(I) Bismarck es para la Alemania de hoy una figura semiperdida en la historia y sin embargo omnipresente en las estatuas. Por Rafel Gómez de Marcos

Bismarck es para la Alemania de hoy una borrosa figura mítica, semiperdida en la historia y sin embargo omnipresente en las innumerables estatuas
Bismarck es para la Alemania de hoy una borrosa figura mítica, semiperdida en la historia y sin embargo omnipresente en las innumerables estatuas

 

“Controvertido como pocos, admirado y odiado aun después de su muerte, Bismarck es para la Alemania de hoy una borrosa figura mítica y semiperdida en la historia”

 

 

El Bismarck-Denkmal es un monumento en la ciudad de Hamburgo, el más grande y probablemente el mejor conocido monumento al Canciller de hierro del mundo, todo un símbolo de esta ciudad portuaria.

Bismarck, convencido de que cualquier movimiento democrático minaba los cimientos del Estado, era consciente, sin embargo, de la necesidad de mejorar la suerte de los trabajadores, para que no se rebelasen contra el poder. Y a partir de 1883 fueron creados sistemas de seguro de enfermedad, de accidentes y de vejez. En 1892, dos años después del final de la “era Bismarck”, Alemania tenía una legislación social muy avanzada en comparación con los demás países.

Controvertido como pocos, admirado y odiado aun después de su muerte, el canciller de hierro es para la Alemania de hoy una borrosa figura mítica, semiperdida en la historia y sin embargo omnipresente en sus innumerables estatuas y monumentos que parecen montar guardia por todo el país.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rafael Gómez de Marcos

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido.

Deja un comentario