Matar a un niño. ¡Ana Julia lo será usted, Señor García Montero! Por Vicky Bautista Vidal

Ana Julia lo será usted, Señor García Montero. Ilustración de Tano
Ana Julia lo será usted, Señor García Montero. Ilustración de Tano

“Está muy de moda decir aquello de: Todos somos este, o lo otro… Queda muy bien en sociedad. Y si se encienden velitas y se llevan ositos al lugar del suceso luctuoso”

La humanidad parece incapaz de generalizar. Por eso, se centra en un acontecimiento y olvida, no por maldad sino por incapacidad, todos los demás sucesos iguales o parecidos que se dan cada día en el mundo. Quizá sea natural y no exista el espacio mental suficiente como para asumir todo el horror en conjunto, porque es demasiado, y solo pueda la mente centrarse en una brizna de mal. Probablemente, no sería posible a un ser humano asumir todo el horror de un solo día en el mundo. Así que centra la atención en una partícula y la convierte en un símbolo. Está muy de moda decir aquello de: Todos somos este, o el otro… Queda muy bien en sociedad. Y si se encienden velitas y se llevan ositos y muñecos al lugar del suceso luctuoso, ya, parece todo hecho.

Pero hoy, día de tormentas en el Este de España, nos sentimos igual que el día; y los truenos y los relámpagos encienden la ira en nuestra alma. El rayo de nuestra rabia quisiera alcanzar algún responsable para ejercer la justicia verdadera sobre el asesino de turno. No hay rayos suficientes para fulminar a tantos, así que, marcha atrás y una nota acomodada para responder en las redes sociales a algún esperpento que quiere politizar la historia de un crimen cobarde por parte de una persona demoniaca que consideró un estorbo a un niño de ocho años.

“Pensamos muchos que el portador de un título, de un cargo o de una reputación: política, literaria, científica… muestra sin condiciones a una persona preparada que sabe lo que dice”

Pensamos muchos que el portador de un título, de un cargo o de una reputación: política, literaria, científica… muestra sin condiciones a una persona preparada que sabe lo que dice, lo que hace y que es una especie de estandarte del intelecto de la humanidad, por lo que debería representar la sabiduría, la razón, la ética, la lógica… etc., etc., etc.
Y resulta que no. Que la clase es otra cosa, que la inteligencia es otra cosa, que la valía es otra cosa y que la calidad humana no cuelga necesariamente de una pared enmarcada con la firma del mandatario principal del país de turno.

Ni premios literarios, ni prebendas, ni reputaciones son patentes de corso y todo se aviene en definitiva a realidades profundas que parten de aquello intangible que se llama alma y se dan infusas en seres humanos, sea el lugar que sea el que ocupen.

Una mujer mató a una criatura. Por envidia, por ambición, por maldad pura. Le esperó, le engañó, le acosó y mató con pleno conocimiento de causa y de intención.

Las casualidades mortuorias se dan mucho en la vida de los psicópatas asesinos y envenenadores. Cuando se investiga en sus vidas suelen encontrarse muertes accidentales o casuales. Para que no sea menos en la historia de esta persona, hay algún punto oscuro en su existencia. Ana Julia perdió hace años una hija, que cayó, accidentalmente, por una ventana. Sin pruebas no hay delito. No hay nada más que decir salvo que un niño de ocho años murió asesinado por una persona adulta en pleno uso de sus facultades mentales.

“Y ahora, el esperpento se muestra en las palabras desafortunadas de Luis García Montero, comunista trasnochado y enchufado por Pedro Sánchez como Director del Instituto Cervantes desde 2018”

Y ahora, el esperpento se muestra en las palabras desafortunadas de Luis García Montero, comunista trasnochado y enchufado por Pedro Sánchez como Director del Instituto Cervantes desde 2018, que cobra 91.200 euros y disfruta de un coche oficial. Un personaje de esta españita, que no España, con poca sesera que dice que la asesina somos todos provocando en la opinión pública un terremoto.

