La responsabilidad profesional está hoy a ras de calle y de quincalla. Por Rodolfo Arévalo

La responsabilidad profesional está hoy a ras de calle y de quincalla
La responsabilidad profesional está hoy a ras de calle y de quincalla. En la imagen Gila, Gila, o la vigencia de un humorista genial

“Hoy en día los servicios de las compañías de suministros son caóticos, insufribles e inaceptables. Vamos unas mierdas pinchadas en un palo y la responsabilidad está a ras de calle y de quincalla”

Hoy en día los servicios de las compañías de suministros son caóticos, insufribles e inaceptables. ¿Dónde quedaron aquellos avisos a Telefónica en el que un propio de la compañía, ni siquiera una subcontrata, venía a tu casa a arreglar el teléfono? De verdad no lo sé, es un misterio insondable de las nuevas empresas que subcontratan, en países allende los mares, a propios de una empresa subsidiaria que tiene a los curritos por cuatro duros para ¿ayudarte?, si te ayudan, pero no lo consiguen. Poner empeño, lo ponen, es muy buena gente y no tienen ni una décima parte de la culpa que tiene la empresa que los contrata, por ejemplo el CEO de Orange en España.

Señores directivos, sus empleados no están para poner sus voces o caras o lo que sea, de parapeto para que no le lleguen a usted las leches. Esas que deberían llegarle por tener una mierda de empresa que no tiene ninguna responsabilidad, ni vergüenza, ni lo que hay que tener, como Don Hilarión. Una empresa que no forma a sus empleados de ventas para ofrecerte una rebaja con fidelización, que obedezca a tus necesidades, que te venden una moto nueva de conexión televisiva cada cierto tiempo y que por mucho que te empeñes te hace perder parte de tu paquete anterior.

Claro que nadie les ha explicado que te digan, ¿Qué pierdes? con el cambio. Y para empezar lo que pierdes es la paciencia, los nervios, casi la salud por subida de tensión y dos o tres días de no poder ver los canales de Tv contratados, porque resulta que con esa extraordinaria oferta ya no puedes ver Tv por decodificador, sino por la mierda del omni presente teléfono móvil o una Smmart TV que no sé como sabe el enterado o enterada de comercial que tengo, porque ¡NO TENGO!

Y a continuación viene la pregunta por la oferta de canales de fútbol. ¡¿Pero es que no hay nadie que se salga de la manada de borregos?!, ¡No mira bonita o bonito! No, no quiero Fútbol, películas sí, las justas y series también, pero quiero el paquete que me permite acceder a los canales de TV generales y en abierto ¡Queda claro!… Espere que le paso con un técnico… musiquita, Otra voz, “¿si que desea?”, “ya se lo dije a su compañero”. “Ya pero es que solo me ha pasado su nombre”. Vaya por Dios vuelta a explicar el problema, “su nombre por favor” “tal del tal”, “su número de teléfono y carnet de identidad”.

Sepan ustedes que si no lo he dicho ya cinco veces es más, es que miento. Estoy de una mala leche que lo flipas, hablando en ordinario, porque de otro modo no te entienden, deben de ser recién salidos de la ESO. Son como autómatas y al final no sabes si hablas con una máquina o con un ser humano. Hombre o mujeres correctos y educados son, solo faltaba que no lo fueran. Finalmente cuando estás a punto de reventar, milagrosamente se corta la llamada, por dos motivos: Primero, que realmente la empresa que te suministra la línea es una mierda, suele suceder y en la actualidad, por mucho que se anuncien son muchas, o segundo, que se están choteando de ti, o que les importa una mierda lo que digas.

Veremos cuando a fin de mes no pague la factura y les adose una demanda. Una respuesta de hoy que me ha desarmado es que todas las empresas de telecomunicaciones son iguales. Vaya un consuelo que me das Pedro Coliandres … Y no, a él no le importa porque le pagan la mierda que le pagan, y es todos los meses, para aguantar que se caguen en todos sus muertos a diario, por la malísima empresa que lo sostiene, y por los mierdas de directivos que sin saber absolutamente nada de seriedad, organización de la empresa, mantenimiento, gestión etc, se pasan a los clientes por el forro porque solo esperan los resultados de fin de año.

El Consejo de Administración preguntará: ¿A cuánta gente hemos amargado la vida, cuántos se han apuntado, cuánto ha sido el beneficio…? ¡a la mierdaaaaaaaa! ¡YA!. Me he pasado la vida trabajando en una empresa de TV y nunca he visto un tan mal servicio al espectador por muy llena de vagos que estuviera la empresa, pero es que hoy todo está mano por hombro y claro así no hay usuario, gilipollas o no, que resista ni estando cuadrado, ni teniéndolos cuadrados. ¡PAÍS!

Luego nos quejamos de los políticos que tenemos sobre todo de los sesteantes de bancos de la siniestra, pero con esta recua de Nuevos Trabajadores de la Nueva Normalidad que parece más bien de la nueva anormalidad, no sé que podemos hacer, como no sea cortarnos las venas delante de la jeta de algún CEO imbécil y elato o delante del preclaro político social comunista, que sino le importa una subida salvaje de la luz, ¿le va importar que una telefónica funcione? Sociedad de BOBOS DE BABA POR ¡TUTATIS! A gusto me he quedado.

Lo próximo un buró fax pre demanda por publicidad falsa e incumplimiento de contrato, así como engaño telefónico, mal asesoramiento y venta de producto de fidelización no pedido, ni deseado. Hala que lleva de todo. Porque YA ESTÁ BIEN de chuletas Jefazos de ¿empresas?, no ni siquiera se pueden llamar así, eso es otra cosa mucho más seria por eso digo que hoy en día los servicios de las compañías de suministros son caóticos, insufribles e inaceptables. Vamos unas mierdas pinchadas en un palo y la responsabilidad está a ras de calle y de quincalla, peor que eso. ¿Dónde quedaron aquellos avisos a telefónica en el que un propio de la compañía, ni siquiera una subcontrata, venía a tu casa a arreglar el teléfono?. ¡Vaya usted a saber!.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: