Aquello sí era luchar por la libertad de expresión. Por Anna Castells

La Torna. Aquello si era luchar por la libertad de expresión
La Torna. Aquello sí era luchar por la libertad de expresión

«Lo que se reivindicaba era de verdad la libertad de expresión, no fuimos una jauría de delincuentes destrozando la ciudad y atacando los bienes y las vidas de los ciudadanos»

En el año 77 sino recuerdo mal, la compañía Els Joglars representaba “La Torna”, (palabra de difícil traducción, significa el trozo que se añade a algún producto, por ejemplo el pan, para completar el peso) que fue considerada un ataque al estamento militar. ¡Al director, Albert Boadella intentaron hacerle un consejo de guerra!
Después de una cinematográfica huida del hospital donde había sido ingresado “de urgencia”… pasó varios años exiliado, exiliado de verdad no viviendo a cuerpo de rey a costa de nuestros impuestos.
El mundo del espectáculo, y de la cultura en general nos movilizamos, en Barcelona nos encerramos en un teatro, iniciamos contactos con todos los estamentos del mundo del espectáculo en toda España; cine, teatro, música, danza circo, televisión, no solo los artistas también los técnicos, productores etc… hicimos colectas !entre nosotros! para subvencionar a los que estaban perdiendo sus sueldos y al final conseguimos organizar un paro general del mundo del espectáculo en toda España.
Lo hicimos por la libertad de expresión; conseguimos repercusión internacional y el apoyo de todas las fuerzas democráticas porque entonces en España NO había democracia.
No se rompió un solo cristal, no se rompió ningún mobiliario urbano, ni resultó herido ningún policía, y los había delante del teatro donde estábamos en asamblea permanente.
Algunos se/nos jugamos trabajo (porque nosotros nos ganábamos la vida con nuestro trabajo) y conseguimos generar un movimiento a favor de la libertad de expresión que acabó incorporado como uno de los derechos constitucionales.
No quiero decir que fuese gracias a ese movimiento, por supuesto, pero sí que la libertad de expresión tuvo protagonismo en las reivindicaciones democráticas. Y fue así porque lo que se reivindicaba era de verdad la libertad, no fuimos una jauría de delincuentes destrozando la ciudad y atacando los bienes y las vidas de los ciudadanos, fuimos ciudadanos reclamando, legítimamente y de verdad nuestros derechos. Por medios democráticos.
Anna Castells

Anna Castells

Soy Licenciada en Derecho y periodista de profesión. He sido Jefe de Prensa del Ministerio de Cultura y del Tribunal Constitucional. Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la compañía RENFE. Editora y Presentadora de diversos informativos de TVE y corresponsal de RNE en Francia. Profesora en diversos Masters de Liderazgo y Comunicación.

Deja un comentario