Mostrando: 1 - 4 de 4 RESULTADOS

El tramabús Podemos, o el odiobús y el marketing desesperado: El humor se escribe con hache

Hay cosas que siguen sorprendiéndome, pasear un autobus que dice que un niño es un niño y una niña una niña, es un ataque a los derechos de algunas personas, a las que no se nombra ni identifica y es objeto de demandas judiciales. Pasear como hacen los de Podemos un autobús acusando de un delito a personas perfectamente identificadas, algunas de las cuales no tienen ninguna causa pendiente con la justicia es un “ejercicio de transparencia democrática”!!!

De los programas educativos socialistas, los separatistas y la historia de la unidad de España

historia de la bandera española
historia de la bandera española

 

“España es de las pocas naciones que pueden ser consideradas como una autentica nación, por la histórica unidad de España”

 

 

 

España es de las pocas naciones que pueden ser consideradas como una autentica nación. Desde remotos tiempos se ha ido configurando como una realidad. A diferencia de grandes imperios como el Inca, que se esfumaron por diversas razones e incluso de aquellos países con pocos años de historia. España, sin embargo , es un difícil ejemplo de estabilidad nacional, con unos objetivos comunes y un estilo de vida propios.

 

 

Nadie dudó que España, la unidad de España, es un proyecto común, donde diversas gentes consiguieron compartir proyectos en el extremo sur de Europa, una tierra también diversa, con tres mares que la circundan, zonas húmedas y secas, llanas y montañosas, pero siempre una sola nación habitada por gentes con distintos pensamientos y costumbres.

 

 

“La inacción cuasi criminal es la culpable del crecimiento del perverso germen aniquilador de la unidad de España”

 

 

 

Si, España es diversa, pero la actual y disparatada exaltación de esa variedad han llevado a la sublimación de las nacionalidades, haciendo creer a base de propaganda y falsedades, que siempre fueron naciones independientes de España, olvidando que ha sido la madre que siempre les tuvo a todos en su regazo. Para los separatistas nunca hubo vínculos ni valores comunes, al contrario, solo se pondera lo propio renegando de esos seculares lazos. Para eso nacieron los programas educativos de los socialistas. Analfabetizar era el propósito. Y lo han conseguido, merced a la pusilánime actuación de la derecha española. Esa inacción cuasi criminal es la culpable del crecimiento del perverso germen aniquilador de la unidad de España.