El pacto ¿Qué pacto? Por Fernando M. Gracia

Juanma Moreno y Juan Marín en el Parlamento
Juanma Moreno y Juan Marín en el Parlamento

“El Pacto ya se verá y también lo que “devolverán” los españoles, en función de lo que suceda aquí en el sur, en las próximas elecciones europeas y generales”

El miércoles tuvo lugar la última reunión para la negociación del pacto para la conformación de gobierno en Andalucía y la configuración de la mesa del parlamento andaluz.

Pero si el Secretario Nacional de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías, dijo: “No contemplamos que entren en el gobierno partidos extremistas”, en referencia a VOX, en un acto celebrado este sábado en Alicante, entonces las cuentas no me acaban de salir si lo que se pretende es un cambio real en Andalucía. Aunque debemos tener presente que estando Ciudadanos implicado no es muy raro que pueda haber sorpresas hasta el último segundo. Se ha visualizado su volubilidad política en diferentes ocasiones y ámbitos.

Se amontonan las preguntas en mi cabeza ¿Será este estado de cosas un tacticismo dilatorio y, en tal caso, por parte de quien o quienes? ¿Quién saldría beneficiado en caso de no haber pacto de gobierno? ¿Se podría dar el caso de que se forzara una nueva convocatoria de comicios? ¿Alguien piensa que le están comiendo el terreno por la derecha y por la izquierda, quizás por su pretendida transversalidad teórica?… En fin, no voy a seguir preguntando y me voy a poner a intentar desenmarañar un poquito todo este meollo. Pero antes me gustaría hacer una pregunta más de partida, ¿Alguien pensaba que la ruptura que acabó con elecciones en Andalucía era algo más que una escenificación? Partiendo de esta última pregunta y recordando el principio de la anterior legislatura he de decir que algo me huele a conocido en todo este tema.

Tres reuniones en Andalucía, casi incontables contactos a nivel nacional, unos públicos y otros “discretos”, pero a estas alturas de la historia parece que se ha entrado en el mar de los Sargazos de las negociaciones. Nada se mueve. El objetivo, según las dos partes, PP y C´s, está claro, pero…, nada. Y mientras, tic, tac, tic, … el tiempo corre. Una primera fecha “tope” debería ser el día 27 del corriente, con la puesta en marcha del parlamento de Andalucía. Por cierto, no deja de ser llamativa la postura de excluir a, la otra fuerza necesaria para un cambio inequívoco, VOX de la negociación por parte de Ciudadanos. En definitiva, los líderes del PP Juan Manuel Moreno y Juan Marín de Ciudadanos no acaban de consumar la unión necesaria. Por otro lado el momento de la política nacional con los presupuestos generales planeando sobre la cuestión catalana. Y lo de planear lo digo en el sentido que se daría a cualquier ave de rapiña que se deja ver cuando huele lo más irresoluble. Claro, la cuestión catalana aquí marca el pedigrí de alguno de los actores, entendiéndolo como siglas de partido.

Moreno dijo: “El cambio político se tiene que producir con tres fuerzas. La mayoría parlamentaria la marcan Partido Popular, Ciudadanos y Vox; cualquier otra cosa se me imagina poco probable o imposible”. Pero el tiempo sigue pasando. Casi a ritmo de cuentagotas y entre “negociaciones” más o menos transparentes. Dando la impresión de que importa más las consecuencias futuras de dichas negociaciones a efectos de cálculo electoral que a efectos de las necesidades de Andalucía.

Posibilidades, pocas, pero saliendo de la que saldría de la suma parlamentaria a la que se refería Moreno. Las posibles variantes que se podrían pensar tiene Ciudadanos podrían conllevar su desaparición del mapa político español. Por ello me inclino a pensar que están tratando de tomar distancia para más adelante justificar el apoyo de VOX como un mal menor necesario por el bien común. En fin, estará bien el postureo, si así se confirma, estará bien lo que bien acaba.

Lo que para mí está meridianamente claro es que ninguno de los actores principales se puede permitir errores. En estas negociaciones algunos tratan de aparentar lo más pero quizás “gane” quien trata de hacerlo menos.

¿Falta alguien, en estas negociaciones, al respeto de muchos andaluces negando el resultado de las urnas? Ya se verá y también lo que “devolverán” los españoles, en función de lo que suceda aquí en el sur, en las próximas elecciones europeas y generales.

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Fernando M. Gracia Climent

Fernando M. Gracia Climent

Porque pienso que la humanidad no se divide en gente de derechas y gente de izquierdas, hombres y mujeres,... se divide en buenas y malas personas, escribo desde el corazón pero siempre usando la cabeza. Músico, lector compulsivo, historiófilo, proyecto de escritor, cinéfilo impenitente y Alférez de España.

Deja un comentario