala situación que atravesamos todos, repasamos la lista de los alcaldes de Madrid desde la muerte de don Enrique Tierno Galván alque recordamos con unas risas de juventud

Leer más

Hoy, tentada por la tentación de tentar, reivindico mi derecho a la seducción

Percibo que hoy, es casi inexistente.. Todo es más directo, más grotesco, más rápido, por supuesto menos sutil.. Me refiero al juego de la seducción. A provocar la atracción en alguien que quieres y mantenerla.., conquistar para una relación, no sólo física, sino también emocional, lejos del significado literal del diccionario.

Leer más

XIX La insopotable vecindad… : El discurso de la mentira y las vergüenzas al desnudo

Veo muy de mañana todos los días al joven Mamadou. Se intuye que se levanta con ganas de progresar y me alegro. Le he conocido pidiendo en la frutería de los chinos durante muchas semanas. Es fuerte y no tiene mas de veinte años. Viene de Senegal y sabe qué significa cruzar el desierto del Sahara huyendo de la muerte, y me ha emocionado algunas mañanas al cantar dulcemente, y a toda voz, en el cruce de la calle León con la calle Huertas, en el barrio de las Letras de Madrid. Entona bien el africano, sin desafinar. Se ha aprendido además un lema que intercala con su canción, sin intuir que ha comenzado con el discurso de la mentira

Leer más