Capilla Real de Granada. Por Susana del Pino

Capilla Real de Granada

«La Capilla Real de Granada es un edificio relevante en la historia del arte español y muy significativo de la hermosa ciudad de Granada»

   Construida entre los años 1505 y 1517 siguiendo el diseño de Enrique Egas (1455-1534) la Capilla Real de Granada es un edificio emblemático de la ciudad  andaluza y un importante símbolo de los comienzos de una España unida tras la guerra contra los árabes y que sentó las bases a finales del siglo XV para la creación de un Imperio, nuevos tiempos, nueva era, la modernidad.

 

  Su fundación se debe a los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla (1451-1504) y Fernando II de Aragón (1452-1516), quienes tras la conquista de la ciudad de Granada, decidieron que fuera en esta hermosa ciudad donde construir el monumento expresando su deseo de ser sepultados en él y que se utilizara como panteón familiar para su descendencia. La Reina tuvo gran interés en trasladar al edificio numerosos ornamentos, enseres y objetos personales para que fueran expuestos en él y que el conjunto se convirtiera en símbolo de la nueva España que surgía tras la reconquista de la Península finalizada tras la toma de Granada, ciudad que representaría para los monarcas el final de largas campañas militares, el triunfo de la cristiandad y el inicio de un nuevo proceso en el aspecto social, económico, político y religioso en toda la península. La Institución tuvo gran apogeo durante el reinado del nieto de los Reyes, hijo de su hija Juana I de Castilla, Carlos I (1500-1558), sin embargo hacia 1600 comenzaría a ocupar un segundo plano tras la construcción de El Escorial y el Castillo de Simancas en la provincia de Valladolid, transformado por Felipe II en Archivo General del Reino en 1540.

El edificio se integra en lo que se conoce como estilo gótico

  La Capilla tiene un gran sentido religioso ya que fue la misma reina Isabel quien deseó que así fuera, toda su iconografía gira en torno a la vida de Jesús. El edificio se integra en lo que se conoce como estilo gótico con elementos pertenecientes al final de este estilo, lo que se conoce como gótico flamígero aunque están presentes también el Renacimiento y el Barroco. Es una perfecta unión entre historia, arte y religión.

 

  El edificio en su conjunto es austero sin embargo posee una rica ornamentación con cresterías y motivos heráldicos en su exterior así como profusa decoración en las bóvedas, el altar mayor, las capillas, las rejas, que constituyen una auténtica obra de arte, y los sepulcros regios en el interior. La iconografía es importantísima en este edificio por el momento histórico en el que se realiza tras la conquista de Granada y el comienzo de una nueva etapa histórica.

Sepulcro de Juana la loca y Felipe el hermoso

  El edificio no solo alberga las tumbas  de los Reyes Católicos, también se encuentran los restos de la hija de ambos,  Juana I de Castilla (1479-1555) y su marido  Felipe I de Castilla y Duque de Borgoña (1478-1506) situados en una cripta bajo los magníficos sepulcros en la Capilla. El de Isabel y Fernando fue realizado por el italiano Doménico Fancelli (1469-1519) y se terminó en 1517. Fancelli introdujo junto a otros artistas el Renacimiento en España, realizó el sepulcro en mármol blanco y presenta al rey con armadura y apoyando sus manos sobre la espada;  la reina aparece con un sencillo vestido,  ambos miran hacia el retablo mayor y a sus pies  dos leones en actitud vigilante simbolizan la realeza. A los lados de cada uno de ellos aparecen cuatro tondos con temas de la vida de Jesús como el  Bautismo y la Resurrección y por otro lado San Jorge y Santiago. Los tondos están flanqueados por hornacinas que albergan las figuras de los apóstoles y en las esquinas cuatro estatuas sedentes representan a San Gregorio, San Ambrosio, San Jerónimo y San Agustín, Doctores de la Iglesia.

