Juegan el juego del buen traidor: Reverenciar de frente y apuñalar de espaldas. Por Vicky Bautista Vidal

Momentos antes del incidente. Ilustración de Linda Galmor
Momentos antes del incidente. Ilustración de Linda Galmor

“Lo más peligroso es que unos cuantos de los ahora poderosos políticos juegan el juego del buen traidor: Reverenciar de frente y apuñalar de espaldas”

Se espera que un cirujano conozca su oficio. Se da por hecho que un arquitecto diseñe edificios con conocimiento. No se cuestiona a un conductor de autobús, porque éste, cuenta con un diploma que certifica que posee la cualificación adecuada para manejar un transporte del que dependen vidas humanas. Tampoco duda nadie de que el piloto que conduce el avión que cruza ahora nuestro cielo, conozca a la perfección el aparato del que es responsable…
¿Por qué, entonces, no hay seguridad ni confianza en aquellos que guían “estepaís”?… Pues está claro, porque no tienen ningún diploma, ni título ni certificado que confirme sus capacidades. Y lo más peligroso es que unos cuantos de los ahora poderosos juegan el juego del buen traidor: Reverenciar de frente y apuñalar de espaldas

Los voceros del desierto están cansados, ¿estamos?… ¡Pues sí!, que, quien se decide a cuestionar algo en alguna parte sobre la incomodidad de todos, es un vocero. Unos en plazas y otros en áridos desiertos, los voceros gritan al aire las cuestiones peliagudas de las épocas.
Pero en la actualidad, en España, ya comienzan a escucharse toses, voces cascadas. El griterío de profetas y pregoneros se ensordece por el desgaste.

Aquello de romperse las vestiduras y mesarse los cabellos ya no se lleva. Las extensiones son caras y los trajes de Armani mucho más. Ahora la desesperación se palia con una copa o un cigarrillo, quizá con alguna substancia de las que están pagando la caída del primer mundo…
Un trozo de chapapote humano que cayó en nuestro mar se ha permitido, por sus santos huevecillos, pasearse delante de la institución real en ofensivo silencio sin el más mínimo decoro. Que el saludo y el respeto no es una cosa que importe mucho en esa canalla que está vendiendo nuestro “este país”, posiblemente ya lo haya vendido, a los gobiernos narcotraficantes que todo el mundo conoce.

“Estultas de manual, se permiten el lujo de ofender a todo el país desde un feminismo caduco, ignorante y sin mérito, favorecidas por instituciones subvencionadas”

Estultas de manual, se permiten el lujo de ofender a todo el país desde un feminismo caduco, ignorante y sin mérito, favorecidas por instituciones subvencionadas por todos. Si el numero uno ha sustraído… ─digo sustraído por que un día que me soplaron el monedero y lo denuncié, un policía muy democrático me sacó los colores por decir que me habían robado. Y me indicó taxativamente que la palabra adecuada para el caso es “sustraer” ─. Así que ya se sabe que todo el que toma lo que no es suyo “sustrae”.

Si el numero uno sustrae, qué no harán los demás: Alibabá se alió con los cuarenta ladrones… y ladronas, por supuesto; que no se nos olvide eso del lenguaje inclusivo.
Algunos comentaristas dan por hecho que ni el fraudulento presidente ni su mundillo llegarán porque se hundirán solos etc.etc. Tengo una opinión aún más siniestra respecto a eso:

Si toda la manada de mandamases, lameculos y cobardes, consiguen apoderarse del todo del país como ha pasado en Venezuela y todos los países donde el Comunismo ha tomado el poder, nadie logrará derrocarlos porque se habrán hecho demasiado fuertes: Son los ébola, coronavirus de la política; capaces de llevar a toda una nación a la miseria y a la muerte.
Lo peor es lo fácil que les ha resultado y las ayudas que han recibido por parte de un pueblo que no se respeta a si mismo cuando vota, y por supuesto, al dinero del lobby narco-comunista hispano americano.

“En realidad lo que se escucha es el silencio y los aplausos de los vendidos, que no saben que empezarán por ellos, que la prensa, nunca ha sido bien vista por los dictadores de izquierdas”

Todos esperamos que “alguien” haga algo. Damos por hecho que se hará algo…. Pero en realidad lo que se escucha es el silencio y los aplausos de los vendidos, que no saben que empezarán por ellos, que la prensa, nunca ha sido bien vista por los dictadores de izquierdas.
Señores, tienen un plan que están llevando a rajatabla. Observen cuidadosamente el método que han seguido en cada país infestado y “pongan sus barbas a remojar”.

¿La única esperanza?… ¡Que son idiotas! ¿Que esta esperanza es fundada?… Maduro es un memo y sigue vestido de chándal masacrando a su gente con toda tranquilidad y pagando para absorber también a sus vecinos; y, sobre todo, a “La Madre Patria”: España, que eso sí que sería el culmen de su nefasta carrera.

“El esqueje de la sillita de ruedas, Echenique, se ha permitido ofender al Rey y a los españoles directamente negando el saludo respetuoso a la Corona”

Se han comentado los aplausos a Felipe VI por parte de Iglesias y camarilla. Prepárense, él es el próximo objetivo. Juegan el juego del buen traidor: Reverenciar de frente y apuñalar de espaldas. Solo el esqueje de la sillita de ruedas, Echenique, se ha permitido ofender al Rey y a los españoles directamente negando el saludo respetuoso a la Corona; pero no por que vaya de frente en su odio; tan solo se trata de pura soberbia, que es de lo que está relleno el cuerpo del personajillo venenoso: El más peligroso de todos. 

Los voceros van quedando afónicos y el “ñic ñic” de una sillita de ruedas se acerca peligrosamente.

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales.
Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida.
Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común.
Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden.
La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: