Urge en España cambiar las leyes que discriminan a los hombres e igualan a atacantes con víctimas. por Rodolfo Arévalo

Piden 20 años de cárcel para un expolicía que disparó a los ladrones que entraron en su casa de Sevilla. Cuatro
Piden 20 años de cárcel para un expolicía que disparó a los ladrones que entraron en su casa de Sevilla. Cuatro

“En esta sociedad, tan extraña, de blandengues y meapilas normativos hay muy buenas personas condenadas a cárcel por defenderse”

Hay muy buenas personas condenadas a cárcel por defenderse. En esta sociedad, tan extraña, de blandengues y meapilas normativos, resulta que una persona es culpable de cualquier imputación penal que se le haga, por mucho latiguillo de presunción de inocencia que le pongan los medios para salvar sus culos. Viene esta afirmación a cuento de la cantidad de fanáticos que defienden una ley, que no hay por donde cogerla, que presupone que los hombres son, por el mero hecho de serlo culpables. Cualquier mujer puede denunciarlos, y entre que si sí, o si no, el personaje se pasa un mínimo de una noche en un calabozo de los juzgados. Eso si la denunciante no es una verdadera hija de su madre que solo pretende hacer daño y acusar falsamente, por el motivo que sea, que me da tres cuartos de lo mismo.

Consigue esta ley un efecto contrario al que busca y es que gran parte de la población, tanto femenina, como masculina, la repudie. Hay cosas que no les cabe en la cabeza a los que tienen un pensamiento por debajo del cociente intelectual noventa o que teniéndolo padecen una enfermedad de orejeras de burro. Confundir el contenido con el continente, la forma y el fondo, el envoltorio con el regalo, la palabra con la realidad y la suposición fuera del contexto real, etc… es típico de una sociedad en la que la capacidad de razonar esta anulada por la mala utilización de las palabras que se usan para retorcer el pensamiento y la inteligencia promedio que brilla por su ausencia.

“Si las leyes estuvieran al cargo de personas altamente cualificadas y no maleadas por ideologías que nada tienen que ver con la ley, España funcionaría de lujo y fantasía”

Si las leyes estuvieran al cargo de personas altamente cualificadas y no maleadas por ideologías que nada tienen que ver con la ley este país, antes llamado España, funcionaría de lujo y fantasía. Lamentablemente esto no es así. Que se le puede pedir a este Congreso de Diputados saliente, que no sabemos exactamente de que estuvo compuesto. Espero que el próximo Congreso de los Diputados rebase de sobra la condición de hemicirco… A ver si es posible, y las brillantes mentes de los votantes lo consiguen, aunque me cuesta suponerlo.

Si tienes la desgracia de caer en las garras de una mujer digamos rara estas, hablando en plata, jodido, tu palabra vale menos que un grano de arroz en una sopa de arena. Si esto en realidad sirviera para que la violencia contra la mujer realmente bajara en nuestras sociedades, pues nada que decir, pero la realidad es que no, que no las baja ni las bajará, porque en nuestras sociedades esta violencia salvo casos aislados está erradicada. No por supuesto en individuos de otras etnias y latitudes que viven por aquí, pero eso no es culpa de nuestros hombres es culpa de culturas.

” Cuando alguien asalta una casa para robar, matar o violar, no está en igualdad con el atacado porque tiene a su favor la violencia que esgrime consigo”

Consúltense los listados reales sobre el tema para comprobar el dato. Por otro lado parece que se ha redactado la ley por gentes a las que les faltan dos dedos de frente, porque en ella se supone “democráticamente” que todos los individuos son psicológicamente iguales, y esto es falso. Cuando alguien asalta una casa para robar, matar o violar, no está en igualdad con el atacado porque tiene a su favor la violencia que esgrime consigo, la premeditación y la intención real de delinquir. Por eso cuando una persona es atacada en su casa debe tener todo el derecho del mundo a defenderse con lo que quiera y como quiera, porque está claro que cualquier intento de invadir el espacio en donde vives es de por sí una agresión que merecería una pena bastante fuerte y no me refiero a un par de añitos en la cárcel.

Si usted como defensor de su vida y propiedades o como defensor de su familia, causa daños físicos a un asaltante, debería estar por norma exento de culpabilidad y de demostrar que usó los medios adecuados para su defensa, En esa situación de estrés resulta totalmente fuera de lugar exigir otro comportamiento que no sea el de la reacción a la desesperada. Salvo que la persona que juzga el acto viva en un mundo completamente alejado de la realidad. Tanto los que han redactado esa ley, como el que la infringe y como el que la interpreta de modo igualitario entre atacante y víctima están actuando contra la libertad de los individuos a defender su vida, su familia y su hacienda y eso en un Estado de Derecho es algo que atenta contra la libertad. Es así y al que no le guste que se fastidie.

“Esas leyes hay que cambiarlas y hacerlo por dignidad y por el bien de los millones de personas que respetan la libertad de los demás”

Esas leyes hay que cambiarlas y hacerlo por dignidad y por el bien de los millones de personas que respetan la libertad de los demás y no se dedican a hacer daño y a atacar con violencia previa, que es un arma, a los demás. Eso dejando de lado a los individuos psicópatas como asesinos y violadores. La opinión de los profesionales psiquiatras es que estos individuos no pueden cambiar y deben quedar encerrados de por vida porque no serán capaces de controlar nunca esas pulsiones. Ellos son así y no cambiaran.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario