A toro pasado y lo mucho que nos queda por hilar y tejer en la política andaluza. Por Fernando M. Gracia Climent

¿Para cuándo la ilegalización de los partidos comunistas? Por Linda Galmor
¿Para cuándo la ilegalización de los partidos comunistas? Por Linda Galmor

“Sigue pareciendo que para la mayoría de formaciones políticas el bien común es algo secundario”

Las elecciones andaluzas planteaban múltiples incógnitas, algunas de ellas desveladas en las urnas el pasado domingo y otras nuevas que surgen de los resultados. En principio debería entenderse la existencia de dos planos de análisis, uno regional y otro nacional, pero con muchas interrelaciones y variables. Digo esto último con cierto desánimo. Sigue pareciendo que para la mayoría de formaciones políticas el bien común es algo secundario.

Se dice en determinados foros no se que de la influencia de Cataluña, ¿de esa influencia y/o del hartazgo qué tiene la sociedad ante determinados manejos, tomaduras de pelo y ultrajes consentidos a la dignidad de los españoles, sus símbolos, valores democráticos?

La sensación de que la separación de poderes no es tal, potenciada por algunos para conseguir su desprestigio con fines traicioneros, la corrupción, el matonismo demostrado por algunos clamando a salir a las calles para invalidar por la vía de los hechos un resultado sagrado en democracia, el que emana de las urnas… ¿De qué va esto?

Ya se ha dicho hasta el hartazgo, que olvidar el pasado nos condena a repetirlo. Para aquellos que parece quieren repetirlo les recordaría que el pasado, lo mismo que el presente y el futuro tiene su lado bueno, pero también sus cosas nefastas y que deberían conocerse bien para no volver a sufrirlas. La verdad solo es una, lo demás son interpretaciones.

“He escuchado por diversas tertulias radiofónicas desde verdaderos insultos hasta la condescendencia más insultante hacia los andaluces que votaron a la sorpresa de la jornada electoral, VOX”

He escuchado por diversas tertulias radiofónicas desde verdaderos insultos hasta la condescendencia más insultante hacia los andaluces que votaron a la sorpresa de la jornada electoral, VOX, no tanto para pocos a nivel cualitativo, pero si para casi todos a nivel cuantitativo. Que se han equivocado, que si falta de criterio, … Señoras y señores, los votantes no se equivocan, simplemente eligen. Criterios no les han faltado, de todo tipo, para elegir a unos u otros. O para no elegirlos y quedarse en casa. Esa es la esencia de la democracia, que deberíamos cuidar entre todos.

Los hechos plasmados en las urnas: El PSOE se queda en 33 escaños, Adelante Andalucía logra 17, el Partido Popular 26, Ciudadanos 21 y VOX 12.

Como ya he dicho en el inicio de este artículo los resultados deben verse en doble clave autonómica y nacional. Casado aprueba por los pelos porque su candidato, con el permiso de C´s, podría alcanzar la presidencia de la Junta de Andalucía. Pedro Sánchez recibe un primer aviso de que algo no cuadra en su hoja de ruta. El PSOE, el gran perdedor, deja el Gobierno después de 40 años de poder ininterrumpido. Adelante Andalucía paga su pacto con IU por asimilación confirmando su techo alrededor del 15% aproximadamente.

Ahora tenemos por delante un periodo no menos importante en el proceso democrático, la gestión del mensaje que ha dado el electorado plasmado en las negociaciones para intentar formar el nuevo gobierno de Andalucía.

“Lo curioso es que algo que a la gente nos puede parecer impensable otros lo hacen sin consecuencias”

Pero nada de esto importa a algunos para los que no asumir los resultados de las urnas cuando no les favorecen es algo normal y democrático. Lo curioso es que algo que a la gente nos puede parecer impensable otros lo hacen sin consecuencias. Me refiero a llamar a la lucha “antifascista” para no hacer autocrítica del propio fracaso de propuestas políticas obsoletas, caducas y demostradamente ineficaces. Me refiero al líder de Podemos, si, el del recién comprado chalet de, según dicen, 600.000€, o lo que es lo mismo 100.000.000 de las antiguas pesetas. Ahí es nada (teniendo en cuenta lo que defiende el señor y que se comenta que dicho inmueble debe costar más a tenor del sitio, planta y vecindario). Llamar a la lucha callejera es una irresponsabilidad absoluta, antidemocrática y totalitaria cuando lo que se reclama es la invalidación de la elección del pueblo en las urnas.