Sepulcro de los Reyes Católicos

  El sepulcro de su hija Juana la Loca y su esposo Felipe el Hermoso presenta igualmente a los reyes, una auténtica joya del Renacimiento español. El rey se presenta ataviado con armadura y empuñando la espada con ambas manos y con la insignia  del Toisón de Oro (Orden de Caballería fundada en 1429) y la reina con un rico y elegante vestido. Se hizo de nuevo el encargo al brillante escultor italiano Doménico Fancelli y al maestro burgalés Bartolomé Ordoñez (1490-1520) pero su ejecución estuvo llena de inconvenientes, ambos escultores murieron y fue terminado por el taller de Ordoñez pasando un largo periodo hasta ser ubicado en Granada. Un león y una leona aparecen también a sus pies, ángeles, escudos, sátiros y guirnaldas completan la decoración de ambos sepulcros.  La influencia italiana es palpable si apreciamos el soberbio mausoleo de Sixto IV, papa al que debe su nombre la Capilla Sixtina, obra del pintor, grabador y escultor italiano Antonio Polliauiolo (1433-1498) que se encuentra en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

 

  Para el segundo sepulcro no se siguió fielmente el diseño de Fancelli que pretendía mayor similitud con el de los Reyes Católicos, sobre todo en cuanto a la altura ya que el  de Juana y Felipe es más elevado,  lo que rompe en cierto modo la visión óptica del conjunto, a pesar de ello ambos mausoleos llenan el espacio completamente siendo los auténticos protagonistas de la Capilla.

Retablo de la Capilla Real de Granada

  El Retablo Mayor, obra de Felipe Bigarny (1475-1542) es impresionante, de gran riqueza ornamental se considera como uno de los mejores retablos platerescos de España en el que aparecen a ambos lados las figuras orantes de los Reyes Católicos, obra de Diego de Siloé (1495-1563) y se deja ver el nuevo estilo renacentista en la actitud  del resto de las figuras. La iconografía gira en torno escenas de la vida de Jesús, de San Juan Evangelista y San Juan Bautista así como lo que fue la obra realizada por los Reyes Católicos, entre ellos la Conquista de Granada con la entrega de llaves de la ciudad por Boabdil en 1492. 

El Misal de la Reina

  El Museo-Sacristía de la Capilla Real nos muestra un interesante legado del reinado de los Reyes Católicos y de su época. Los monarcas eran amantes del arte y muy religiosos, la colección de pintura del Quattrocento italiano, pintura española y flamenca, trajes de ceremonia, orfebrería, enseres  y objetos personales muestran un interesante legado de los monarcas. Isabel de Castilla era una mujer muy interesada en la cultura y su difusión, amante de los libros  y  atraída por la nueva corriente que surgía,  el humanismo, poseía una buena biblioteca con libros de muy diversas temáticas, religiosos, tratados de conducta, música, baile, derecho y obras de escritores de los siglos XIV y XV, en un principio esta biblioteca se encontraba en la Capilla pero fue  trasladada a El Escorial y Simancas por su bisnieto Felipe II. El Misal de la Reina sí se conserva en La Capilla Real, fue pintado para Isabel I por Francisco Flores en 1496  y está realizado en papel de pergamino con escudos y emblemas reales, textos adornados con miniaturas, figuras de santos y una bonita representación de la Crucifixión. Una auténtica joya. 

La reja de la Capilla

  La reja de la Capilla es una obra de arte que está concebida como un retablo con una preciosa  decoración con  motivos vegetales, medallones, escudos y figuras con  escenas del Nuevo Testamento.

 

   La Capilla Real de Granada es un edificio relevante en la historia del arte español y muy significativo de la hermosa ciudad de Granada, que aunque con una rica herencia de diversas culturas, posee un importante legado cristiano que es necesario destacar.

 

                                                                                                        

Susana del Pino

Malagueña y amante del arte, una de las pasiones de mi vida. Me gusta la belleza, la armonía y quiero siempre la verdad. Me siento afortunada y agradecida por muchas cosas, entre ellas haber viajado y conocido otras culturas que me han aportado tanto. Italia me fascina, nunca me cansaré de visitarla, siempre que regreso siento que una parte de mí se queda allí.

La vida es una oportunidad maravillosa para aprender, conocer, soñar, compartir, sentir... y siempre amar.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: