Impuestos, contagio, y la necesaria higiene personal y colectiva. Por José Crespo

Chicles en las calles
Chicles en las calles

«Está claro que ante cualquier situación de contagio, la higiene personal y colectiva es la mejor herramienta de prevención frente a cualquier plaga»

Está claro que ante cualquier situación de contagio, la higiene personal y colectiva es la mejor herramienta de prevención frente al contagio de cualquier plaga. Recuerdo que Singapur con una Sanidad privada ha conseguido cero contagios, pero no quiero referirme a eso sino a la esmerada limpieza y responsabilidad de sus ciudadanos. A cualquier observador le sorprenderá que por la calle no se ve ni un solo círculo negro correspondiente a un chicle.
Ahora vayamos por las calles de España: puertas de los cines e incluso de los colegios. La visión será diferente a la de Corea del Sur o Singapur.


Allí tirar un chicle al suelo nos puede costar la broma de 800 justos dólares. Podemos buscar colillas restos de envases de comida rápida en parques, incluso en bancos junto a papeleras. En definitiva es cuestión de civismo e higiene además de responsabilidad, fundamental para una sociedad comunitaria en una ciudad de todos.

Higiene, limpieza y contagio
Higiene, limpieza y contagio

«Podemos seguir hablando sobre lo de escupir en la calle, colillas por el suelo, los excrementos de los perros por las aceras, cuartos de baño sucios sin papel ni jabón»

Podemos seguir hablando sobre lo de escupir en la calle, colillas por el suelo, los excrementos de los perros por las aceras, cuartos de baño sucios sin papel ni jabón o incluso con ellos pero con huellas como si una manada de gorrinos hubiera pasado por allí. Volvemos a lo mismo, civismo, códigos de conducta y régimen sancionador.

Una vez en el bus por el Paseo de la Castellana le recriminé a una joven que iba comiendo albaricoques pues iba tirando los huesos por la ventanilla de arriba a lo que me contestó: «la calle es de todos y en mi parte hago lo que me sale del coño».

Como digo, sin educación e higiene la sociedad está perdida y expuesta al contagio, y mucho más aún si no hay autoridad y régimen sancionador que lo impida.

Creo que es una buena oportunidad para que cada uno en su ámbito y las autoridades en el suyo adopten cuantas medidas sean necesarias para que nuestras calles despidan limpieza e higiene.

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario