La Pintura de los días por Mila Soyyo. Hoy, la soñadora

¡MUY BUENOS DÍAS!

 

Hoy, siendo jueves sabréis que La Paseata abre sus puertas de una forma diferente y si no lo sabéis ahora os lo cuento.

Durante meses, llevo compartiendo con un lector o colaborador de esta revista, el saludo de la mañana.

En esta ocasión, tengo el honor de compartirlo con una lectora habitual, una mujer, su nombre es Ana y os daré una pista.

Si os hablo de sencillez en sus formas, de la naturaleza, la montaña, el campo desde donde nos llega el poder contemplar unas hermosas flores al despertar, o un anochecer donde el cielo avisa de la lluvia. Si os cuento que añora el Cantábrico, está rodeada de animales, y que tiene una perrita cuyo nombre es Xana, el mismo que en la red social de twitter nos muestra: ¿Sabéis de quién os estoy hablando?.

Hoy, os presentamos una obra de un artista contemporáneo. Un hombre que desde su más tierna infancia tenía el don de la pintura, haciendo un trabajo además de riguroso, exquisito. Ha obtenido numerosos premios y es reconocido a nivel mundial. Pinta con el corazón y es la única forma de llegar a los que contemplamos sus obras, no siendo ésta la primera vez, en alguna ocasión os he presentado otras pinturas de este artista.

Morgan Weistling. Alemania 1964. Pintor contemporáneo.

Morgan Weistling . 1999 “ Soñadora” Óleo sobre tabla 101,60 x 76,20 cm.

“Soñadora” Por Ana

 

Quedó dormida la niña de la guirnalda de flores en el cabello, agotada por el juego.

Atravesada en la mecedora de madera descansa sobre una mullida manta.

Sus piernecitas caen sobre el brazo de la mecedora y lleva los pies descalzos; no debe tener frío pues tiene sonrojadas las mejillas.

Los muñecos que la rodean parecen vigilar su sueño bajo la tenue luz de un farol.

¡Es tan bella la escena!

¿Será la realidad o es lo que sueña la niña?.

“Soñadora” Por Mila Soyyo

 

Contemplo ternura, belleza y sosiego,

mirando la obra, sentimientos tiernos.

Hace que me aleje del mundo imperfecto.

y me adentre en el alma de niña que tengo.

 

Una mecedora acuna con tiento

el sueño de un ángel que está en este tiempo

rendida quedó la niña yo veo

soñando está , será con sus juegos.

 

Y su mano dice “que bien me siento”

mientras la muñeca, en brazos de momento

el osito espera a un nuevo comienzo

y la otra muñeca, se fue cayendo.

 

¡Hora de despertar! Lánzame un beso.

***

Aquí finalizamos. Esperamos que os haya gustado. Aprovecho la ocasión para agradecer a Ana, su colaboración en el “muy buenos días” de hoy. Mi agradecimiento también a Manuel Artero, editor jefe de La Paseata, ya que sin él, esto no podría ser posible.

La Paseata os desea que paséis un maravilloso jueves y soñemos, dejemos salir al niño interior. Soñemos y despertemos haciendo un futuro mejor. Necesario para todos nosotros y para ellos.

MMB

Mila Soyyo

Nací en Madrid, hace ya unos años. Soy administrativa de profesión pero tengo claro que lo mío son los retos. Siempre aprendiendo, y disfrutando de todo lo que me gusta y me hace vibrar. De todo aquello en definitiva que consigue que sienta, de lo diferente, lo que no está escrito, lo que nadie espera y está ahí deseando que tu lo descubras... Y te aseguro por experiencia que llega.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: