Susana Díaz “pasa” del Senado y demuestra su arrogancia socialista. Por Eugenio Narbaiza

susi de narbaiza
La actitud de Susana Díaz, fue en todo momento, arrogante, despótica e impropia de alguien que acude a una comisión de investigación representando a una institución como la Junta de Andalucía. Ilusración de Linda Galmor

“La comparecencia se caracterizó desde un primer momento por la tensión provocada desde la persona de la presidenta de la Junta, al acusar a la comisión de haberla convocado para hacer precampaña electoral”

A lo largo de seis horas de sesión en la que compareció la presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz, en calidad de su cargo institucional y no como secretaria general de los socialistas andaluces, se celebró ayer en el Senado la cuadragésimo séptima sesión de la Comisión de Investigación de Financiación de los partidos políticos.

Esta comparecencia de la presidenta de la Junta de Andalucía que tuvo como protagonistas a ella misma y al portavoz de la comisión Luis Aznar, se caracterizó desde un primer momento en una tensión provocada desde la persona de la presidenta de la Junta, al acusar a la comisión de haberla convocado para hacer precampaña electoral y como consecuencia de ser la candidata socialista a la presidencia de la Junta de Andalucía. La actitud de Susana Díaz, fue en todo momento, arrogante, despótica e impropia de alguien que acude a una comisión de investigación representando a una institución como la Junta de Andalucía, puesto que, a lo largo de sus seis horas de comparecencia, no solo no aclaró las cuestiones planteadas por el senador popular Luis Aznar, sino que el casi medio millar de preguntas que le realizaron, tuvieron que soportar las continuas interrupciones, objeciones y descalificaciones de la compareciente hacia quien le preguntaba, intentando incluso dirigir la manera de plantearlas o como se deben interpretar las cosas en esta comisión de investigación.

Se puede decir con absoluta severidad que la presencia de la presidenta de la Junta de Andalucía en esta comisión, no ha servido para clarificar las cosas, porque a lo largo de toda su comparecencia, no contestó a casi ninguna de las cuestiones planteadas, llegando incluso a recriminar al senador Aznar por la manera, el tono o la forma de realizarlas.

Sin lugar a dudas, en esta comisión de investigación, la presidenta de la Junta, la socialista Susana Díaz, ha dejado muy evidente cuál es su manera de actuar como responsable de la institución andaluza y sobre todo, el grado de confusión que tiene con respecto a que denunciar o recriminar acciones de esta institución, no supone atacar a una comunidad autónoma, ni a sus habitantes, sino denunciar las maneras de gestionar de un partido que lleva 40 años en el poder y que al no tener alternancia en el mismo, considera propias las instituciones que en realidad pertenecen a los ocho millones de habitantes que componen Andalucía.

susi guapa
la socialista Susana Díaz, ha dejado muy evidente cuál es su manera de actuar como responsable de la institución andaluza. Ilustración de Linda Galmor

“Respecto a los temas tratados en estas seis horas de comisión, destacaron la presencia de tres familiares de la presidenta Susana Díaz en empresas subvencionadas con dinero de la junta”

Respecto a los temas tratados en estas seis horas de comisión, destacaron la presencia de tres familiares de la presidenta en empresas subvencionadas con dinero de la junta, la coincidencia de sedes compartidas entre UGT y el PSOE de Andalucía a la hora de celebrarse los cursos de formación en determinadas sedes de estas formaciones por las que recibían dinero y sobre todo, un núcleo importante de esta comparecencia, se centró en el caso de los ERE y en distintas actuaciones del organismo autónomo en este caso, que al corresponder a una época anterior a la presencia de Susana Díaz en el gobierno de la junta, primero como consejera y después como presidenta, afirmó desconocer porque no correspondían a su etapa de gobierno.

Una vez más cuando Andalucía sufre uno de los casos de corrupción más importantes de la historia de la democracia y cuando la máxima representante de la comunidad acude a una comisión de investigación de un ente de rango superior a la autonomía, como es el caso del Senado, cámara territorial de plenas competencias sobre las autonomías, se ha visto no solo la falta de colaboración de la cabeza visible de la institución, sino la manera de despreciar a todos los andaluces, que además de sentir vergüenza por lo sucedido ayer en el Senado, han podido comprobar la arrogancia y el nepotismo de la secretaria general del partido que está afectado de lleno por el caso de los ERE, al estar sentados en el banquillo de los acusados dos de sus ex presidentes de partido y ex presidentes de gobierno del ente autonómico Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

No es de recibo que quien representa a la Junta de Andalucía y ahora que se está investigando un nuevo caso de transferencias económicas desde todas las consejerías del ente autónomo a una de las agencias, la presidenta de Andalucía, solo limite su capacidad de representación a los años de su mandato, olvidándose de que además de la presidenta de los andaluces, es la responsable del partido que ha causado un daño de 848 m de E a los andaluces y que si se confirman las investigaciones abiertas desde la justicia, se podrían incrementar en otros 3500 m de e.

Andalucía y los andaluces merecen el respeto que ayer no demostró tenerles Susana Díaz y por ende, también los españoles que son quienes ayer contemplaron en una comisión del Senado como desde su cargo, no tiene interés en hacer ver que Andalucía no es la región corrupta que indican incluso desde las instituciones europeas, sino que esta corrupción viene dada desde ámbitos que por estar en el poder sin posibilidad de alternancia, se han pensado que la Junta, los andaluces están para su beneficio y a su servicio.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Eugenio Narbaiza

Eugenio Narbaiza

Soy Azcoitiano de nacimiento pero laredano, pejinuco y retrechero de corazón. Llevo en el alma ese espíritu marinero de quienes liberaron a Sevilla de sus cadenas, recibieron al Emperador Carlos V en su camino a Yuste y de quienes hicieron de Laredo, la Niza española. Amo la Libertad, al individuo y la verdad porque nos hace libres y mis armas son la pluma, la palabra y mis principios para defender a mi amada España.

Un comentario sobre “Susana Díaz “pasa” del Senado y demuestra su arrogancia socialista. Por Eugenio Narbaiza

  • el 9 noviembre 2018 a las 18:58
    Permalink

    Susana va de Sultana y pasa de las preguntas dela oposición , ella no sabe nada… el

    Respuesta

Deja un comentario