la CNN, Al Jazeera y La Sexta: Tres eran tres.., y ninguna era buena

La Sexta juega en casa y tiene su público, una audiencia logisana y lobotomizada capaz de perdonar hasta la falta mas rastrera al oficio del periodismo y Ana Pardo lo ha vuelto a hacer. La inefable lideresa de la Sexta, que no aprobó las oposiciones a redactor de TVE, le perdió su adéene sectario tras el último atentado islamista en Londres, y en directo, y en el formato por el que cualquier periodista que se precie sueña por practicar: la entrevista en profundidad. Se le escapó que los policías británicos asesinaron a los terroristas.

Leer más