¿Qué representa esto? Pues el resultado de un cerebro que se alimenta de tópicos para hacer como que brilla pero que en realidad carece de masa gris, conocimiento, inteligencia…, contemplando solo cualidades exteriores para la supervivencia social. Porque el personaje debió perder el corazón hace tiempo y ya no le llego el cacumen para profundizar en esa cultura que memorizaba pero que no entendía.

Estamos tan acostumbrados por parte de los muchos ejemplares de nadie que ostentan un cargo regalado en partidos y universidades, que vamos dejando de echarnos las manos a la cabeza y de exigir ser representados por gente verdaderamente preparada, lo que es lo peor.

“Nos hemos puesto en manos a nosotros y a nuestros hijos, de verdaderos inútiles. Les votamos y les pagamos a precio de oro porque ellos mismos son los que se asignan los sueldos”

Nos hemos puesto en manos a nosotros y a nuestros hijos, de verdaderos inútiles. Les votamos y les pagamos a precio de oro porque ellos mismos son los que se asignan los sueldos. Admitimos estultas opiniones y juicios de valor acomodados al color de la bandera del partido que les aúpa.

Ana Julia lloriquea en su juicio, y es grabada y contemplada porque se ha convertido en mediática, siendo justificada por algunos a causa de la confusión de ciertos cerebros politizados, lo que representa una vergüenza para todos. Un asesino, solo es un asesino y todos no somos Julia.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

6 comentarios sobre “Matar a un niño. ¡Ana Julia lo será usted, Señor García Montero! Por Vicky Bautista Vidal

  • el 11 septiembre 2019 a las 23:01
    Permalink

    Hola, sí, veo que es usted algo dispersa como bien dice en su perfil. Me sorprenden varias cosas, es más, me dan miedo:
    1) En primer lugar el montaje de la foto de Luis portando un cartel falso. Me parece hipócrita, sensacionalista y, sobre todo, tendencioso.
    2) Luis Gracia Montero para su información no solo es un “comunista trasnochado” , ha sido Catedrático de la Universidad de Granada, Medalla de Andalucía,Premio Adonáis de Poesía, Premio Loewe, Premio Nacional de Poesía, Hijo Predilecto de Andalucía,….y un sin fin de distinciones que ha sido otorgadas muy por encima de su faceta política.
    3) Le aconsejo que lea el artículo que escribió haciendo alusión a Ana Julia, hay más profundidad que el simple titular alarmista que usted ha leido y sacado fuera de contexto. Hay una crítica social desde el corazón.
    4) querer mezclar ideologías políticas con un asesinato tan cruel y poner un poeta a la altura de esta señora me parece moralmente indecente.

    Un cordial saludo.

    Respuesta
      • el 15 septiembre 2019 a las 0:03
        Permalink

        Cuatro cosillas:
        a) Muy buen chiste, de lo mejor que he escuchado. Aunque….no sé….. suena como a antiguo….huele como a naftalina…., ¿es de Arévalo o de Paco Martínez Soria?

        b) Si liga más con mujeres regalando Loewe dice mucho y muy bueno de usted y de sus ligues. Es usted un caballero como los que ya no quedan.

        c) Por lo que leo de usted es muy probable que la última vez que ligó estaba su querido Franco vivo.

        d) Vuelva al presente, le esperamos.

        Respuesta
  • el 12 septiembre 2019 a las 18:37
    Permalink

    Nada que añadir Alberto, brillante. Asco de manipulación…

    Respuesta
    • el 13 septiembre 2019 a las 14:35
      Permalink

      En La Paseata lamentamos tan profundamente el sectarismo de los adoctrinados por el buenismo como el uso perverso del lenguaje y los conceptos que realizan al mismo ritmo con que respiran. La manipulación está perversamente relacionada con la información y no con la opinión y tiene usted toda la razón: Produce un profundo asco. Un muy cordial saludo de vuelta.

      Respuesta

Deja un comentario