(XLII) La insoportable vecindad: Comunicado contra el despilfarro. Por Manuel Artero

Comunicado contra el despilfarro

 

“La mañana fría me anuncia este año nuevo nuevo que, en la calle y las noticias, todos auguramos como del despilfarro”

La mañana fría me anuncia este año nuevo nuevo para el que, en la calle y las noticias, todos auguramos como del despilfarro. Y hoy, además, mi amigo el churrero no tiene ánimo ni para contar un chiste. Me explica el porqué ha tenido que subir los precios.  Mal asunto, le digo yo, porque la churrería no es tienda. Es fábrica. De churros y patatas fritas. Sus proveedores le han incrementado el precio de las materias primas y de su pequeña producción también viven algunos intermediarios.

Voy al banco a continuación para sacar un poco de dinero de la pared y encuentro el cajero roto. Está atascado con pintura. Sabotaje cotidiano. Y me acuerdo de los últimos comentarios que en su día me hicieron algunos amigos, cercanos a los indignados durante la falsa revolución del 15 M, los sindicatos mayoritarios, las mareas de colores y la paz social. Estoy seguro que hoy ellos, y desencantados, también auguran un año caliente.

De vuelta a casa, con los churros todavía calientes, me pongo a leer.  Y como hoy en día es difícil deslindar la información de la opinión, consumo tanto periódicos como diferentes blogs. Me llama la atención una nota de la Coordinadora de Informática de la CGT. Reflexiona sobre el gran tema de la imagen en internet, su poderío y sobre como las policías utilizarán a partir de ahora las “armas comunicacionales de las redes sociales”. 

Y es que, no se de donde van a sacar el dinero pero los policías, y pronto, además de portar una cámara en el casco para poder grabar todas sus acciones, enviarán la imagen grabada a un ordenador central que en segundos les devolverá la filiación completa de los sujetos grabados. Los Mozos de Escuadra en Cataluña serán los pioneros dada su trayectoria de sobrada financiación pública. Lo hemos visto ya en numerosas películas de ciencia ficción  y aunque a primera vista pudiera pensarse que la información que el sistema proporciona es objetiva, todos los profesionales, tanto de la información audiovisual como de la ética, saben muy bien que no es lo mismo grabar una acción que generar la acción para grabarla. Fina manipulación de matrícula de honor y cum laudem que hoy todos ensayan hasta con mentiras y trampas.

Y reflexiono sobre las camaritas de vídeo y la inteligencia artificial que alimentan: ¿Serán un despilfarro? En la balanza la seguridad del estado y el derecho a la intimidad, pero en la balanza también esa prioridad en la utilización del dinero público que la izquierda gasta saltándose el sentido común que los economistas llaman déficit y ese nepotismo clientelar que caracteriza sus finas esencias comunistas y su arte en la manipulación de los conceptos. Pero claro, intuyo que todos pretenden ganar la guerra. Y claro está la munición hay que pagarla. Continúo leyendo y las siguientes noticias confirman todas mis sospechas.

Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Deja un comentario