El nuevo turismo en el país más ofendido del mundo. Por Vicky Bautista Vidal

Los niños desnutridos que huyen de la guerra y del hambre
El nuevo turismo en el país más ofendido del mundo lo protagonizan los niños desnutridos que huyen de la guerra y del hambre…

«A nosotros, los alelados y anonadados naturales del país más ofendido del mundo en la actualidad, nadie nos pondrá una mantita de color dorado sobre el lomo helado ni nos darán la sopa boba»

Llegan a las islas Canarias cientos de pateras cada día sin tener en cuenta la pandemia.
Miles de personas acuden a los cantos de sirena de la nada española. Todos dispuestos a comenzar a cobrar su ayuda vital por guardar la cuarentena, primero, y después para sentarse en la puerta de sus nuevos domicilios rascándose algo; por aquello de moverse, que se vea que están vivos y a verlas venir.
Ya vienen morenos y no necesitan invadir las playas ni los locales de ocio, cada vez más oprimidos. Ni a cantar como descosidos en los bares de alemanes donde curiosamente “los pajaritos” siguen siendo el numero estrella.
Que muchos no caerán en lo que vamos a echar de menos al “guiri” pacifico. Borrachín sonriente que se dejaba aquí sus ahorros, pocos, sin dar guerra mientras no se acabase el alcohol. El turismo de patera va a ser en adelante el más rico en España.
No hay trabajo. Cada día quiebran mas negocios y la pobreza ataca con mucha más virulencia que el Coronavirus. Encima, a nosotros, los alelados y anonadados naturales del país más ofendido del mundo en la actualidad, nadie nos pondrá una mantita de color dorado sobre el lomo helado ni nos darán la sopa boba por el hecho de venir a chupar las chispas de la fragua nacional, porque, de donde no hay no se puede sacar.
La impotencia masacra a aquellos que no encuentran ni ayuda ni camino a seguir. Los impuestos, los alquileres, los sueldos… y la ayuda vital, no a los nuestros, sino a los inútiles mundiales que acuden empujados por las mafias a ser mantenidos en “estepaís” nuestro. ¡Complicado!
La economía retrocede por que nuestra sociedad que se mantenía por el turismo y el consumo, lo que procuraba la vida de todos, se ha disuelto como un azucarillo en el agua.
Que alguien me diga que hacer.
Imaginen lo que pasaría si Rajoy, no hubiera sido arrojado de un puntapié de su puesto, este sí, ganado con justicia en las elecciones. Las calles arderían. Los “intelectuales”, que están muy callados, por cierto, andarían lloriqueando o vociferando y destrozando cacerolas.
Los trolls en las redes sociales aullarían desde sus perfiles falsos y podrían, sin pausa, echar la culpa de todo al PP.

«El silencio y los cuentos “chinos”, nunca mejor dicho, florecen y la ruina alcanza a todos menos a los protagonistas de ese nuevo turismo de patera»

Pero resulta que ha caído la bolita sobre ellos. Así que el silencio y los cuentos “chinos”, nunca mejor dicho, florecen y la ruina alcanza a todos menos a los protagonistas de ese nuevo turismo de patera. Al pueblo autóctono ya nos va dando igual por quien deseamos ser asfixiados si por comunistas o derechistas, ya que todos van como van. Que hay que ver, la energía y el ímpetu de Casado para machacar a Vox durante la última inútil moción de censura al gobierno más inepto de la historia, y la pacatería, el silencio y la poca energía que mostró durante todo el tiempo que lleva siendo oposición, pues nadie le ha escuchado ni un ay en unos tiempos en que la oposición debería estar dando caña diariamente sin cansancio y sin mesura.
Que digo yo, que no es cosa de que se ponga en calzoncillos y remede a Gandhi, arrastrando multitudes desde La Coruña hasta Almería y desde Girona a Cádiz ¡no! – Aunque podría intentarlo. Sobre todo, si en lugar de un flacucho en gayumbos, colocaran a la cabeza de la marcha a una vedette en bikini (Ahora me juego las pedradas de todo el ministerio de Igual-da y de las feorras feministas) y eso que las ultimas, no pueden decir nada porque ellas no salen en bikini sino en domingas pintarrajeadas para que no les borren las fotos en el Face ese.
Pero podría el ínclito Casado, nuevo mejor amigo adorado por el presidente de la nación y su pandi, aprovechar para conseguir votantes en lugar de romper las derechas que, mas bonitos o más feos unos y otros, deberían mantener ahora prietas las filas para sacar algún provecho, que ya habrá tiempo de denigrarse unos a otros y romper cuando hubieran recuperado un lugar que se advierte cada vez más lejano en el neblinoso horizonte de la Política española.
Además, España, al menos la media España avinagrada, rencorosa, aferrada al odio de hace ochenta años, necesita al PP para poder utilizarlo de puching ball ahora que ya no cuela que la culpa de los hachazos fiscales, la ingente cantidad de chupópteros en cargos políticos, la gran tomadura de pelo bolivariana y la plaga de “langosta” con dientes y móviles de última generación que llega a nuestras playas la tiene el Coronavirus. ¡Hombre ya!
Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario