Alfonso Alonso nunca supo que la ropa sucia se lava en casa. Por Ana Castells

Alfonso Alonso
Alfonso Alonso

«El bochorno político protagonizado por Alfonso Alonso, hasta hoy líder del PP vasco y Pablo Casado, el Presidente del partido es una de las típicas maniobras de autodestrucción de la derecha española»

Si la izquierda española fuese creyente (creyente en Dios, «I mean») tendría que estar todo el día dándole gracias por la derecha que le ha tocado. El bochorno político protagonizado por el hasta hoy líder del PP vasco y el Presidente del partido es una de las típicas maniobras de autodestrucción de la derecha española.

A la izquierda la mantiene unida, así caigan chuzos de punta, así tengan en su seno algunos de los escándalos de corrupción y robo de los dineros públicos más graves y más grandes de la reciente historia de España, el ansia del poder y de medrar al amparo de los Presupuestos del Estado. Un pegamento que funciona sin fisuras, al menos sin fisuras exteriores que es lo más importante.

La derecha nunca ha aprendido esa reflexión tan sensata de las abuelas: «la ropa sucia se lava en casa». El señor Alonso debería haber recordado que al que tiene en su mano el poder -en este caso, el poder de confeccionar las listas-no se le puede sacar la lengua públicamente, con una pataleta infantil como la que exhibió: ¡No voy a Madrid porque no han contado conmigo para el acuerdo! ¡Hala y Hala! Brindándole así a su presidente la ocasión de mostrar que él es el que manda en su partido. Para un líder bisoño como es Casado, ceder ante una afrenta como la que protagonizó, públicamente insisto, Alonso era inaceptable so pena de mostrar debilidad y falta de liderazgo.

No tengo ni idea de si Carlos Iturgaiz es mejor o peor que Alfonso Alonso de cara a sus votantes, en todo caso me merece el respeto de aquellos que supieron aguantar en un entorno asesino sin renunciar a sus principios, pero si creo que Alonso ha protagonizado, una vez más, lo peor de esta derecha que se agota siempre en luchas cainitas mientras deja el país en las peores manos que podía caer.

¡Ya podían bajarse todos de su particular pedestal y mirar un poco por el país, mecachis!

Anna Castells

Anna Castells

Soy Licenciada en Derecho y periodista de profesión. He sido Jefe de Prensa del Ministerio de Cultura y del Tribunal Constitucional. Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la compañía RENFE. Editora y Presentadora de diversos informativos de TVE y corresponsal de RNE en Francia. Profesora en diversos Masters de Liderazgo y Comunicación.

3 comentarios sobre “Alfonso Alonso nunca supo que la ropa sucia se lava en casa. Por Ana Castells

  • el 24 febrero 2020 a las 19:17
    Permalink

    Vd ha querido escribir Hala y Hala, supongo

    Respuesta
  • el 25 febrero 2020 a las 3:27
    Permalink

    Personalmente y sin prejuicio de que el viejo refrán, no lo entienden los prepotentes y aletargados burócratas de «profesión», es hora de que o entienden (interiorizan), que primero está España osea, los españoles todos y que virreinatos ya los hubo y nunca fueron buenos; que digo, le hicieron el juego al enemigo.
    Sr. Alfonso, váyase, búsque un trabajo y «trabaje». Estamos hartos de Señoritos y sus palmeros. Es más, todos juntos busquen (sin puertas giratorias) un trabajo y trabajen, que están alopecicos y NO TRABAJARON NUNCA……y NUNCA es NUNCA COÑO.
    Son palmeros del PNV y del PSV y se han montado un esquema de vida, de tramoya, rioja y lechazo.
    Y Feijó que calle la boca, que el nacionalismo gallego resucitó bajo sus voluminosas ubres de EUROS y + EUROS……. y paseos en barco con narcotraficantes, si?
    El inútil y cobarde Rajoy, ahogándose en whiskies y la estúpida provinciana Soraya, bolso en ristre!!
    Dais vergüenza ajena. Niños de papá, que ni siquiera tenéis lo que hay que tener, para SERVIR RESPETAR y PROTEGER a la Nación, que deciis representar.
    O empiezan a funcionar de verdad, al servicio de esta Magna Nación o lloverán las querellas por omisión dolosa del deber de servir, de no mentir y no robar. Y si no lo saben hacer, SE VAN!! Somos muchos en este País, muy trabajados, muy estudiados y con sobrada y acreditada capacidad, para enviarlos al guano (Oposición de INÚTILES incluidos)

    Respuesta

Deja un comentario