Cospedal se aparta del la dirección del PP para que Pablo Casado refuerce su liderazgo. Por Eugenio Narbaiza

 María Dolores de Cospedal
María Dolores de Cospedal

“María Dolores de Cospedal presentó su dimisión como miembro del Comité Ejecutivo Nacional de los populares, después de haber mantenido varias conversaciones privadas con el líder de su formación”

Aunque se daba como segura hace unos días en el seno del PP, en el mediodía de ayer y mediante un comunicado, María Dolores de Cospedal, ex secretaria general de los populares hasta la celebración del último congreso extraordinario que elevó a Pablo Casado a la presidencia del partido, presentó su dimisión como miembro del Comité Ejecutivo Nacional de los populares, después de haber mantenido varias conversaciones privadas con el líder de su formación.

La causa fundamental de esta dimisión de los cargos orgánicos del partido, pero de momento no de su escaño en el congreso de los diputados, tiene su origen en la publicación en dos ocasiones de sendas conversaciones mantenidas por la ex secretaria general con el comisario Villarejo, en las que se da a conocer unos posibles encargos de investigación de uno de sus compañeros de partido, Javier Arenas Bocanegra, así como del hermano del ex ministro del interior socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, en las que también podría haber participado el esposo de la ex secretaria, Ignacio López del Hierro.

Con esta dimisión y según expresa el comunicado de Cospedal, únicamente pretende no perjudicar ni la marcha del PP ni la nueva gestión del presidente del partido Pablo Casado, con quien a modo de coalición junto con otros líderes de la formación consiguieron ganar el congreso extraordinario de los populares, frente a la candidatura de la ex vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáez de Santamaría.

Cospe
Una vez designada como miembro del CEN del PP, Cospedal se ha mantenido en un segundo plano de la política.

“Esta enorme rivalidad entre la ex vicepresidenta del gobierno y la ex secretaria general de los populares, ha marcado los últimos años de Cospedal”

Precisamente, esta enorme rivalidad entre la ex vicepresidenta del gobierno y la ex secretaria general de los populares, ha marcado los últimos años de Cospedal en la política de gestión del partido, teniendo en cuenta que, tanto en el consejo de ministros como en el partido, se constituyeron dos bloques muy diferenciados y tremendamente enfrentados entre sí. Este enfrentamiento, llegó hasta el punto de que, en un momento dado de la gestión de Cospedal en la secretaria general, influenciado desde la vicepresidencia del gobierno, Rajoy nombró a Fernando Fernández Maillo como coordinador general del partido, encargándole entre otras cuestiones la coordinación de los congresos regionales y provinciales que han originado importantes polémicas internas.

María Dolores de Cospedal ha sido sin lugar a dudas un factor determinante a la hora de propiciar la designación de Pablo Casado a la presidencia de los populares, dado el gran número de apoyos con los que contaba en las comunidades autónomas de cara a enfrentarse con Soraya Sáez de Santamaría, teniendo en cuenta que, en regiones como Andalucía o Castilla la Mancha, hicieron de Pablo Casado el nuevo presidente de los populares, por el gran arraigo interno que ha mantenido a lo largo de los años en el partido, mientras que por el contrario, la ex vicepresidenta, era prácticamente una desconocida en las estructuras internas de la formación.

En los últimos tiempos y una vez designada como miembro del CEN del PP, Cospedal se ha mantenido en un segundo plano de la política tanto interna como pública de la formación, hasta el punto de que en una de las ocasiones en donde saltó la posibilidad de que en un futuro pudiera ser designada candidata a la alcaldía de Madrid, cortó esa posibilidad de manera inmediata, aunque se especula que sus pretensiones pasaban por ser la cabeza de lista del partido en las elecciones europeas.

Pablo Casado y Maria Dolores de Cospedal en el Congreso.
Pablo Casado y Maria Dolores de Cospedal en el Congreso.

“Esta dimisión que podría producirse en dos tiempos, en primer lugar, de los cargos orgánicos del partido y un tiempo después como diputada en el congreso, podría ser un importante elemento liberador para Pablo Casado con respecto al pasado del PP”

Ni que decir tiene que esta dimisión que podría producirse en dos tiempos, es decir, en primer lugar, de los cargos orgánicos del partido y un tiempo después como diputada en el congreso, podría ser un importante elemento liberador para Pablo Casado con respecto al pasado del PP, puesto que al estar excluida la lideresa castellano manchega de los órganos de dirección, su vinculación al pasado de los populares quedaría prácticamente finiquitada, así como sus compromisos con el sector cospedaliano, de cara a iniciar una recomposición del PP al “estilo Casado”, tal y como se viene demandando desde importantes sectores de la militancia.

Quizás, esta dimisión de M.Dolores de Cospedal, puede servir de acicate para que esa revolución prevista en el seno de los populares a partir del próximo mes de Enero y después de digerir unos resultados no excesivamente satisfactorios en las elecciones andaluzas, se adelante no solo con cambios de estilo y maneras, sino con nuevas caras que podrían acceder a las distintas direcciones regionales mediante la celebración de congresos extraordinarios en las distintas regiones españolas, como punto de partida para la cascada electoral que se producirá a lo largo de 2019.

A pesar de esta dimisión algo precipitada por los acontecimientos derivados del caso Villarejo, hay que señalar que en el seno del PP resultará dolorosa la manera de abandonar la dirección de Cospedal, puesto que se considera que, a lo largo de los años, ha contribuido con importantes servicios al partido, en momentos extremadamente delicados. Además, esta dimisión deja muy en evidencia a la ministra de Justicia Dolores Delgado, quien participando en una comida en la que se le grabó en compañía del comisario Villarejo y con la posible evidencia de haber mentido, queda en una posición política muy delicada y complica enormemente la imagen de por sí muy deteriorada del gobierno de Pedro Sánchez.

Share on Facebook14Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Eugenio Narbaiza

Eugenio Narbaiza

Soy Azcoitiano de nacimiento pero laredano, pejinuco y retrechero de corazón. Llevo en el alma ese espíritu marinero de quienes liberaron a Sevilla de sus cadenas, recibieron al Emperador Carlos V en su camino a Yuste y de quienes hicieron de Laredo, la Niza española. Amo la Libertad, al individuo y la verdad porque nos hace libres y mis armas son la pluma, la palabra y mis principios para defender a mi amada España.

Un comentario sobre “Cospedal se aparta del la dirección del PP para que Pablo Casado refuerce su liderazgo. Por Eugenio Narbaiza

  • el 6 noviembre 2018 a las 15:39
    Permalink

    Bueno Cospedal ha dimitido , esperamos que todo se aclare y sirva para seguir adelante más fuertes . Ánimo a todos los del PP.

    Respuesta

Deja un comentario