Lee Fields o la veteranía del Soul. Por Rafael Gómez de Marcos

Lee Fields

«Lee Fields es uno de los músicos con más personalidad del soul contemporáneo, un veterano que vive su mejor momento»

 

Lee Fields es uno de los músicos con más personalidad del soul contemporáneo, un veterano que vive su mejor momento desde que críticos musicales y aficionados volvieron a poner sus ojos en él. Apodado el pequeño James Brown, se dio a conocer con singles que nunca llegaron a convertirse en hits, el primero en 1969.

 

En 50 años de carrera Lee Fields ha trabajado con leyendas como Bobby Womack o B.B. King, Sharon Jones fue una de sus coristas y se llevó al gran Charles Bradley de gira por primera vez, al que pronto traeremos a esta sección.

 

El reconocimiento en la madurez de su vida ha sido un acto de justicia para el soul, un estilo que halla el clímax desquitándose de ropajes artificiosos y recreándose en el latir de un sentimiento de alegría, pena o redención. En 2012 público un disco real, honesto, fresco, cautivador y con un halo de fitro antiguo, empolvado, difuso, como si pareciera que se estuviera extrayendo el sonido de un viejo disco de vinilo. “Faithful Man” era el primer corte y daba título al álbum, un tema que me recuerda la sensualidad de Sam Cooke y el sonido de músicos como Bobby Womack o el mismo Al Green.

 

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido. Mi cita de bandera es una frase de José Ortega y Gasset: "Ser de la izquierda es, como ser la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral".

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: