La diarrea verbal del exjuez Santi Vidal confirma el control a los ciudadanos

El exjuez Santi Vidal
El exjuez Santi Vidal

 

Curiosamente, cuando no se habla de otra cosa mas que del exjuez Santi Vidal,  lo que son las casualidades, ayer comí con una persona que es y ha vivido toda la vida en Cataluña. Pertenece a varias instituciones civiles por lo que creo que conoce bien la realidad catalana. Comentó con algo de alarma que la Generalitat tiene datos de todos sus ciudadanos para controlar que aquellos que han huido de Cataluña y sus altos impuestos viven realmente más allá del Ebro. Tarjetas de crédito y recibos de agua y luz serían los indicadores de que los huidos han trasladado su residencia real y no solo su domicilio fiscal.

 

 


Hace algún tiempo alguien, partidario de la independencia, me dijo que un país más pequeño sería más fácil de controlar y se evitaría la corrupción. Le repliqué que quienes estarían más controlados serían los ciudadanos y que en cambio tendrían mucho menos control sobre el poder. Parece que la diarrea verbal del ex juez viene a confirmar que esto está pasando ya.

 

 


Pero hay algo más aterrador si cabe que esto, este hombre ¡fue juez! Es decir, decidía sobre vidas y haciendas de los demás y vistas sus reiteradas manifestaciones no es que sea un corrupto o un manipulador, es que directamente parece faltarle un tornillo,

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Ana Castells

Ana Castells

Soy Licenciada en Derecho y periodista de profesión. He sido Jefe de Prensa del Ministerio de Cultura y del Tribunal Constitucional. Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la compañía RENFE. Editora y Presentadora de diversos informativos de TVE y corresponsal de RNE en Francia. Profesora en diversos Masters de Liderazgo y Comunicación.

Un comentario sobre “La diarrea verbal del exjuez Santi Vidal confirma el control a los ciudadanos

  • el 28 enero 2017 a las 20:14
    Permalink

    Que casualidad se llama igual que el Patron de España, da pena. . . . .

    Respuesta

Deja un comentario