En España la política huele a mierda desde kilómetros de distancia. Por Rodolfo Arévalo

Viva España. Ilustrción de José Ignacio Díaz Gómez
Viva España. Ilustrción de José Ignacio Díaz Gómez. Nachete

 “En España la política huele a mierda desde kilómetros de distancia. Puede argumentarse que esto ocurre en todas partes, pero en nuestro país llega a alturas inconcebibles”

 

 

Uno no puede huir de lo que es. En España la política huele a mierda desde kilómetros de distancia. Puede argumentarse que esto ocurre en todas partes, pero en nuestro país llega a alturas inconcebibles. Cada día amanece un nuevo Everest de mierda pinchada en un palo. No y no me importa decir MIERDA en un escrito, porque es tal cual lo que hay en ese estamento social. Psicópatas hay en todas partes, y buena parte de ellos viven ocultos entre otros políticos que lo son menos… Así disimulan. En España, no hay política, hay mierda revuelta con actitudes prepotentes e incapacidad para usar los mecanismos anti vendaval que existen para evitarla, ¿¡Mira que si nos llaman fascistas tú!?

Lo malo es que esto es inherente a los españoles y está en todos los estamentos sociales. Además muchos, por bobos, no se dan cuenta de cómo dirigen su pensamiento los más inteligentes, incluso se asombran cuando les dicen que una empresa de internet usa sus datos para venderlos a las compañías publicitarias. ¿Pero qué son ustedes, bobos de tiza, tontos del bote, quizás pericos de los palotes?… De verdad no puedo entender cómo se puede llegar a ese grado de credulidad y de estulticia. Podría entenderlo de los que han sido medio educados desde el año ochenta y dos, pero no del resto de la población, esa que por ende tanto molesta a Pablo Iglesias gran maestro de la mentira y el birlibirloque.

“Las palabras textuales del profesor contadas a mi padre, fueron las siguientes: Cada noche tengo que ducharme dos veces para quitarme la mierda que me cubre de un lado y del otro”

Ya lo decía el profesor, más profesor que político, Don Enrique Tierno Galván, porque él si podía calificarse de Señor Don y no como ahora en que muchos solo llegan a la categoría de “¡eh! tú tronco”. Las palabras textuales del profesor contadas a mi padre, que no era de su cuerda pero sí su compañero fueron las siguientes: “cada noche tengo que ducharme dos veces para quitarme la mierda que me cubre de un lado y del otro”. Con este político al igual que con otros de otros partidos que lo demuestran día a día, si se puede recorrer algún trecho del camino mientras se vayan duchando.

Pero hay una serie de advenedizos en política que han salido de la intrahistoria más profunda y abyecta, por mor de la estupidez de los ingenuos y bobitos. Y que han sido educados en el “QUE MALO EL FASCISMO, SIN DECIRLES QUE EL COMUNISMO ES IGUAL DE MALO O PEOR Y TAMBIÉN PROCEDE DE LOS SOCIALISMOS TOTALITARIOS PRE Y POST GUERRA MUNDIAL”. Ni siquiera son conscientes, y mira que apesta no solo la mierda que puedan cargar, sino también los muertos que llevan a la espalda y que no están dispuestos a dejar en paz. No los huelen ni aquí, ni en ningún otro lugar en el que hayan hecho o hagan sus crueles recortes de vidas y LIBERTAD.

Al parecer muchos españoles estamos ya tan acostumbrados al hedor y las moscas que sobrevuelan las inmundicias, que hemos dejado de llamar al ayuntamiento para que limpie las calles y recoja la basura, porque muchos de ellos están gobernados por la opereta falsaria de la mentira y la vaciedad. Yo no sé el resto de españoles, pero mucho me temo que como las cosas no cambien a corto plazo aquí vamos a pasar por un túnel de lavado intenso de instituciones. Éstas van a quedar como los chorros del oro a poco que los ciudadanos demos un puñetazo encima de la mesa en forma de voto y entonces si que no va a reconocer España ni la madre que la parió como dijo Alfonso Guerra.

Este cambio, para hacerla irreconocible tenía que haber venido desde el centro derecha del Partido Popular, pero como no ha sido así, mucho me temo que si se quiere pasar la mopa, el aspirador, la balleta y el mocho para dejar España como los chorros del oro vamos a tener que pasar a la derecha más radical, tipo Presidente Trump, porque al parecer toda esta panda de políticos acobardados, amilanados o directamente subversivos en contra de la Constitución y el Estado de derecho, y de Europa, no nos van a proporcionar la solución a los problemas reales.

La inmigración ( a saber lenta invasión) de culturas y religiones ajenas a la nuestra y demás políticas sociales, que no se atienen a la realidad porque no son buenas para nuestras sociedades y cultura. Solo saben crear incertidumbres, medias verdades y sembrar cizaña, con las mentiras y envidias de unos y otros, desatendiendo su obligación. Estamos obligados a demandársela. Claro que hablo de España y de Españoles, país en el que hay una gran masa de vagos redomados, chuletas, cara duras e incultos a los que importan nuestra raíces nada tirando a una buena mierda de no te menees. Queda dicho, pero al parecer los Españoles somos bastante duros de mollera, espero que ésta pueda parar los golpes. ¡Ah! y no quiero olvidar ni restar brillo a la participación en está película de muchos medios de comunicación y periodistas vendidos a una determinada ideología abyecta y perniciosa. Que haya para todos, lo que les corresponda.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario