El infame y peligroso ocultamiento de la violación de la manada de Azuqueca de Henares. Por José Crespo

Edificio abandonado donde tuvo lugar la violación. Fotografía de Google
Edificio abandonado donde tuvo lugar la violación. Fotografía de Google

“Salta la indignación no solamente contra la manada de Azuqueca de Henares sino también ante el ocultamiento impuesto por las autoridades”

Salta la noticia de una niña de 12 años violada por otra manada, en Azuqueca de Henares, hace un año y salta la indignación no solamente contra los culpables sino también ante el ocultamiento impuesto por las autoridades y sobre todo con la hipocresía de los podemitas y de toda la izquierda que se encuentra en absoluto silencio mirando para otro lado después de aparecida la noticia… Nada… Silencio absoluto… Ni un grito ante tamaña afrenta.

Los agresores fueron seis monstruos, cinco marroquíes y un nigeriano con edades comprendidas entre 15 y 20 años… ¿qué les parece?, ya les digo “Pabla e Ireno” calladas así como Carmen Calvo y la “portavoza” sin que ningún periodista con un mínimo de vergüenza y valentía les haga alguna pregunta. 

Los agresores, algunos de ellos conocidos del centro escolar, abusaron durante casi una hora de la menor que iba acompañada de otra menor que por lo visto se libró del crimen “por ser mora” pues tras conducirlas por la fuerza a un edificio abandonado discutieron “en árabe” liberando a una y abusando de la otra, procediendo tras sujetarla a violarla tanto analmente como vaginalmente. Del hecho conocido de los escolares compañeros de la víctima no hubo información oficial alguna.

¿A qué obedece el ocultamiento? ¿Dónde están los de Podemos? ¿No se puede retirar la nacionalidad a esa gentuza y expulsarlos? Ya sabemos que estos enfermos comidos por esa ideología supremacista que traen debajo del brazo consideran a las infieles menos que animales con lo que se erigen por encima de las leyes creyendo que pueden hacer lo que quieran, tal como ha venido sucediendo en Siria con cristianas y yazidíes.

¿Qué es Justicia? Ya lo dejó claro el jurisconsulto hispano Ulpiano «ius suum cuique tribuere» , es decir “darle a cada uno lo que le corresponde”, y debiendo darlo y aplicarlo quien teniendo la autoridad para el uso y aplicación controlada de la fuerza, que es el estado, lo aplique en defensa de la sociedad con todo el rigor que se necesite. 

No hacerlo y echar arena y difuminarlo es alimentar situaciones que solo pueden conducir a que quien sea víctima de agresión se tome la justicia por su mano.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

2 comentarios sobre “El infame y peligroso ocultamiento de la violación de la manada de Azuqueca de Henares. Por José Crespo

  • roargon
    el 20 marzo 2019 a las 13:28
    Permalink

    Y es lo que acabará sucediendo, habrá que tomarse la justicia por nuestramano, cuando el Parlamento está lleno de becerros que solo saben mugir y cambiar la mirada hacia otro lado cuando no quieren ver. Pues eso sea.

    Respuesta
  • el 31 marzo 2019 a las 15:20
    Permalink

    Ayer en Tve1 hablaban de las fakenews y dijeron que lo de la manada de Azuqueca es una fakenews que no fueron marroquies y Nigerianos, como ya últimamente no me creo nada que venga de la tele y tras 4 horas de investigación, puedo afirmar que fueron marroquies y Nigerianos los violadores. Es dwñe vergüenza que en la television sean tan mentirosos y deleznables que creen fakenews hablando de fakenews.
    SON INMIGRANTES esa es la realidad!

    Respuesta

Deja un comentario