Las democracias donde solo se puede elegir un color han tomado nombres curiosos, como democracias populares, democracias orgánicas, … Ciencia es ciencia y no lo que se quiera, aunque se llame como se llame. ¿Qué pasará cuando algunos de esos que se manifiestan en contra del resultado de las urnas se enteren o caigan en la cuenta de que PSOE ha pasado de cinco a tres senadores, mientras que el PP ha reducido sus parlamentarios de tres a dos, Ciudadanos ha obtenido dos, Adelante Andalucía (Podemos) mantiene uno y VOX obtiene uno como representación por designación autonómica en la Cámara Alta? Pues nada debería suceder más allá de la normalidad democrática que protege nuestro ordenamiento jurídico. En fin, es lo que hay.

Si hablamos de posibles quinielas para ocupar la presidencia de la Junta la cuestión se pone curiosa. Todos han ganado, todos merecen tan alta distinción según ellos. El PSOE por ser el más votado y haber ganado las elecciones y con la que tienen liada aquellos que quieren a Susana amortizada dentro del partido, el PP por pura inercia al verse el más votado del bloque conservador, en plena euforia de haber salvado el examen, y C´s por haber duplicado con creces su representación anterior. En el caso de la marca de Podemos en Andalucía están más entretenidos con sus cuestiones internas y propugnan la consabida cuestión del bloque de la izquierda, pero sin demasiada convicción para el ruido previo.

Vox no quiere entrar, al menos hasta el momento de escribir estas letras, en un posible gobierno de Andalucía, aunque si apoyar el fin del “régimen”, que persistía desde hace décadas al sur de Despeñaperros, apoyando una investidura alternativa.

Veremos si el empecinamiento de Ciudadanos en que sea Juan Marín quien lidere, desde la presidencia de la Junta, el cambio en Andalucía siendo la tercera fuerza más votada, no nos lleva a nuevas elecciones que sería lo que más oxígeno le daría a Susana Díaz en Andalucía y en España frente a los ataques de los “sanchistas” que quieren defenestrarla definitivamente. ¿Será posible tamaño error de cálculo por parte de los de Albert? ¿Se le perdonaría a nivel nacional, en las elecciones generales, tal “traición” a lo que se espera de Ciudadanos por parte de un amplio sector de su electorado? ¿Qué papel deberá jugar Teresa Rodriguez si es que le queda alguno? ¿Sabrá jugar sus bazas Vox siendo los nuevos en el patio?…

“Mucho queda por hilar y mucho por tejer. Esperamos atentos a lo que se puede estar cociendo en las cocinas andaluzas”

Mucho queda por hilar y mucho por tejer. Esperamos atentos a lo que se puede estar cociendo en las cocinas andaluzas. Veremos si sale por fin algo bueno de todo este maremágnum al que nos tiene últimamente acostumbrados la crónica política y se ataca lo verdaderamente importante de raíz, que son los problemas de la ciudadanía. Los de verdad, los de andar por casa.

En poco tiempo se despejarán algunas incógnitas a nivel nacional que quizás nos orienten en lo que está por suceder: Presupuestos Generales, nacionalismos, …

En fin, esperemos que esta vez si la democracia sea capaz de defenderse a si misma de aquellos que la nombran en vano cuando el resultado de las urnas no es de su gusto. Ha costado demasiado conseguirla para perderla por el camino en vez de potenciarla y reforzarla.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Fernando M. Gracia Climent

Fernando M. Gracia Climent

Porque pienso que la humanidad no se divide en gente de derechas y gente de izquierdas, hombres y mujeres,... se divide en buenas y malas personas, escribo desde el corazón pero siempre usando la cabeza. Músico, lector compulsivo, historiófilo, proyecto de escritor, cinéfilo impenitente y Alférez de España.

Deja un comentario