¡El lobo, que viene el lobo! ¡Y que el Señor nos coja “confesaos”! Por Manuel I. Cabezas González

El pastorcillo, muerto de miedo, comenzó a vociferar: “¡Socorro! ¡Que viene el lobo!” Pero, esta vez, nadie le creyó ni vino en su ayuda, ya que nadie cree a un mentiroso

Leer más