El tramabús Podemos, o el odiobús y el marketing desesperado: El humor se escribe con hache

El marketing desesperado de PODEMOS, humor se escribe con hache
El marketing desesperado del tramabús Podemos, humor se escribe con hache

 

 

“Al parecer los del tramabús Podemos consideran que todos los españoles, menos ellos, somos idiotas”

 

 

Hay cosas que siguen sorprendiéndome, pasear un autobús que dice que un niño es un niño y una niña una niña, es un ataque a los derechos de algunas personas, a las que no se nombra ni identifica y es objeto de demandas judiciales. Pasear como hacen los del tramabús Podemos acusando de un delito a personas perfectamente identificadas, algunas de las cuales no tienen ninguna causa pendiente con la justicia es un “ejercicio de transparencia democrática.

 

 

¿Es qué los derechos son válidos solo según quien los invoque? ¿Y por qué no están en ese mosaico de presuntos corruptos Iglesias, Echenique, Monedero. Errejón y demás líderes  subvencionados por gobiernos dictatoriales del partido Podemos? O todos corruptos o todos limpios.

 

 


Al parecer los de tramabús Podemos consideran que todos los españoles, menos ellos, somos idiotas y necesitamos que nos digan lo que tenemos que pensar. Un modelo muy típico de su inspiración bolchevique.

 

 


Por cierto, espero que esta payasada no se este financiando con el abundante dinero que los partidos reciben de los contribuyentes y Qque debe ir destinado a que trabajen para mejorar la vida de los ciudadanos, no para sus paranoias particulares.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Ana Castells

Ana Castells

Soy Licenciada en Derecho y periodista de profesión. He sido Jefe de Prensa del Ministerio de Cultura y del Tribunal Constitucional. Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la compañía RENFE. Editora y Presentadora de diversos informativos de TVE y corresponsal de RNE en Francia. Profesora en diversos Masters de Liderazgo y Comunicación.

Deja un comentario