Mostrando: 1 - 5 de 5 RESULTADOS

Pablo Iglesias, el contador de nubes, la Chacón y el coletariado de los pijoprogres camino del poder

Carmen Chacón, el contador de nubes y el ex-general hoy podemita en su época de esplendoroso poder.
Carmen Chacón, el contador de nubes y el ex-general hoy podemita en su época de esplendoroso poder.

Sube por la céntrica calle Santa Isabel y a la altura del cine Doré ni mira la cartelera. Busca la salida del barrio y se nota que sigue las indicaciones que le han dado, porque su mirada se centra en el nombre de las calles y cruza de acera unas cuántas veces antes de asegurar su salida por la calle Atocha.

Va disfrazada con vaqueros y unas amplias gafas de sol, pero es fácilmente reconocible. Anda despistada pero con coincide en su rumbo con el de los líderes podemitas que todas las mañanas realizan el mismo recorrido a la salida de uno de sus cuarteles centrales.

Está claro que por estrategia política no la acompañan, pero que acaba de terminar una reunión con los “mandamases del coletariado”. Se llama Cármen Chacón, es socialista, la generala en Cataluña, madre y esposa del señor Barroso, otro general electrónico del contador de nubes, poderoso caballero de la cosa mediática junto al empresario Roures, Ferreras y el apellidado Contreras. El círculo al completo de los millonarios de izquierdas a los que Zapatero concedió en el Consejo de Ministros del 25 de noviembre del 2005 la licencia de televisión analógica que todos conocemos hoy como La Sexta.

Y ahí va por la calle Atocha, sin escolta, enfundada en sus gafas la generala Chacón camino del palacio del poder, en el mismo día que el comunista Iglesias ha confirmado que para él, Zapatero ha sido el mejor presidente de España y, que por ello, procura pedirle consejo para los asuntos vitales.

Y es que los politólogos nos hablan de las corrientes internas del PSOE, de su vital importancia para conformar el futuro gobierno que saldrá de las urnas el próximo 26 de junio, nos remarcan las diferencias entre doña Susana y el culito bonito, las tensiones de sus varones y el cabreo de sus veteranos, pero poco, o nada, dicen del clan que ha inventado el concepto de socialdemocracia para blanquear a los podemitas, y que en estos días sigue al pie de la letra los preceptos de Maquivelo para conseguir el poder sin que los españoles ni España les importemos un pimiento.

Es lo que tiene la dictadura del coletariado de los millonarios progres a punto de subirse al coche oficial, y con escolta, ahora que todavía, nadie acaba de ver sus intenciones.

 

 

Los boleros de Antonio Monzón: ¿Para que viene usted Sr. Obama?

Obama

Como decimos los castizos, le queda a usted un cuarto de hora para terminar su mandato al frente de los norteamericanos.

¿Entonces, que le trae por estas tierras pantanosas?

¿Una visita de gentileza, para visitar a Sus Majestades los Reyes de España y ” políticos ” de diferentes partidos e ideologías ?

¿Sabe usted lo que nos va a costar a los españoles su visita?

Yo creo, que debería quedarse en su país, preparando y amueblando junto a su mujer, hijas y suegra, su nueva ”casita residencial”.

Quédense en su lugar de residencia, organizando los Cruceros de Lujo que ha preparado para su amiga Cuba.

Pero advierta a esos ricos turistas, que por las aguas que ahora van a cruzar esos majestuosos barcos, en el fondo de sus aguas, hay cientos de cadáveres que murieron huyendo de la Dictadura Castrista con el fin de encontrar la luz en su EE.UU.

Obama y Castro

No creo que esto y muchas cosas más, le hayan importado a Ud, cuando destrozó moralmente, a los miles de cubanos que existen o mejor dicho, mal existen en su país, cuando vieron atónitos y frotándose los ojos, como estrechaba la mano de un dictador.

 

(más…)

Desde el corazón de la Diagonal, Ana Castells: Una de Brexit a contra corriente

Una de Brexit. Cameron y Merkel

Como todo el mundo sabe lo mala que sería la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, voy a hacer lo que más me gusta que es ponerme contra corriente y pensar si, contrariamente a todos los males anunciados, no habría algo bueno en esa hipotética situación.
Seguro que, de momento, La Unión Europea tendría problemas económicos, hemos aceptado que entrasen muchos países a los que hay que ayudar y las cuentas se hicieron contando con la aportación de Gran Bretaña. ¿Pero esto sería todo? Creo que no. Gran Bretaña no entró en el club que con el tiempo ha devenido la Unión Europea por un entusiasmo paneuropeo sino por un cálculo político y económico. Económicamente, si Europa se convertía en un gran y único mercado a Gran Bretaña, país con una fuerte industria en ese momento, le convenía estar.

 

Por otra parte, Gran Bretaña no podía consentir que quienes fueron a; los iniciadores de las dos últimas grandes guerras europeas (Alemania e Italia) y b; los derrotados (Francia), terminasen sacando el mejor partido de la nueva situación y quedase fuera precisamente el país que había sido realmente el único que había resistido y ganado la contienda (Gran Bretaña, con la ayuda de Estados Unidos).


Gran Bretaña nunca pretendió que “aquello” se convirtiese en los Estados Unidos de Europa sino precisamente en aquello que su nombre del momento enunciaba: El Mercado Común.

Brexit

(más…)