Los comunistas ya cuentan con todos los medios del fascismo para quedarse en el gobierno durante muchos años. Por José Ignacio Sánchez Rubio

Los comunistas ya cuentan con todos los medios del fascismo para quedarse en el gobierno durante muchos años, incluidos los telediarios … que ya no son lo que eran. Ilustración de Nachete

«Los dirigentes de los medios del fascismo, de izquierda o derecha, han de valerse de herramientas y armas para alcanzar los objetivos que previamente han planificado»

El fascismo ha tenido, y tiene, dos vertientes pero los mismos objetivos y las mismas herramientas para conseguirlo. Las vertientes se refieren a la colocación geográfica: izquierda o derecha. Los objetivos de ambas, también idénticos: el gobierno totalitario y el enriquecimiento sin límite de sus dirigentes. Y al igual que los ladrones se valen de herramientas de trabajo y de armas para conseguir su botín, los dirigentes de los medios del fascismo, de izquierda o derecha, han de valerse de herramientas y armas para alcanzar los objetivos que previamente han planificado.

El medio de que, comúnmente, se valen los fascistas es el discurso populista. El populismo es simple: Consiste únicamente en ofrecerle a cada persona, gratuitamente, todo lo que quiere. Con este astuto y falaz mecanismo, el fascismo consigue agrupar alrededor de sus líderes a una numerosa tropa de seguidores, mas ilusionados con su estipendio que con el resultado del proyecto. Y como la comunicación eficiente es costosa, antes de iniciar la difusión de su discurso, deben procurarse por cualquier medio la cobertura económica, a cambio, por supuesto, de futuras compensaciones para el mecenas.

Cuando el fascismo ya cuenta con su ejército de seguidores, los moviliza estratégicamente ocupando las calles con manifestaciones, frecuentemente violentas contra los que no comparten sus objetivos. Luego viene la ocupación de las Instituciones del Estado, valiéndose para ello de cualquier artimaña. Si el discurso populista es convincente, consigue persuadir a miles de ingenuos votantes, que dan su voto a ese fascismo, de izquierda o de derecha.

«Cuando el fascismo ha conseguido alcanzar el poder político, lo primero que hace es legalizar su situación, dictando leyes a su conveniencia»

Cuando el fascismo ha conseguido alcanzar el poder político, lo primero que hace es legalizar su situación, dictando leyes a su conveniencia. En la penúltima fase de la trama fascista, fuerza la obediencia de los elementos claves de la justicia, el ejército y los medios de comunicación, a los que atrae con dádivas o amenazas. Y así, al final de este complejo entramado, consigue tener la fuerza legal y material necesaria para dominar la voluntad de todas las personas.

La actual trama fascista de izquierdas, la gestó el extinto Fidel Castro hace 30 años, con la fundación del Foro de San Pablo; la de derechas el también extinto Adolfo Hitler en 1933, con la llegada al poder del nacionalsocialismo.

«En España, no solo ha comenzado la conquista, sino que camina hacia la instauración permanente»

En cuanto al primero, el Foro de San Pablo que no tiene sede conocida, pero que desde su fundación se reúne una vez al año, tiene el objetivo confeso de instalar gobiernos comunistas en todos los países del mundo que no lo tengan, y fortalecer por todos los medios las alianzas entre ellos. En España, no solo ha comenzado la conquista, sino que camina hacia la instauración permanente.

Pero, ¿Qué, y cuando, se puede hacer para evitarlo? La respuesta puede encontrarse en los miles de mensajes y artículos de opinión que, a diario, se vierten en medios de comunicación y redes sociales. Pero lo único que esta queja consigue es avalar la virtualidad de la famosa sentencia, que bien podría ponerse en boca de los dirigentes comunistas: “Ladran, luego cabalgamos…”.

Desde esta página reconocemos la dificultad de poner en práctica la respuesta al incesante avance comunista que utiliza todos los medios del fascismo, igual que convenimos en que una respuesta tardía no resuelve nada. Por ello, volvemos a recordar aquellos versos atribuidos a Martin Niemöller, y que se refieren al nazismo, pero que son perfectamente aplicables al comunismo:

Cuando los nazis vinieron a por los comunistas,

guardé silencio,

porque yo no era comunista.

Cuando encarcelaron a los socialistas,

seguí en silencio, porque yo no era socialista.

Cuando fueron a por los homosexuales,

no protesté,

porque yo no soy homosexual.

Luego, cuando se llevaron a los judíos,

tampoco hice nada,

porque yo no soy judío.

Al final vinieron a por mí,

y nada pude hacer,

porque ya era tarde y no quedaba nadie que me ayudara.

Y desde aquí, ahora que están viniendo a por los españoles, ¿Vas a contestar que no hiciste nada, porque no eres español?

J. Ignacio S. Rubio

J. Ignacio S. Rubio

Con más de cuarenta años en el ejercicio libre de mis dos profesiones, la de abogado y la de economista y no haber nunca realizado actividad política como funcionario o cargo público, decidí por amor a España y mis ideales liberales en el 2014 fundar el partido político DERECHA LIBERAL ESPAÑOLA del que soy Presidente. Siempre me gustaron los grandes saltos y tengo el honor de haber sido récord de España de salto de longitud (el 18/05/1962 con 7,36 m.), y, sobre todo, debo reconocer que soy el mejor jugador de mus del mundo (y uno de los mejores de España)

Deja un comentario