Tommy Roe siempre fue algo más. Por Rafael Gómez de Marcos

Tommy Roe

«Tommy Roe fue uno de los máximos representantes del bubblegum, una música pensada exclusivamente para atraer a adolescentes»

A principios de los 60, Tommy Roe probó fortuna con el folk. En marzo de 1963, realizó una gira por el Reino Unido, conoció a The Beatles de regreso a los EEUU, y por ello, intentó que su sello, ABC Paramount, contratara a los cuatro de Liverpool. Así interpretó para al presidente de la compañía solo unos pocos compases de «Love Me Do«, y al oírlos el ejecutivo soltó: «Esa es la peor mierda que he escuchado en mi vida«, y le aconsejó que se mantuviera al margen del negocio de los buscadores de talentos.

Once meses después, el 11 de febrero de 1964, el mánager de los Beatles, Brian Epstein, le pidió que abriera como telonero el primer concierto estadounidense de los Beatles en el Coliseo de Washington (DC).

Tommy Roe fue uno de los máximos representantes del bubblegum, una música pensada exclusivamente para atraer a adolescentes y preadolescentes. Pero nuestro protagonista de hoy fue algo más, con un estilo próximo al de Buddy Holly, en 1967 dio un salto al mundo del pop psicodélico, con dos discos “It’s Now Winter’s Day” Ahora es el día de invierno «y «Phantasy«. Pero Tommy Roe nunca pasará a la historia por éstos LPs, sino por hits de índole mucho más comercial como “Dizzy”. Otro de sus éxitos «Sheila» grabado por Tommy Roe en 1960 se convirtió en el tema principal del álbum debut de Tommy Roe en 1962, con el que conseguiría su primer disco de oro (más de un millón vendido) y le catapulto a la fama. Incluso The Beatles versionaron la canción, siendo incluida en la versión estadounidense del álbum pirata de los ¡Beatles Live!, grabado en el Star-Club de Hamburgo en 1962, poco antes de que se convirtieran en un fenómeno internacional.

 

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido. Mi cita de bandera es una frase de José Ortega y Gasset: "Ser de la izquierda es, como ser la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral".

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: